Actualizado el jueves 6/SEP/18

(Sección especialmente dedicada para el Grupo JÓVENES HÉROES)

Mensaje a los Jóvenes héroes

Abnegación. 

En la vida no podemos tener todo lo que se nos antoja, por eso hay que educar nuestra voluntad desde pequeños, o al menos desde la adolescencia, a negarnos a nosotros mismos, porque esta educación de la voluntad es indispensable para poder salir victoriosos en la lucha contra el mal.

Porque el pecado no está en tener malos pensamientos o en sentir malos deseos, sino en consentir con la voluntad. Por eso la que peca es la voluntad, y si tenemos una voluntad débil, entonces seremos fáciles presas del pecado, y por lo tanto, de Satanás, que es el autor de todo pecado y el que nos esclaviza cuando lo cometemos.

La televisión, por ejemplo, es un medio mortífero para la voluntad del joven, ya que al mirar televisión uno queda pasivo ante el televisor, absorbiendo lo que le presentan, y sin poder defenderse. Por eso un acto de verdadero heroísmo para un joven sería el dejar de mirar televisión. ¿Que es difícil? Por supuesto que es difícil, pero nadie nos ha dicho que el camino que lleva al Cielo sea fácil, sino todo lo contrario. Nos ha dicho el mismo Cristo que ese camino es áspero, estrecho y pocos son los que van por él.

Debemos ir contra la corriente de este mundo sin Dios y anti-Dios, si queremos salvarnos en el tiempo y en la eternidad.

Hoy el heroísmo no está en ser caballero andante y rescatar princesas de los tiranos, sino que está en resistir valientemente esta correntada de inmoralidad y maldad que hay en el mundo, que hoy más que nunca está en poder del Maligno.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase al Grupo Jóvenes héroes haciendo CLIC AQUÍ