Anotaciones del día: La voluntad de Dios es que seamos santos, y Dios no pide imposibles. Basta que tengamos buena voluntad, y el Señor pondrá el resto.