PortadaActualizado el martes 19/AGO/14

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS APOSTÓLICAS)

Mensaje sobre el apostolado

El apostolado de dar la razón. 

¡Cuántas discusiones se podrían evitar si practicáramos este apostolado de dar la razón! Porque a veces discutimos sobre cosas insignificantes y queremos tener razón a toda costa. Pero cuando la cosa no es tan importante y no se perjudica a ninguno, ¿por qué no damos la razón? Así habrá paz y daremos alegría a nuestro interlocutor.

Hagamos el propósito, a partir de hoy, de dar la razón más seguido a los demás, de no tener siempre ese espíritu de contradicción que tanto mal hace a los hermanos y a quien lo posee.

Seamos buenos y concedamos la razón a los demás, porque a veces incluso nos ponemos porfiados y tercos con cosas que no tienen importancia y que da lo mismo conceder o no la razón. Entonces, en esos casos, demos la razón al otro, y éste será un excelente apostolado, porque todo lo que contribuya a la paz en la familia y en el mundo, es en cierta forma una manera de evangelizar.

De paso, al dar la razón, hacemos un acto de humildad y de grandeza, y aunque tengamos razón, no vayamos a juicios ni a abogados, sino tratemos de arreglar las cosas entre las partes, de la mejor manera, sin recurrir a intermediarios, que tienen su pingüe  ganancia y a quienes les interesa crear más enemistad y rivalidad entre las partes.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas apostólicas haciendo CLIC AQUÍ

 

Bookmark and Share