(Sección especialmente dedicada a los Apóstoles de la Divina Misericordia)

Actualizado el miércoles 29/AGO/18

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,
"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario

Premia por la paciencia.   

86    + Cuando vi. cuanto mi confesor [66] debía sufrir a causa de la obra que Dios    realizaba a través de el, me espanté durante un momento y dije al Señor Jesús, después de todo esta obra es Tuya, pues ¿por qué (36) Te portas con él de tal modo que parece que se la dificultas, mientras exiges que la lleve adelante? 

Escribe que día y noche Mi mirada descansa sobre él y permito estas contrariedades para multiplicar sus meritos.  Yo no recompenso por el resultado positivo sino por la paciencia y el trabajo emprendido por Mí. 

Comentario: 

¡Qué consuelo esto que dice Jesús! Él no premia por los resultados sino por la paciencia y el trabajo hecho por Él. Por eso nosotros debemos ser muy diligentes en hacer todo por amor a Dios y emprender grandes y pequeñas obras, y no desalentarnos en caso de que no tengamos buenos resultados, sino quedarnos tranquilos de que Dios ve nuestro esfuerzo y lo premiará independientemente de si dicha obra tuvo su resultado exitoso o no. Por eso: ¡Manos a la obra! ¡Ánimo! que el premio que nos espera no depende de los resultados sino del amor con que obremos y de la perseverancia que pongamos en hacerlo. ¿Habrá contrariedades? Por supuesto que sí. Toda obra de Dios las tiene. Pero como dice Jesús a Sor Faustina, eso nos servirá para purificarnos, despegarnos de las cosas de la tierra y de los apoyos humanos, y nos estrechará más al Corazón de Jesús, y además, ganaremos méritos para el Cielo, donde nos espera la felicidad sin límite y sin fin.

Jesús, en Vos confío.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Apóstoles de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ