Actualizado el domingo 5/FEB/17

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS REPARADORAS)

Mensaje sobre la reparación

Mensajes de María del Rosario de San Nicolás: 

Se repara con el dolor. 

18-1-85                                                                                                         447 

Hijos: No os lamentéis cuando paséis momentos de dolor, ya que sin dolor nada podéis reparar, los debéis aceptar como ofrecimiento al Señor por vuestras culpas.

Os pido: Id a la Iglesia, asistid a la Santa Misa, mi hijo Jesús está con todo su Amor esperando en ella.

Cristo estará en vosotros y vosotros en El. esto se vive en la Misa, para ésto sirve la Misa.

Ya véis qué importancia tiene el pedido de vuestra Madre, que quiere que sintáis el Amor de Cristo Jesús de una manera directa.

Pedid al Señor os haga ver la necesidad que todo cristiano debe tener de la Santa Misa y descubriréis qué maravillosa es la vida en el Señor.

Alabado sea.

Comentario: 

La reparación se hace a través del dolor. Así como el pecado es un placer prohibido, que se experimenta contra la voluntad de Dios, así la reparación debe ser un sufrimiento, un dolor, que viene a reparar ese desorden, ese gozo pecaminoso, que viene a equilibrar la balanza.

Por eso cuando tengamos algún dolor, alguna cruz, no lo desperdiciemos quejándonos, sino ofrezcámoslo a la Justicia del Padre para aplacar los castigos que el mundo merece por sus pecados.

Y la Santa Misa es la Obra de Reparación por excelencia, en que el Hijo de Dios se ofrece con su infinito sufrimiento al Padre, para reparar los pecados de la humanidad. Y nosotros tenemos que hacer el propósito de participar lo más frecuentemente posible del Santo Sacrificio de la Misa, para unir nuestros sufrimientos cotidianos a los sufrimientos de Jesús, y así reparar y ser corredentores junto con Cristo Redentor.

Cuando podamos hagamos algún sacrificio, que nos cause algún tipo de sufrimiento, porque Jesús nos redimió sufriendo, y quien quiere ayudarse y ayudar al mundo, debe sufrir en unión con Cristo, para completar lo que falta a la Pasión del Señor y salvar almas de las garras de Satanás.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas reparadoras haciendo CLIC AQUÍ