PortadaActualizado el lunes 17/NOV/14

Evangelio explicado

Mt 1, 18-25.  

Nacimiento de Jesús. 

La generación de Jesucristo fue como sigue: Desposada su madre María con José, se halló antes de vivir juntos ellos, que había concebido del Espíritu Santo. José, su esposo, como era justo y no quería delatarla, se proponía despedirla en secreto. Mas mientras andaba con este pensamiento, he aquí que un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María tu esposa, porque su concepción es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús (Salvador), porque Él salvará a su pueblo de sus pecados.

Todo esto sucedió para que se cumpliese la palabra que había dicho el Señor por el profeta: Ved ahí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán el nombre de Emmanuel, que se traduce: “Dios con nosotros”. Cuando despertó del sueño, hizo José como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su esposa. Y sin que la conociera, dio ella a luz un hijo y le puso por nombre Jesús. 

Comentario: 

No habiendo manifestado María a su esposo la aparición del Ángel ni la maravillosa concepción por obra del Espíritu Santo, San José se vio en una situación sin salida, tremenda prueba para su fe. Jurídicamente S. José habría tenido dos soluciones: 1º acusar a María ante los tribunales, los cuales, según la Ley de Moisés, la habrían condenado a muerte; 2º darle un “libelo de repudio”, es decir, de divorcio, permitido por la Ley para tal caso. Pero, no dudando ni por un instante de la santidad de María, el santo patriarca se decidió a dejarla secretamente para no infamarla, hasta que intervino el cielo aclarándole el misterio. “¡Y qué admirable silencio el de María! Prefiere sufrir la sospecha y la infamia antes que descubrir el misterio de la gracia realizado en ella, Y si el cielo así probó a dos corazones inocentes y santos como el de José y María, ¿por qué nos quejamos de las pruebas que nos envía la Providencia?”.

La palabra del profeta es muy importante que la entendamos bien, pues dice así: “Ved ahí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán el nombre de Emmanuel.” ¿Qué significa realmente esto? Quiere decir lo siguiente: Una virgen, siendo virgen concebirá un hijo, y sin dejar de ser virgen lo dará a luz y permanecerá siempre siendo virgen. Eso es lo que significa ese texto, que es un signo que Dios daba y que se cumpliría a su debido tiempo. Y esto se ha cumplido en María, la siempre Virgen, la Virgen de Dios, la Siempre Virgen María.

Si desea recibir el Evangelio explicado periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

 

 

Bookmark and Share