Actualizado el sábado 21/ABR/18

Mensaje de confianza

Todo es posible. 

“Si puedes creer, todo es posible al que cree”, decía al padre del niño poseso. Y en el convento de Paray-le-Monial, empleando casi los mismos términos, repetía a santa Margarita María: “Si puedes creer, verás el poder de mi Corazón en la magnificencia de mi amor...”

 (De "El Libro de la Confianza", P. Raymond de Thomas de Saint Laurent) 

Comentario: 

Esta frase de Jesús al padre del niño poseso se relaciona muy bien con aquella que el Arcángel Gabriel le dice a la Virgen en el momento de la Anunciación: “No hay nada imposible para Dios”.

Porque cuando creemos firmemente en Dios, estamos alabándolo y reconociéndolo como Dios, es decir, como Quien todo lo puede, y por eso puede darnos ese favor que le pedimos.

También Jesús, en la devoción a la Divina Misericordia, dice que las gracias se toman con un solo recipiente: la confianza, es decir, la fe. Por eso si queremos recibir alguna gracia debemos confiar mucho, ilimitadamente, contra toda evidencia, porque Dios todo lo puede, y solo quiere nuestra fe y confianza para actuar.

Quien más confía, más recibe.

Para poder confiar pensemos que Dios es Todopoderoso y que no hay nada que pueda escapar a su Voluntad adorable, y que Él hace lo que quiere y nadie puede resistirle. Con esta convicción profunda, vayamos al Trono del Altísimo a pedirle lo que necesitemos y confiemos que Él nos lo dará, si lo que pedimos es justo y bueno para nosotros en el tiempo y, sobre todo, para la eternidad.

Si desea recibir este Mensaje de confianza periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

Ver sobre la devoción a la Divina Misericordia

Ver sobre Nuestra Señora de la Confianza