Actualizado el jueves 12/ENE/17

Evangelio explicado

Mt 2, 19-23.  

Regreso de la Sagrada Familia. 

Muerto Herodes, un ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: “Levántate, toma contigo al niño y a su madre y vuelve a la tierra de Israel, porque han muerto los que buscaban la vida del niño”. Él se levantó, tomó consigo al niño y a su madre y entró en tierra de Israel. Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, temió ir allí; y, advertido en sueños, fuése a la región de Galilea. Y llegado allí se estableció en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliese la palabra de los profetas: “Él será llamado Nazareno.” 

Comentario: 

¡Qué misión tan importante la de José: Guiar y custodiar a Jesús y a María! ¡Misión más importante no se podía conceder a un hombre! ¡Qué gran devoción debemos tener a San José, que fue un varón justo, como el mismo Espíritu Santo lo llama en la Escritura! San José sigue cuidando a Jesús y a María en las almas, por eso cuida también a la Iglesia, en cuyos miembros están vivos Jesús y María, y también es el protector de todas las almas, en que habita Cristo y María por la gracia. Él tuvo una santa muerte, entre Jesús y María, sus dos amores. Y nosotros debemos invocarlo para alcanzar una santa muerte. Es importante ver que el Ángel se comunica con José en sueños, y José se levanta inmediatamente y cumple la orden de Dios. También nosotros debemos ser muy diligentes cuando sabemos cuál es la voluntad de Dios, y cumplirla sin pereza.

Si desea recibir el Evangelio explicado periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ