Actualizado el sábado 11/MAR/17

Enseñanzas del Evangelio

Apostolado.

 

Vengan conmigo, y los haré pescadores de hombres. (Mt 4, 19) 

Enseñanza: 

El Señor invita a todos los católicos a ser sus apóstoles, porque la cosecha es abundante pero los trabajadores son pocos, y Jesús necesita de hombres que estén dispuestos a dejarse enviar para atraer a los hombres a la salvación.

Cada hombre, en su lugar de trabajo, estudio, donde vive, donde convive, debe ser un apóstol. Y no hace falta que esté todo el tiempo dando sermones o predicando a Cristo, sino que lo principal es tener una vida santa, una buena vida cristiana, vivida con coherencia según el Evangelio.

Hay un dicho que dice lo siguiente: “Lo que haces grita tan fuerte que no me deja oír lo que dices”. Y esto es una gran verdad que debemos tener en cuenta a la hora de evangelizar, porque nadie puede dar lo que no tiene, y ¿cómo podemos dar a Cristo a las almas si primero no lo tenemos en nuestro corazón viviendo en gracia de Dios y cumpliendo los mandamientos? Porque hablar de Dios a veces es fácil. Lo difícil es vivir como Dios manda y ser ejemplo para los demás. Recordemos que somos luces que debemos iluminar y no lámparas que echan humo y ensucian más bien antes que iluminar.

Si desea recibir estas Enseñanzas del Evangelio periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ