PortadaActualizado el sábado 24/OCT/15

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS APOSTÓLICAS)

Mensaje sobre el apostolado

Obrar por amor. 

En el apostolado podemos hacer mucho o poco, pero ante Dios no tendrá tanto valor la cantidad sino más bien el amor que pongamos en llevarlo a cabo. Porque para Dios no hay obras grandes ni pequeñas, sino más bien hay obras hechas con más o menos amor.

Por eso no nos desanimemos si tenemos pocas oportunidades de hacer apostolado, sino que las veces que lo podamos hacer, hagámoslo con mucho amor a Dios y a las almas. Y si tenemos entre manos una gran obra apostólica, tampoco nos ensoberbezcamos, porque quizás no la estamos haciendo con el amor suficiente que quiere el Señor.

Así que recordemos que las cosas más pequeñas, si las hacemos con amor, tienen un gran valor para Dios, y para nuestra gloria, porque Dios ve el corazón y ve el amor con que actuamos.

Recordemos una frase de San Juan Bosco que nos viene muy bien para entender un poco que lo que importa es que hagamos lo que tenemos que hacer, lo que es la voluntad de Dios, sea poco o sea mucho, y hacerlo con amor. Ésta es la frase del santo: “Hace mucho el que hace poco, pero hace lo que debe. No hace nada el que hace mucho, pero no hace lo que debe hacer.”

A lo que habría que agregarle el que hay que hacerlo todo por amor.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas apostólicas haciendo CLIC AQUÍ