(Sección especialmente dedicada a los Caballeros de la Purísima)

Actualizado el sábado 31/DIC/16

Mensaje a los Caballeros de la Purísima

Consolar a María.

Como Caballeros de la Purísima, tenemos el deber de consolar el Corazón de nuestra Reina, porque el pecado del mundo lastima ese Inmaculado Corazón y para consolarlo estamos nosotros, que somos sus vasallos y queremos darle todo el amor del mundo. Y para consolar a María lo primero que tenemos que hacer es no pecar nosotros, porque si pecamos, somos nosotros mismos quienes damos dolor a su Corazón. Entonces debemos tener el lema de los Santos: “Morir, antes que pecar”. Luego que estemos logrando eso, y al mismo tiempo debemos trabajar por pasar al ataque, es decir, hacer obras de misericordia y caridad para con los hermanos, pues María quiere que todos sus hijos vuelvan a Dios y a Ella, y nosotros tenemos esa misión de llevar almas a Dios, de forma varonil y caballeresca, luchando contra los tres enemigos del alma, que son: mundo, demonio y carne. Cada día al levantarnos, hagamos una genuflexión ante nuestra Reina la Virgen a modo de entrega y respeto a la Reina de los corazones, que es nuestra Reina y Señora.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser Caballero de la Purísima y recibir estos mensajes por email, suscríbase haciendo CLIC AQUÍ