PortadaActualizado el jueves 11/DIC/14

Evangelio explicado

Mt 12, 11-12.  

Una sola oveja. 

Él les dijo: “¿Quién de ustedes que tenga una sola oveja, si ésta cae en un hoyo en sábado, no la agarra y la saca? Pues, ¡cuánto más vale un hombre que una oveja! Por tanto, es lícito hacer bien en sábado.” 

Comentario: 

El Señor estaba hablando en una sinagoga y quizás el ejemplo que pone es fiel a la realidad de ese momento, porque tal vez entre todos los fieles que allí había, la única oveja del Señor era esté hombre al que quiere curar.

Al Señor le ponen trampas los fariseos, porque es propio del demonio tratar de hacer caer a los elegidos.

Cuando tengamos que hacer el bien, no miremos tanto las situaciones, sino el bien que podemos hacer delante de Dios, porque es ante Dios que deberemos dar cuentas estrictas de todo lo que hacemos. Y si Dios aprueba una acción buena nuestra, entonces no nos preocupemos por lo que puedan decir o hacernos los hombres, puesto que si Dios está contento con nuestra acción, entonces ¿qué importa todo lo demás? ¡Basta que Dios esté contento al precio que sea!

Los cristianos estamos un poco amilanados y miedosos ante el Mal que avanza por doquier. Es tiempo de comenzar a actuar sin respetos humanos, buscando sólo la gloria de Dios y el bien de las almas. Aprendamos de la Verónica, que tuvo valor para enjugar el rostro de Cristo en pleno camino hacia el Calvario.

Si desea recibir el Evangelio explicado periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

 

 

Bookmark and Share