Consejo de hoy: Debemos ser fermento en la masa. Con nuestro catolicismo bien vivido debemos dar vida a este mundo que muere. Con nuestro calor humano y alegría tenemos la misión de calentar este mundo con el fuego de la caridad cristiana.