Portada(Sección especialmente dedicada a los Apóstoles de la Divina Misericordia)

Actualizado el viernes 14/NOV/14

Mensaje de Misericordia

Imagen de la Misericordia.

 

1 Oh Amor Eterno, mandas pintar Tu Santa Imagen

Y nos revelas la fuente inconcebible de la misericordia,

Bendices a quien se acerca a Tus rayos,

Y el alma negra se convierte en nieve.

 

Oh dulce Jesús, aquí has establecido el trono de Tu misericordia

Para dar alegría y ayudar al pecador,

De Tu Corazón abierto, como de un manantial puro,

Fluye el consuelo para el alma y el corazón contrito.

 

Que el honor y la gloria para esta imagen

no dejen de fluir de las almas de los hombres,

Que cada corazón glorifique la Divina Misericordia

Ahora y por los siglos de los siglos y en cada hora. 

(del Diario de Santa Faustina Kowalska) 

Comentario: 

El Señor ha mandado pintar la Imagen de su Misericordia, y promete grandes gracias a quien se acerque a venerarla. Vayamos confiados a ese trono de gracia que Jesús nos ha puesto a nuestra disposición y cobijémonos bajo sus luminosos rayos, que seremos purificados de todos nuestros pecados. Cuanta más confianza pongamos en esta Imagen, tantas más gracias recibiremos, pues el Señor ha prometido que dará mucho a quien le pida con confianza, y cuanto más confíe el alma, tanto más recibirá. Miremos esta Imagen cada vez que estemos necesitados de ayuda y consuelo, y tengámosla en un lugar visible de nuestro hogar, para acudir a ella en toda ocasión y obtener innumerables favores celestiales.

Jesús, en Vos confío.


Difunda este Mensaje de Misericordia, ya que Jesús ha prometido que:

“A las almas que propaguen la devoción a mi Misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa protege a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino Salvador misericordioso”.

“Las almas que adoren mi Misericordia y propaguen la devoción a ella invitando a otras almas a confiar en mi Misericordia, no experimentarán terror en la hora de la muerte. Mi Misericordia les dará amparo en este último combate”.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Apóstoles de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ

 

(Puede bajar el Diario completo en la sección Descarga de Archivos)

 

Bookmark and Share