Actualizado el martes 14/FEB/17

Mensaje de confianza

Confiar en Dios. 

Y en la noche de la Cena, conociendo los frutos infinitos de su Sacrificio, Él profería, al partir hacia la muerte, ese grito de triunfo: “¡Confiad! ¡Confiad! ¡Yo he vencido al mundo!”

 (De "El Libro de la Confianza", P. Raymond de Thomas de Saint Laurent) 

Comentario: 

Este mundo que yace bajo el poder del Maligno, nos asusta y nos amenaza con destruirnos porque somos cristianos. Pero Cristo ha vencido al mundo, y con Él venceremos también nosotros si tenemos confianza en el Señor.

Todo se resume en la confianza, porque quien confía en Dios, cree, espera y ama.

La confianza es insistentemente pedida por Jesús en el Evangelio, y en la devoción a la Divina Misericordia, Jesús nos obliga amorosamente a confiar, y nos dice que su Corazón sufre muchísimo por la desconfianza de las almas, especialmente de las almas elegidas por Él.

Confiemos en la Bondad de Dios, porque de Dios no puede venirnos ningún mal, en cambio todos los bienes nos vienen de Él, que es la Fuente de todo Bien.

¿No creemos que Dios es Todopoderoso? Y si lo creemos ¿por qué no actuamos de acuerdo a eso que creemos? Porque si Dios es omnipotente, entonces no puede sucedernos nada, absolutamente NADA que sea malo para nosotros, si confiamos en Dios y nos abandonamos a sus cuidados.

En lo que respecta a nosotros, debemos rezar mucho para pasar bien las pruebas de la vida, y que al final alcancemos la salvación.

Si desea recibir este Mensaje de confianza periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

Ver sobre la devoción a la Divina Misericordia

Ver sobre Nuestra Señora de la Confianza