Actualizado el viernes 10/MAR/17

Mensaje sobre la oración 

Arma poderosa. 

17-4-84                112 

A vosotros los que estáis extraviados os digo sólo creed en el Señor. Creyendo y orando estaréis a salvo de cualquier tentación, la fe y la oración son armas poderosas que pone Jesús al alcance vuestro, no debéis hacer nada que no sea bien visto a los ojos del Señor.

Gloria al Altísimo. 

(Mensaje de María del Rosario de San Nicolás) 

Comentario: 

La Santísima Virgen nos dice en este mensaje que la oración es un arma poderosa que el Señor pone al alcance de nuestra mano.

Si no rezamos, quedamos desarmados frente a un enemigo formidable, que quiere nuestra ruina temporal y eterna, material y espiritual, que nos odia con furor y que intenta todo para perdernos en el tiempo y en la eternidad. Por eso es necesario que nos defendamos y pasemos al contraataque con la oración, que es arma y también escudo, y no sólo para nosotros mismos, sino también para todos nuestros seres queridos y para quienes rezamos.

El que ora es omnipotente, porque Dios escucha al que reza y concede innumerables gracias. Y si a veces no concede lo que le pedimos, Dios siempre nos da lo necesario y lo que nos conviene.

¡Pobrecito quien no reza!, pues ya lo ha dicho San Alfonso María de Ligorio: “El que reza se salva, y el que no reza se condena”.

Tenemos enemigos. Estamos en medio de una batalla que nos concierne a nosotros mismos, porque lo que está en juego es nuestra propia alma, nuestro destino eterno, y no podremos salir vencedores sin la ayuda de Dios, que Él ha prometido a los que se la pidan por medio de la oración.

Si desea recibir estos textos periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ