Consejo de hoy: Pidamos siempre en la oración la perseverancia final, es decir, que en el momento de nuestra muerte nos encontremos en gracia de Dios y nos salvemos.