Consejo de hoy: No nos dejemos atrapar por las cosas de este mundo, sino tengamos siempre el pensamiento en las cosas celestiales, en el Cielo que nos espera. Porque las cosas de este mundo, todas las cosas de este mundo son pasajeras, pero el Cielo y su felicidad, permanecen para siempre y ese es nuestro destino, si somos fieles a Dios.