Portada(Sección especialmente dedicada al Grupo "Apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús")

Devoción al Sagrado Corazón de Jesús

Actualizado el lunes 23/FEB/15

Obedecer siempre salva.

19 DE AGOSTO DE 1922

Jesús se presenta ante Sor Josefa y le dice:

“Todo lo que te pido que digas, aunque te parezca duro, es por el bien de las almas.  ¡No sabes cuánto amo a las almas!”

Jesús continúa luego, como expansionando Su Corazón:

“¡Cuánto amo esta casa!  En ella he puesto Mis ojos.  Aquí Mi Corazón encuentra miseria*, apta para hacer de ella instrumentos de Mi Amor.  A este grupo de almas he entregado la parte más pesada de Mi Cruz.  Pero no están solas para llevarla; Yo estoy con ellas; Yo las ayudo.  El amor se prueba con obras; he sufrido porque las amo y ellas sufren también por Mi amor”.

*se debe entender correctamente que Jesús utiliza el término "miseria" para describir la realidad de nuestra alma, que es pobreza y pequeñez, defectos e impurezas, flaquezas e incapacidad de producir frutos sin Su ayuda.

Comentario: 

El Sagrado Corazón de Jesús escoge sus instrumentos como quiere y donde quiere, porque Él no necesita almas perfectas, sino a veces incluso elige almas llenas de miserias y pecados, porque por medio de ellas el Señor puede usar de misericordia y volverlas instrumentos aptos para edificar el Reino de Dios en las almas.

Por eso nadie debe sentirse excluido de la elección de Dios, porque ninguno, por pequeño, miserable y pecador que sea, ha sido dejado de lado por el Señor, y es un alma que puede ser elegida por Él, para llevar la Buena Noticia a los hermanos.

Dios se sirve de instrumentos deficientes, porque quiere dejar bien en claro que la obra apostólica no es del instrumento, sino de la gracia de Dios en él, para que ningún instrumento se vanaglorie ni crea que la obra es suya.

Y por su parte, el instrumento de Dios, debe hacer y decir lo que Dios le manda, aunque parezcan duras sus palabras y uno no se anime a decirlas tan crudamente, porque Dios ama infinitamente a los hombres y, para corregirlos, suele emplear términos fuertes que el instrumento debe decir sin miedo, si quiere ser una herramienta útil en las manos de Dios.

Lo que importa en la vida es obedecer a Dios y a los que Dios ha puesto como autoridades sobre nosotros, porque la obediencia siempre salva, y el hombre obediente cantará victoria, como dice la Sagrada Escritura.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los "Apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús", haciendo clic aquí.

 

Bookmark and Share