(Sección especialmente dedicada a los Apóstoles de la Divina Misericordia)

Actualizado el martes 9/AGO/16

Mensaje de Misericordia

El amor de Jesús no desilusiona a nadie 

Quien pone su confianza en el amor de Jesús no quedará confundido ni desilusionado, pues el amor de Jesús no desilusiona a nadie. Vayamos confiados a los pies de la Imagen de Jesús Misericordioso y digámosle que lo amamos, porque Él nos ama con un amor infinito y ha dado su vida por nosotros. Dios es Amor, dice el apóstol San Juan, y es la pura verdad, pues el mayor atributo de Dios es la Misericordia. Dios es Bueno, es el Amor, es la Bondad infinita y todo lo que quiere o permite para nosotros siempre es por amor a nosotros, aunque a veces no lo entendamos así. Por eso es muy necesaria la confianza en Dios, sabiendo que Él siempre quiere lo mejor para nosotros y, a pesar de las apariencias en contrario, sepamos que Dios todo lo que permite en nuestras vidas es para nuestro bien. Confiemos entonces en Él, confiemos en Jesús y digámoselo frecuentemente: Jesús, en Vos confío.

Jesús, en Vos confío.


Difunda este Mensaje de Misericordia, ya que Jesús ha prometido que:

“A las almas que propaguen la devoción a mi Misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa protege a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino Salvador misericordioso”.

“Las almas que adoren mi Misericordia y propaguen la devoción a ella invitando a otras almas a confiar en mi Misericordia, no experimentarán terror en la hora de la muerte. Mi Misericordia les dará amparo en este último combate”.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Apóstoles de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ

 

(Puede bajar el Diario completo en la sección Descarga de Archivos)