PRIMEROS MENSAJES

 

I - DESDE EL 25 DE SEPTIEMBRE AL 12 DE NOVIEMBRE DE 1983

PM 00 AL 016

 

 

25-9-83                                                                                                       PM 00 

 

Vi a la Virgen por primera vez. 

 

29-9-83                                                                                                       PM 01 

 

Volví a verla. 

 

5-10-83                                                                                                       PM 02 

 

La vi nuevamente. 

 

7-10-83                                                                                                       PM 03 

 

La vi y le pregunté qué quería de mí; se borró su imagen y apareció una Capilla. Comprendí que quería estar entre nosotros. 

 

12-10-83                                                                                                     PM 04 

 

Lo comenté con mi confesor.

 

13-10-83                            (Primer Mensaje)                                              PM 05

 

Apareció de nuevo y me dijo: "Has cumplido, no tengas miedo, ven a verme, de mi mano caminarás y muchos caminos recorrerás".

Me da a leer Ezequiel C. 2, V. 4 al 10.

 

     4   Son hombres obstinados y de corazón endurecido aquellos a los

          que yo te envío, para que les digas:"Así habla el Señor".

     5   Y sea que escuchen o se nieguen a hacerlo - porque son un pueblo

          rebelde - sabrán que hay un profetaen medio de ellos.

     6   En cuanto a ti, hijo de hombre, no les temas ni tengas miedo de lo

          que digan, porque estás entre cardosy espinas, y sentado sobre

          escorpiones; no tengas miedo de lo que digan ni te acobardes

          delante    de ellos, porque son un pueblo rebelde.

     7   Tú les comunicarás mis palabras, sea que escuchen o se nieguen

          a hacerlo, porque son un pueblo rebelde.

     8   Y tú, hijo de hombre, escucha lo que te voy a decir; no seas

          rebelde   como ese pueblo rebelde: abre tu boca y come lo que te

          daré.

     9   Yo miré y vi una mano extendida hacia mí y en ella había un libro

          enrollado.

     10 Lo desplegó delante de mí, y estaba escrito de los dos lados; en

          él había cantos fúnebres, gemidos y lamentos.

 

17-10-83                                                                                                     PM 06

 

Fui a Rosario a la Catedral a conocerla, pero la Virgen que está ahí es chica. Yo cierro los ojos y aparece Ella al lado mío, grande.

Me habló mientras rezaba: "Escuchad mis palabras y hacedlas escuchar; siempre seré tu guía".

Una luz muy fuerte blanca me iluminó toda; sentí como una bendición suya.

 

19-10-83                                                                                                     PM 07

 

La Virgen me dice: "Rebelde son los injustos, y humildes los servidores del Señor; busca ayuda, se te dará, no temas, nada te pasará, el Señor nada deja librado al azar".

 

25-10-83                                                                                                     PM 08

 

Fui a Rosario y llegué a ver a la Virgen; me habló: (antes, en visión, me da un rosario blanco, lo extiende hacia mí) "Recibe este rosario de mis manos y guárdalo por los siglos de los siglos. Contenta estoy, porque obedientes eres y alégrate porque Dios contigo está".

 

28-10-83                                                                                                   PM 09

 

"Que el Señor ilumine la mente de los hombres. Dichosos los que en paz con El están.

"Que humilde y sumisa siempre seas como lo supiste ser hasta hoy; eres mi fiel servidora, eso agrada al Señor".

 

 

30-10-83                                                                                                   PM 010

 

"Amados hijos, necesitados estáis de Mí, es tiempo de rezar, es tiempo de pedir, arrepentíos y se os dará".

"Bienaventurados los que están con el Señor, mas no los débiles de espíritu".

"Que mi semilla no sea vana y lo sembrado dé su fruto. Gloria el Eterno Padre".

En ese momento vi una bandera verde, cortinas rojas con flecos amarillos, un cubre altar color natural, ocre o marrón claro.

 

31-10-83                                                                                                   PM 011

 

"Inagotables son los dones del Señor, Su Sabiduría no tiene fin, apela a ella, no te defraudará".

 

"No soy inalcanzable como muchos creen; que extiendan su mano y me alcanzarán".

 

La Virgen me da a leer: Zacarías C. 2, V. 8 en adelante hasta terminar.

 

     8   Y le dijo: "Corre, habla a ese joven y díle: Jerusalén será una

          ciudad abierta por la gran cantidad de hombres y animales que

          habrá en ella.

     9   Yo seré para ella -oráculo del Señor- una muralla de fuego a su

          alrededor y seré su Gloria en medio de ella".

 

EXHORTACION A LOS EXILIADOS PARA QUE HUYAN DE BABILONIA

 

     10 ¡Vamos! Huyan del país del Norte -oráculo del Señor- porque yo los

          dispersé a los cuatro vientos del cielo-   oráculo del Señor-.

     11 ¡Vamos! ¡Sálvate, Sión, tú, que habitas en Babilonia!

     12 Porque así habla el Señor de los ejércitos a las naciones que los

          despojaron -ya que el que los toca a ustedes, toca la pupila de mis

          ojos.

     13 ¡Sí, yo levanto mi mano contra ellos, y serán despojados por sus mismos esclavos! ¡Así ustedes sabrán que me ha enviado   el Señor de los ejércitos!

     14 Grita de júbilo y alégrate, hija de Sión: porque Yo vengo a habitar en medio de ti -oráculo del Señor-

 

ENTRADA TRINFAL DEL SEÑOR EN SION

 

     15    Aquel día, muchas naciones se unirán al Señor: ellas serán un

          pueblo para El y habitarán en medio de ti. ¡Así sabrás que me

          ha enviado a ti el Señor de los ejércitos!

     16    El Señor tendrá a Judá como herencia, como su parte en la tierra

          santa, y elegirá de nuevo a Jerusalén.

     17    ¡ Que callen todos los hombres delante del Señor, porque El

          surge de su Santa Morada!

 

 

1-11-83                                                                                                     PMo012

 

Vi una antorcha y me dijo: "Contigo estoy; como la llama viva de la antorcha así tiene que estar tu fe puesta en Mí".

  

03-11-83                                                                                                   PM 013

 

Me da a leer San Mateo C. 3, V.16 hasta terminar, pero antes me dijo:

"El Espíritu Santo te ha tocado".

Vi una luz blanca que se dirigió a mí.

También me dio para leer San Pablo a los Corintios C. 1, V. 17.

 

San Mateo C. 3, V. 16 hasta terminar.

 

     3,16 Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los cielos, y  vio al  Espíritu descender como una paloma y dirigirse hacia El. 

     3,17 Y se oyó  una voz del cielo que decía: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección"

 

1 Corintios C.1, V.17

 

     1,17 Porque Cristo no me envió a bautizar, sino a anunciar la Buena Noticia, y esto sin recurrir a la elocuencia humana, para que la cruz de Cristo no pierda su eficacia.

 

08-11-83                                                                                                   PM 014

 

La Virgen me dijo: "Cuando lo necesites acude a Mí, Yo te responderé; feliz estoy contigo, digna eres de mi confianza.  Gloria al Señor".  Me da a leer  Salmo 119, Lamed.

Me dice:"Rocas romperé, grutas cavaré ; así de perseverante tienes que ser".

 

LA ESTABILIDAD DE LA LEY DEL SEÑOR

 

     89 Tu palabra, Señor permanece para siempre, está firme en el Cielo.

     90 Tu verdad permanece por todas las generaciones; Tú afirmaste la tierra y ella  subsiste.

     91 Todo subsiste hasta hoy conforme a tus decretos, porque todas las cosas te están sometidas.

     92 Si tu ley no fuera me alegría, ya hubiera sucumbido en mi aflicción

     93 Nunca me olvidaré de tus preceptos; por medio de ellos, me has dado la vida.

     94 Sálvame, porque yo te pertenezco y busco tus preceptos.

     95 Los malvados están al acecho para perderme, pero yo estoy atento a tus  prescripciones.

     96 He comprobado que toda perfecciónm es limitada: qué amplios, en cambio, son tus mandamientos!

 

 09-11-83                                                                                                   PM 015

 

Me da a leer Exodo C.25, V. 8,

También de dice:  "Haz que te apoyen en lo que dices, quiero estar entre vosotros"

"Eres la elegida para la misión que te ha sido encomendada. El Señor nunca abandona a sus hijos, abogad la causa".

"Bienaventurados los que están conmigo".

 

Exodo 25,8:

 

     8   "Me harán un Santuario y habitaré en medio de ellos".

 

 

CUMPLID MIS PALABRA.

 

 

12-11-83                                                                                                   PM 016

 

Dice María; "De mi presencia tenéis  sed, de mis manos comerán, tened paciencia, todo a su tiempo llegará".

"Tuya es la Capilla" (lo dice en el sentido espiritual) (se siente un aroma de rosas). También agrega: "No estés abatida, debes tener fe, es pesada tu cruz pero la sabes llevar"; sentí también un fuerte olor a incienso.

 

 

II - DESDE EL 15 DE NOVIEMBRE AL

26 DE DICIEMBRE DE 1983.

PM 1 AL PM 63

 

15-11-83                                                                                                     PM 1

 

Dice Jesús: Soy el sembrador, recoged la cosecha, será grande".

 

15-11-83                                                                                                     PM 2

 

Dice la Virgen: "Sigue  devota y fiel a la Palabra de Dios.  Estamos en tiempo de Adviento,

volved vuestros rostros hacia Dios, vuestro Señor".

 

YO SOY LA PATRONA DE ESTA REGION, HACED VALER MIS DERECHOS.

  

16-11-83                                                                                                     PM 3

 

Dice la Virgen: "Cerca tuyo quiero estar (cerca del río); el agua es una bendición".

Ante la pregunta de si desea una capilla o un Santuario, dice: "Lo dicen las Escrituras".

En efecto, el 9 de noviembre había dado como mensaje bíblico el texto de Exodo 25,8:

 

            "Me harán un Santuario

            y habitaré en medio de ellos".

 

Y agrega la Ssma. Virgen: "Cumplid mi palabra".

Da a leer: Filipenses C. 4 y Ageo 2, 4 y 2, 9.

Me dice a continuación: "No te haré daño, Yo te protejo".

Le pregunto si debo hablar con el Obispo y me dice: "Id y anunciad mi petición".

Filip. 4, completo.

 

          EXHORTACION AL AMOR

 

     1   Por eso, hermanos míos muy queridos, a quienes tanto deseo ver,

          ustedes, que son mi alegría y mi corona, amados míos, perseveren

          firmemente en el Señor.

     2   Exhorto a Evodia y a Síntique que se pongan de acuerdo en el

          Señor.

     3   Y a ti, mi fiel compañero, te pido que las ayudes, porque ellas

          lucharon conmigo en la predicación del Evangelio, junto con

          Clemente y mis    demás colaboradores, cuyos nombres están

          escritos en el Libro de la Vida.

 

          LA ALEGRIA ESPIRITUAL

 

     4   Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense.

     5   Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres.

          El Señor está cerca.

     6   No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia recurran a

          la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para

          presentar sus peticiones a Dios.

     7   Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar,

          tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de

          ustedes en Cristo Jesús.

 

          LA SANTIDAD CRISTIANA

 

     8   En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que

          es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo

          que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto

          de sus pensamientos.

     9   Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído

          y visto en mí, y el Dios de la paz estará con ustedes.

  

AGRADECIMIENTO DE PABLO POR LA AYUDA RECIBIDA

 

     10                Yo tuve una gran alegría en el Señor cuando vi florecer los buenos

            sentimientos de ustedes con respecto a mí; ciertamente los tenían,

            pero les faltaba la ocasión de demostrarlos.

     11               No es la necesidad lo que me hace hablar, porque he aprendido a

            hacer frente a cualquier situación.

     12               Yo sé vivir tanto en las privaciones como en la abundancia; estoy

            hecho absolutamente a todo, a la saciedad como al hambre, a

            tener de sobra como a no tener nada.

     13               Yo lo puedo todo en Aquél que me conforta.

     14               Sin embargo, ustedes hicieron bien en interesarse por mis

            necesidades.

     15               Y ya saben, Filipenses, que al comienzo de la evangelización,

            cuando dejé Macedonia, ninguna otra Iglesia me ayudó

            pecuniariamente. Ustedes fueron los únicos,

     16               que cuando estaba en Tesalónica, en dos ocasiones me enviaron

            medios para asistirme en mis necesidades.

     17               No es que yo busque regalos; solamente quiero darles la ocasión

            de que ustedes se enriquezcan cada vez más delante de Dios.

     18               Por el momento, tengo todo lo necesario y más todavía. Vivo en la

            abundancia desde que Epafrodito me entregó la ofrenda de

            ustedes, como perfume de aroma agradable, como sacrificio

            aceptable y grato a Dios.

     19               Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes,

            conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.

     20               A Dios, nuestro Padre, sea la gloria por los siglos de los siglos.

            Amén.

 

          SALUDOS Y DESPEDIDAS

 

     21               Saluden a cada uno de los santos en Cristo Jesús. Los hermanos

            que están conmigo los saludan a ustedes.

     22               Reciban el saludo de todos los santos, especialmente los de la

            casa imperial.

     23               La gracia del Señor Jesucristo esté con ustedes.

 

 

Leed: Ageo C. 2; V. 4 y 9.

 

     2, 4  ¡Animo, Zorobabe! - oráculo del Señor -. ¡Animo, Josué, hijo de

            lehosadac, Sumo Sacerdote! ¡Animo, todo el pueblo del país! -

            oráculo del Señor -.

            ¡Manos a la obra! Porque Yo estoy con ustedes - oráculo del

            Señor de los ejércitos -.

     2, 9  La gloria última de esta Casa será más grande que la primera,

            dice el Señor de los ejércitos, y en este lugar Yo dáre la paz

            oráculo del Señor de los ejércitos -.

 

 17-11-83                                          (ex 1)                                                  PM 4

 

Hoy vi a Jesús y me dijo:

"Días gloriosos os esperan, en Mí os regocijáis amados hijos míos; decid éstas mis palabras".

Luego desaparece y aparece la Virgen; le esparzo agua bendita y la Virgen dice: "Bendita seas hoy, en este día y por siempre; consagrada estás a Mí, abundancias te esperan. Gloria y vida eterna. Amén".

Da a leer Josué 2, 14; 3, 5 y 8, 1 (Siente olor a incienso).

 

Josué 2,14.

 

     2,14 Los hombres le respondieron: "Nosotros responderemos por ustedes con nuestra vida, con tal que no nos delates. Cuando el Señor nos entregue este país, te trataremos con bondad y lealtad".

 

Josué 3,5

 

     3,5     Josué dijo al pueblo: "Purifíquense, porque mañana el Señor va a obrar maravillas en medio de ustedes".

 

Josué 8,1

 

     8,1              El Señor dijo a Josué:

            "¡No temas ni te acobardes! Reúne a todos los combatientes y prepárate para subir contra Ai. Yo te entrego al rey de Ai, a su pueblo, su ciudad y su territorio".

 

 

18-11-83                                                                                                     PM05

 

Convocad a unión, fortaleza os darán... "Hoy el Espíritu Santo te alimentará".

 

Leed: Eclesiastés 1, 14

 

     14    Así observé todas las obras que se hacen bajo el sol, y vi que todo es vanidad y correr tras el viento.

 

 19-11-83                                                                                                     PM 6

 

Mi Reino está contigo... Leed detenidamente mis mensajes. Os digo: "Moraré entre vosotros, por medio de ti. Eres puente de Unión, predica mi palabra. Muchos son los ciegos que no querrán ver, muchos los sordos que no querrán oír, mas no desmayes, tuyo es el Reino de los Cielos".

 

Leed: Levítico 4, 3 y 2, 1

 

4, 3    Si el que peca es el sacerdote consagrado por la unción - de manera que la culpa recae también sobre el pueblo - él ofrecerá al Señor, por el pecado que ha cometido, un novillo sin defecto, en calidad de sacrificio por el pecado.

2, 1    Cuando una persona ofrezca al Señor una oblación, su ofrenda consistirá en harina de la mejor calidad: sobre ella derramará aceite y pondrá incienso.

 

20-11-83                                                                                                     PM 7

 

Mi presencia necesitas para tener firmes los pies. Soy tu puntal.

 

Leed: Cant. 8, 7-10; 2da. Cor. 8, 2-3; 18 y 19

 

Cant. 8, 7-10.

 

8,7     Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor, ni los ríos anegarlo. Si alguien ofreciera toda su fortuna a cambio del amor, tan solo conseguiría desprecio.

8,8     Tenemos una hermana pequeña, aún no le han crecido los pechos. ¿Qué haremos con nuestra hermana, cuando vengan a pedirla?

8,9     Si fuera una muralla le pondríamos almenas de plata; si fuera una puerta, la

          reforzaríamos con tablas de cedro.

8,10   Yo soy una muralla y mis pechos son como torreones: por eso soy a los ojos de él como quien ha encontrado la paz.

 

2º Cor. 8, 2-3; 18 y 19

 

8,2     Porque, a pesar de las grandes tribulaciones con que fueron probadas, la abundancia de su gozo y su extrema pobreza han desbordado en tesoros de generosidad.

8,3     Puedo asegurarles que ellos estaban dispuestos a dar según sus posibilidades y más todavía; por propia iniciativa.

8,18   Con él les enviamos al hermano que ha merecido el elogio de todas las Iglesias, por el servicio que ha prestado al Evangelio.

8,19   Además, él ha sido designado por las Iglesias como nuestro compañero de viaje en esta obra de generosidad, a la cual nos consagramos para gloria del Señor y como prueba de nuestra buena voluntad.

  

21-11-83                                                                                                     PM 8

 

"...Amados hijos, rezad mucho el Rosario..." "Reíd, no lloréis, permanece tranquila, llegaréis al final".

"Hija mía, te digo que tu palabra es revelación de nuestro Señor; pasarán los días e irás revelándolas, por eso te digo: Lee detenidamente mis mensajes, eres portadora de amor, alegría y paz. Tu cuerpo está débil, mas tu espíritu día a día se fortalece; tu empeño moverá rocas. Gloria al Eterno Padre".

 

Hechos 6, 2-3; 4 y 7. Heb. 12, 14 y 15

 

6,2     Entonces los Doce convocaron a todos los discípulos y les dijeron: "No es justo que descuidemos el ministerio de la Palabra de Dios para ocuparnos de servir las mesas.

6,3     Es preferible, hermanos, que busquen entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, y nosotros les encargaremos esta tarea.

6,4     De esa manera, podremos dedicarnos a la oración y al ministerio de la Palabra.

6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.

 

Heb. 12, 14 y 15

 

12,14 Busquen la paz con todos y la santificación, porque sin ella nadie verá al Señor.

12,15 Estén atentos para que nadie sea privado de la gracia de Dios, y para que no brote ninguna raíz venenosa capaz de perturbar y contaminar a la comunidad.

 

21-11-83                                                                                                     PM 9

 

"Creed cuanto os diga mi hija. Es fiel a mi palabra. El Dios Todopoderoso os recompensará; el anuncio está hecho. Amén.

 

Leed: 1ra. Cor. 4, 1; 4, 4-5-6

 

4,1     Los hombres deben considerarnos simplemente como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios.

4,4     Es verdad que mi conciencia nada me reprocha, pero no por eso estoy justificado: mi juez es el Señor.

4,5     Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor, El sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los corazones. Entonces, cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponda.

4,6     En todo esto, hermanos, les puse mi ejemplo y el de Apolo, a fin de que aprendan de nosotros el refrán: "No vayamos más allá de lo que está escrito", y así nadie tome partido orgullosamente en favor de uno contra otro.

 

22-11-83                                                                                                     PM 10

 

Dice la Virgen: "Poned cerrojo en la puerta, así como tenéis que salir, debéis entrar; por ahora es menester ser precavido, mas te digo, no te doy en demasía, pero el día llegará en que será todo claro como el alba; confiad en el mañana, está cerca".

"Pronto estaré con vosotros". (Lo dice por el Templo).

"No olvides mis primeras palabras (primeras apariciones), a fuego, escritas están".

 

Leed: Apoc. 1, 1-2-3-; 2, 7

 

1,1     Revelación de Jesucristo, que le fue confiada por Dios para enseñar a sus servidores lo que tiene que suceder pronto. El envió a su Angel para transmitírsela a su servidor Juan.

1,2     Este atestigua que todo lo que vio es Palabra de Dios y testimonio de Jesucristo.

1,3     Feliz el que lea, y felices los que escuchen las palabras de esta profecía y tengan en cuenta lo que está escrito en ella, porque el tiempo está cerca.

2,7     "El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias: al Vencedor, le daré de comer del árbol de la vida, que se encuentra en el Paraíso de Dios".

 

23-11-83                                                                                                     PM 11

 

"Muchas pruebas pasarás, caminarás entre espinas, una a una te las quitaré. Estás tocada por la mano del Señor; el Espíritu Santo te alimentará".

 

Leed: Jn. 3, 2: 3, 15 y 18. Jn. 7, 3 y 4

 

3,2     Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: "Maestro, sabemos que Tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos que Tú haces, si Dios no está con él".

3,15   Para que todos los que creen en El, tengan Vida eterna.

3,18   El que cree en El, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.

 

Jn. 7, 3-4

 

7,3     y sus hermanos le dijeron: "No te quedes aquí; ve a Judea, para que también tus discípulos de allí vean las obras que haces.

7,4     Cuando uno quiere hacerse conocer, no actúa en secreto; ya que Tú haces estas cosas, manifiéstate al mundo".

 

 24-11-83                                                                                                     PM 12

 

"...mis mensajes saldrán a luz; les cuesta pero aprenderán; es mi gozo saber que están con la Palabra del Señor".

"Tened presente que todo lo que os pido demandará sacrificios, sobre todo de tu parte. No llores, Yo te protejo; todo el Reino te protege". La ve enfrente de la cuadra de su casa, donde hay un campo y dice: "Aquí quiero estar, éste es mi lugar".

 

Leed: Salmo 3

 

2    Señor, ¡Qué numerosos son mis adversarios, cuántos los que se levantan contra mí!

3    ¡Cuántos son los que dicen de mí: "Dios ya no quiere salvarlo!".

4    Pero Tú eres mi escudo protector y mi gloria, Tú mantienes erguida mi cabeza.

5    Invoco al Señor en alta voz, y El me responde desde su santa Montaña.

6    Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene.

7    No temo a la multitud innumerable, apostada contra mí por todas partes.

8    ¡Levántate, Señor! ¡Sálvame, Dios mío! Tú golpeas en la mejilla a mis enemigos y rompes los dientes de los malvados.

9    ¡En ti, Señor, está la salvación, y tu bendición sobre tu Pueblo!

 

 

24-11-83                                                                                                     PM 13

 

A la noche del mismo día que en visión ve el lugar elegido por María, va a dicho lugar con un grupo de personas y cuando ella señala el sitio preciso que vio en la visión, ve caer exactamente allí un rayo de luz muy fuerte, que se clavó en el lugar. También vio el rayo de luz una niña de 9 años que estaba acompañando al grupo.

 

 25-11-83                                                                                                     PM 14

 

Al día siguiente dice la Virgen:

"El Espíritu Santo es tu guía, debes obedecer; elegido está el lugar de mi morada, todo queda en vuestras manos".

También dice: "Sufrí mucho como Madre, pero el Todopoderoso me premió por la eternidad; estoy junto a mi adorado Hijo, para gloria de los hombres, con la gracia del Señor. Amén".

 

Leed: Hech. 6, 7-8; 8, 8

 

6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.

6,8     Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y signos en el pueblo.

8,8     Y fue grande la alegría de aquella ciudad.

 

 

25-11-83                                                                                                     PM 15

 

En Rosario le habla la Virgen:

"Hoy es día glorioso... te levantaré cuantas veces sea necesario (se sentía caer).

Ve a la Virgen rodeada de Angeles, con una luz blanca como siempre aparece.

 

 26-11-83                                                                                                     PM 16

 

Al día siguiente le dice:

"Tu entrega es total, bendita seas; tu misión es grande; no sabes la dimensión".

Le pregunta a la Virgen si le gustaría que la llamasen "MARIA DEL ROSARIO DE SAN NICOLAS", y le responde la Virgen:

"Así debe ser. Mi anhelo es estar entre vosotros, colmarlos de bendiciones, de paz, de alegría y acercarlos al Señor Nuestro Dios.

 

Col. 3, 15 y 4, 15 y 2. Cor. Cap. 4

 

3,15   Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque formamos un solo cuerpo.  Yvivan en la accion de gracias.

4,15   Saluden a los hermanos de Laodicea, especialmente a Ninfas y a la Iglesia que se reúne en su casa.

 

2 Cor. Cap. 4

 

     1   Por eso, investidos misericordiosamente del ministerio apostólico, no nos desanimamos.

     2   y nunca hemos callado nada por vergüenza, ni hemos procedido con astucia o falsificando la Palabra de Dios. Por el contrario, manifestando abiertamente la verdad, nos recomendamos a nosotros mismos, delante de Dios, frente a toda conciencia humana.

     3   Si nuestro Evangelio todavía resulta impenetrable, lo es sólo para aquellos que se pierden,

    4   Para los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les ha enceguecido

         el entendimiento, a fin de que no vea resplandecer el Evangelio de la gloria

         de Cristo, que es la imagen de Dios.

     5   Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús, el Señor, y nosotros no somos más que servidores de ustedes por amor a Jesús.

     6   Porque el mismo Dios que dijo: "Brille la luz en medio de las tinieblas", es el que hizo brillar Su Luz en nuestros corazones para que resplandezca el conocimiento de la gloria de Dios, reflejada en el rostro de Cristo.

     7   Pero nosotros llevamos ese tesoro en recipientes de barro, para que se vea bien que este poder extraordinario no procede de nosotros, sino de Dios.

     8   Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados,

     9   perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados.

     10    Siempre y a todas partes, llevamos en nuestro cuerpo los sufrimientos de la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo.

     11    Y así aunque vivimos, estamos siempre enfrentando a la muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. 

     12    De esa manera, la muerte hace su obra en nosotros, y en ustedes, la vida.

     13    Pero teniendo ese mismo espíritu de fe, del que dice la Escritura: "Creí, y por eso hablé", también nosotros creemos, y por lo tanto, hablamos.

     14    Y nosotros sabemos que Aquél que resucitó al Señor Jesús nos resucitará con Él y nos reunirá a su lado junto con ustedes.

     15    Todo esto es por ustedes: para que al abundar la gracia, abunde también el número de los que participan en la acción de gracias para gloria de Dios.

     16    Por eso, no nos desanimamos: aunque nuestro hombre exterior se vaya destruyendo, nuestro hombre interior se va renovando día a día.

     17    Nuestra angustia, que es leve y pasajera, nos prepara una gloria eterna, que supera toda medida.

     18    Porque no tenemos puesta la mirada en las cosas visibles, sino en las invisibles: lo que se ve es transitorio, lo que no se ve es eterno.

 

27-11-83                                                                                                     PM 17

 

(Hoy llega a San Nicolás la imagen del Señor de la Salud y comienza la novena a San Nicolás).

Dice la Virgen:

"Hoy es día de júbilo para todos vosotros; id y honrad a Nuestro Señor; Yo estaré en medio de vosotros.

Juntaos y creced en la fe; eso os manda Nuestro Señor, como un gran rebaño y El, el gran Pastor. Gloria al Señor. Alabado sea el pueblo de San Nicolás por la gran fe que tiene puesta en Dios y en su Santo Patrono. Nada os debe preocupar, todo está en mis manos".

 

Leed: Sant. 1, 5; 2, 1-5; 4, 17

 

      1,5    Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que la pida a Dios,

                y la recibirá, porque El la da a todos generosamente, sin exigir

                nada en cambio.

     2,1   Hermanos, ustedes que creen en Nuestro Señor Jesucristo glorificado, no hagan acepción de personas.

     2,2   Supongamos que cuando están reunidos, entra un hombre con un anillo de oro y vestido elegantemente, y al mismo tiempo,    entra otro pobremente vestido.

     2,3   Si ustedes se fijan en el que está muy bien vestido y le dicen: "Siéntate aquí, en el lugar de honor", y al pobre le dicen: "Quédate allí, de pie", o bien: "Siéntate a mis pies",

     2,4   ¿no están haciendo acaso distinciones entre ustedes y actuando como jueces malintencionados?

     2,5   Escuchen, hermanos muy queridos: ¿Acaso Dios no ha elegido a los pobres de este mundo para enriquecerlos en la fe y hacerlos herederos del Reino que ha prometido a los que lo aman?

     4,17             El que sabe hacer el bien y no lo hace, comete pecado.

  

27-11-83                                                                                                     PM 18

 

(Ve por primera vez una imagen de la Virgen que está guardada en la Catedral y coincide con la que ella ve. Investigando resultó ser que esa imagen es de "LA VIRGEN DEL ROSARIO", traída desde Roma a San Nicolás, hace 100 años, para la inauguración del Templo y bendecida con esa intención por el Papa León XIII). Le dice la Virgen:

"Me tienen olvidada pero he resurgido; ponedme allí porque me ves tal cual soy". (Ve detrás un vitraux de la Santísima Trinidad y Angeles).

"No os apenéis, ya me tendrán..." "Quiero estar en la ribera del Paraná (lugar que eligió); poneos firmes; allí viste mi luz, que no flaqueen tus fuerzas. Gloria al Altísimo Padre.

 

 28-11-83                                          (ex 2)                                                  PM 19

 

"Ayer me llenásteis de regocijo; os vi inclinados hacia Nuestro Señor, pidiendo y cantando alabanzas; mas, contentaos porque El escucha vuestras súplicas; pero también escuchad su súplica, actuando como buenos cristianos y escuchando Su Palabra. No dejéis que hayan sido en vano los tormentos que padeció, como tampoco su muerte. Así como resucitó quiere que también vosotros gocéis de la Vida Eterna. Sabed llevar vuestra cruz; aceptadla como El la aceptó. Predicad estas mis palabras. Amén.

"De aquí en más si había dudas ya no las tendrán".

(A la tarde): "Ponedme el Rosario que está en tu casa. Has hecho mucho y harás; ya vendrá el tiempo en que te lo demostraré.

¡No os canséis de escribir, no os canséis de leer; esto es gozo para todos! Me dice: "Esto es una bendición; San Nicolás los protegerá".

 

Leed: 1 Ped. 4, 1-2; V. 7 y ss.

 

4,1     Y ya que Cristo sufrió en su carne, compenétrense también ustedes de esta convicción: el que ha sufrido en la carne ha roto con el pecado. Porque el que sufre en la carne está libre del pecado,

4,2     para vivir el resto de su vida mortal, no según los deseos humanos, sino según la voluntad de Dios.

 

          LA PROXIMIDAD DEL TIEMPO FINAL

 

4,7     Ya se acerca el fin de todas las cosas: por eso, tengan la moderación y la sobriedad necesarias para poder orar.

4,8     Sobre todo, ámense profundamente los unos a los otros, porque el amor

         cubre todos los pecados.

4,9     Practiquen la hospitalidad, sin quejarse.

4,10   Pongan al servicio de los demás los dones que han recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

4,11   El que ha recibido el don de la Palabra, que la enseñe como Palabra de Dios. El que ejerce un ministerio, que lo haga como quien recibe de Dios ese poder, para que Dios sea glorificado en todas las cosas, por Jesucristo. ¡A El sea la gloria y el poder, por los siglos de los siglos! Amén.

 

          EL GOZO DE LA PERSECUCION

 

4,12   Queridos míos, no se extrañen de la violencia que se ha desatado contra ustedes para ponerlos a prueba, como si les sucediera algo extraordinario.

4,13   Alégrense en la medida en que puedan compartir los sufrimientos de Cristo. Así, cuando se manifieste su gloria, ustedes también desbordarán de gozo y de alegría.

4,14   Felices si son ultrajados por el Nombre de Cristo, porque el Espíritu de gloria, el Espíritu de Dios, reposa sobre ustedes.

4,15   Que nadie tenga que sufrir como asesino, ladrón, malhechor o delator.

4,16   Pero si sufre por ser cristiano, que no se avergüence y glorifique a Dios por llevar ese nombre.

4,17   Porque ha llegado el tiempo en que comenzará el juicio, empezando por la casa de Dios. Ahora bien, si el juicio comienza por nosotros, ¿cuál será la suerte de los que se niegan a creer en la Buena Noticia de Dios?

4,18   Si el justo apenas se salva, ¿qué pasará con el impío y el pecador?

4,19   Por lo tanto, aquellos que sufren conforme a la voluntad de Dios, practiquen el bien, poniéndose en las manos de su Creador, que es fiel.

 

29-11-83                                                                                                     PM020

 

En ocasión de la muerte de un familiar dice la Virgen: "Después de un dolor viene la paz, el consuelo, que sólo el Señor lo da porque sólo El hace su Divina Voluntad".

También le dice que dará fuerzas a su familia:... "su fe se irá robusteciendo día a día. Dios Padre quiere lo mejor para sus hijos".

 

Leed: 1 Tim. 2, 1-8; Hech. 1, 8

 

           LA ORACION LITURGICA

2, 1     Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres,

2, 2     por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna.

2, 3     Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador,

2, 4     porque El quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

2, 5     Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo, hombre El también,

2, 6     que se entregó a Sí mismo para rescatar a todos. Este es el testimonio que El dio a su debido tiempo,

2, 7     y del cual fui constituido heraldo y Apóstol para enseñar a los paganos la verdadera fe. Digo la verdad y no miento.

 

           EL MODO DE ORAR

2, 8     Por lo tanto, quiero que los hombres oren constantemente, levantando las manos al cielo con recta intención, sin arrebatos ni discusiones.

 

Hech. 1, 8

 

1, 8     "Pero recibirán la fuerza del Espíritu Santo que descenderá sobre

           ustedes, y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría,

           y hasta los confines de la tierra".

 

 

29-11-83                                                                                                     PM021

 

Me dice la Virgen María del Rosario:

"Yo soy tu luz, tu antorcha en el camino; me sigues sin saber a ciencia cierta, adónde vas; no te detienes ni te cansas de caminar; sólo dejas que te guíe; tan sólo el Señor sabe tu meta. Hija mía, no te detengas, ni permitas que lo hagan los demás. Ya lo nuestro muy pronto saldrá a luz. El Señor te colmará de bendiciones. Gloria al Altísimo. Amén".

 

 30-11-83                                                                                                     PM 22

 

"Ellos quieren base firme; si meditan mis palabras, allí la encontrarán; no temas, de tu lado no me muevo; el Señor te guía y alimenta; protección no te hace falta, mucho tiempo hace que protegida estás; el alba está cerca. En Mí confiad...

 

Leed: 2 Cor. Ultimo Capítulo, 3-6

 

13,3   Esta será la prueba que ustedes buscan de que es Cristo el que habla por medio de mí: El no se muestra débil con ustedes, sino que ejerce su poder en ustedes.

13,4   Es cierto que El fue crucificado en razón de su debilidad, pero vive por el poder de Dios. Así también, nosotros participamos de su debilidad, pero viviremos con El por la fuerza de Dios, para actuar entre ustedes.

13,5   Examínense para comprobar si están en la verdadera fe. Póngase a prueba seriamente. ¿No reconocen que Jesucristo está en ustedes? ¡A menos que la prueba se vuelva contra ustedes mismos!

13,6   Entonces tendrán que reconocer -así lo espero- que ella no se vuelve contra nosotros.

 

 

30-11-83                                                                                                     PM 23

 

"¡De la llama viene la brasa, de la brasa la ceniza, mas con mi palabra es todo lo contrario y haced que mi llama no se apague! Amén".

 

 1-12-83                                            (ex 3)                                                  PM 24

 

"Lo que vosotros sembráis, eso cosecharéis; así será con lo que manda el Señor. Apuráos, que la noche se viene encima; sabed aprovechar el día; quiero que trabajen en mi causa. Predicad esto".

Dice Jesús: "Amados hijos, venid todos a Mí, las puertas de mi Reino abiertas están para todo aquél que conmigo quiere estar. Amén".

 

Leed: 1 Pedr. Cap. 1

 

      SALUDO INICIAL

1    Pedro, Apóstol de Jesucristo, saluda a los que viven como extranjeros, dispersos en el Ponto, en Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, a los que han sido elegidos

2    según la previsión de Dios Padre, y han sido santificados por el Espíritu para obedecer a Jesucristo y recibir la aspersión de su sangre. A ustedes, gracia y paz en abundancia.

 

      LA ESPERANZA CRISTIANA

3    Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, nos hizo renacer, por la resurrección de Jesucristo, a una esperanza viva,

4    a una herencia incorruptible, incontaminada e imperecedera, que ustedes tienen reservada en el Cielo.

5    Porque gracias a la fe, el poder de Dios los conserva para la salvación dispuesta a ser revelada en el momento final.

6    Por eso, ustedes se regocijan a pesar de las diversas pruebas que deben sufrir momentáneamente:

7    así, la fe de ustedes, una vez puesta a prueba, será mucho más valiosa que el oro perecedero purificado por el fuego, y se convertirá en motivo de alabanza, de gloria y de honor el día de la Revelación de Jesucristo.

8    Porque ustedes lo aman sin haberlo visto, y creyendo en El sin verlo

      todavía, se alegran con un gozo indecible y lleno de gloria,

9    seguros de alcanzar el término de esa fe, que es la salvación.

 

       EL MENSAJE REVELADO A LOS PROFETAS

10    Esta salvación ha sido el objeto de la búsqueda y la investigación de los profetas que vaticinaron sobre la gracia destinada a ustedes.

11    Ellos trataban de descubrir el tiempo y las circunstancias señaladas por el Espíritu de Cristo, que estaba presente en ellos, y anunciaba anticipadamente los sufrimientos reservados a Cristo y la gloria que les seguiría.

12    A ellos les fue revelado que estaban al servicio de un mensaje destinado no a si mismos, sino a ustedes. Y ahora ustedes han recibido el anuncio de ese mensaje por obra de quienes, bajo la acción del Espíritu Santo enviado desde el Cielo, les transmitieron la Buena Noticia que los ángeles ansían contemplar.

 

 EXHORTACION A LA SANTIDAD

 

13      Por lo tanto, manténganse con el espíritu alerta, vivan sobriamente y pongan toda su esperanza en la gracia que recibirán cuando se manifieste Jesucristo.

14      Como hijos obedientes, no procedan de acuerdo con los malos deseos que tenían antes, mientras vivían en la ignorancia.

15      Así como Aquél que los llamó es santo, también ustedes, sean santos en toda su conducta,

16      de acuerdo con lo que está escrito: "Sean santos, porque Yo soy santo".

17      Y ya que ustedes llaman Padre a Aquél que, sin hacer acepción de personas, juzga a cada uno según sus obras, vivan en el temor mientras están de paso en este mundo.

18      Ustedes saben que fueron rescatados de la vana conducta heredada de sus padres, no con bienes corruptibles, como el oro y la plata,

19      sino con la sangre preciosa de Cristo, el Cordero sin mancha y sin defecto,

20      predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos para bien de ustedes.

21      Por El, ustedes creen en Dios, que lo ha resucitado y lo ha glorificado, de manera que la fe y la esperanza de ustedes estén puestas en Dios.

 

      EL AMOR FRATERNO

 

22      Por su obediencia a la verdad, ustedes se han purificado para amarse sinceramente como hermanos. Amense constantemente los unos a los otros con un corazón puro,

23      como quienes han sido engendrados de nuevo, no por un germen corruptible, sino incorruptible: la Palabra de Dios, viva y eterna.

24      Porque toda carne es como hierba y toda su gloria como flor del campo: la hierba se seca y su flor se marchita,

25      pero la Palabra del Señor permanece para siempre. Esta es la Palabra que les

         ha sido anunciada, la Buena Noticia.

 

"Aliméntate por ti misma" (hace 35 días que sólo toma líquidos).

"Pronto habrá buenas noticias, pasarán cosas importantes".

 

 2-12-83                                                                                                       PM 25

 

"Benditos sean los que con el Señor están, porque en su Palabra está la salvación... seguid hasta el final, derribad cuantos escollos encontréis. Recuerda que lo tuyo es una misión impostergable; vela por ellos; aunque no te des cuenta ya los estás amparando. El Señor te bendice. Amén".

 

Leed: Lc. 4, 10-11; 7, 16-17; Sal. 20 y 23

 

4,10   "porque está escrito: El dará órdenes a sus ángeles para que ellos te cuiden.

4,11   Y también: Ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra".

7,16   Todos quedaron sobrecogidos de temor y alababan a Dios, diciendo: "Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo".

7,17   El rumor de lo que Jesús acababa de hacer se difundió por toda la Judea y en toda la región vecina.

 

Sal. 20

 

2        El Señor te haga triunfar en el momento del peligro, que el Nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte.

3        Que El te auxilie desde Su Santuario y te proteja desde Sión;

4        que se acuerde de todas tus ofrendas y encuentre aceptables tus holocaustos.

5        Que satisfaga todos tus deseos y cumpla todos tus proyectos,

6        para que aclamemos tu victoria y alcemos los estandartes en nombre de nuestro Dios. ¡Que el Señor te conceda todo lo que pides!

7        Ahora sé que el Señor ha dado la victoria a su Ungido, lo ha hecho triunfar desde su santo Cielo con las proezas de su mano salvadora.

8       Unos se fian de sus carros y otros de sus caballos, pero nuestra

         fuerza está en el Nombre de nuestro Dios.

9        Ellos tropezaron y cayeron, mientras nosotros nos mantuvimos erguidos y confiados.

10      ¡Señor, concede la victoria al rey, escúchanos cuando te invocamos!

 

Sal. 23

 

1        El Señor es mi pastor, nada me puede faltar.

2        El me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas

3        y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre.

4        Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza.

5        Tú preparas ante mi una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa.

6        Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo.

 

 3-12-83                                                                                                       PM 26

 

Eleva una súplica al Sagrado Corazón de María y luego la Virgen le dice: "Rogad todos vosotros y que se haga una sola voz, para que el Señor oiga vuestra plegaria e ilumine vuestros corazones; alegraos, el amor a Dios infunde alegría, limpia vuestras almas y borra toda impureza". Alabado sea el Señor.

 

Leed: Mt. 6, 9-13; 7, 7-8

 

6,9     Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre,

6,10   que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el Cielo.

6,11   Danos hoy nuestro pan de cada día.

6,12   Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.

6,13   No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.

7,7     Pidan y se les dará; busquen y encontraran; llamen y se les abrirá.

7,8     Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.

 

4-12-83                                                                                                       PM 27

 

"Dios Padre te ha elegido para que por Mi intermedio conozcan Su Palabra, su llamado para ser hijos de Dios y la Santa Iglesia de Cristo crezca en su fe. Habrá creyentes e incrédulos, mas tendrán que reconocer su mensaje, y tú, hija mía, eres el puente entre el Señor y sus fieles".

Agrega: "Mi día está cercano, ese día en que Yo habitaré entre vosotros y ocuparé mi lugar. SOY PATRONA DE VOSOTROS, DE TU PUEBLO".

 

Leed: Prov. 4, 1 y 18 y 20 y Salmo 53 completo

 

4,1     Escuchen, hijos, la instrucción de un padre, presten atención, para poder comprender:

4,18   La senda de los justos es como la luz del alba, que va en aumento hasta que es pleno día.

4,20   Hijo mío, presta atención a lo que te digo, inclina tu oído a mis palabras.

 

Salmo 53

 

2 El necio se dice a sí mismo: "No hay Dios". Todos están pervertidos, hacen cosas abominables, nadie practica el bien.

3 El Señor observa desde el Cielo a los seres humanos, para ver si hay alguien que sea sensato, alguien que busque a Dios.

4 Todos están extraviados, igualmente corrompidos; nadie practica el bien, ni siquiera uno solo.

5 ¿Nunca aprenderán los malvados, los que devoran a mi pueblo como si fuera pan, y no invocan al Señor?

6 Ellos temblaron de espanto donde no había nada que temer; Dios ha dispersado los huesos de tus agresores: Tú los has confundido, porque Dios los rechazó.

7   ¡Ojalá venga desde Sión, la salvación de Israel! Cuando el Señor cambie la suerte de su

     Pueblo, se alegrará Jacob, se regocijará Israel.

 

 4-12-83                                                                                                       PM 28

 

Hoy, mientras rezo le pido perdón porque la miro mucho y me dice: "No tengo nada que perdonarte; mírame, así cuentas cómo soy".

 

 

5-12-83                                                                                                       PM 29

 

"Sed vosotros Pueblo, rezad como os mando, anunciad esto para que se haga en vosotros la Divina Voluntad de Dios".

"Temor no tengáis, no tú; sí lo tendrán que tener aquéllos que no oigan el llamado del Señor;... No callaréis por mucho tiempo, tendréis respuesta, nada hace en vano Nuestro Padre; recordad lo que os dije: no lloréis, reíd". "El Señor manda y pide respuesta y en ti la encuentra. Gloria a Dios".

 

Leed: Mt. 2, 6; 4, 1-4

 

2,6   Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi Pueblo, Israel".

4,1   Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio.

4,2   Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre.

4,3   Y el tentador, acercándose, le dijo: "Si tú eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes".

4,4   Jesús le respondió: "Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios".

 

 6-12-83                                                                                                       PM 30

 

Decid: "Benditos sean el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo, porque por medio de la Santísima Trinidad encontrarás paz y Vida Eterna".

Le dice también: "Sigue tu ayuno, pasado el tercer día comerás; no es penitencia en ti, es preparación espiritual que te manda el Señor".

 

Leed: Juan 8, 12-17

 

          EL TESTIMONIO DE JESUS SOBRE SI MISMO

 

8,12   Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: "Yo Soy la Luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la Vida".

8,13   Los fariseos le dijeron: "Tu das testimonio de ti mismo: tu testimonio no vale".

8,14   Jesús les respondió: "Aunque Yo doy testimonio de Mí, mi testimonio vale porque sé de dónde vine y a dónde voy; pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy.

8,15   Ustedes juzgan según la carne; Yo no juzgo a nadie,

8,16   y si lo hago, mi juicio vale porque no soy Yo sólo el que juzga, sino Yo y el Padre que me envió.

8,17   En la Ley de ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido.

 

 7-12-83                                                                                                       PM 31

 

"Hija mía, vuelca sobre tus hermanos mis mensajes, porque eres la predicadora del Señor. Muchos son los que dicen estar con Dios, mas pocos los que de corazón están en la Iglesia de Cristo; mas el Señor apartará las ovejas de su Rebaño. Amén".

 

Leed: Filip. 1,3-11; 4, 1-10

 

1,3     Yo doy gracias a Dios cada vez que los recuerdo.

1,4     Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes,

1,5     pensando en la colaboración que prestaron a la difusión del Evangelio, desde el comienzo hasta ahora.

1,6     Estoy firmemente convencido de que Aquél que comenzó en ustedes la buena obra la irá completando hasta el Día de Cristo Jesús.

1,7     Y es justo que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan de la gracia que he recibido.

1,8     Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús.

1,9     Y en mi oración pido que el amor de ustedes crezca cada vez más en el conocimiento y en la plena comprensión,

1,10   a fin de que puedan discernir lo que es mejor. Así serán encontrados puros e irreprochables en el Día de Cristo,

1,11   llenos del fruto de justicia que proviene de Jesucristo, para la gloria y alabanza de Dios.

 

Cap. 4, 1-10

 

          EXHORTACION AL AMOR

4,1     Por eso, hermanos míos muy queridos, a quienes tanto deseo ver, ustedes que son mi alegría y mi corona, amados míos, perseveren firmemente en el Señor.

4,2     Exhorto a Evodia y a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor.

4,3     Y a tí, mi fiel compañero, te pido que las ayudes, porque ellas lucharon conmigo en la predicación del Evangelio, junto con Clemente y mis demás colaboradores, cuyos nombres están escritos en el Libro de la Vida.

 

          LA ALEGRIA ESPIRITUAL

4,4     Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense.

4,5     Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca.

4,6     No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. 

4,7     Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús.

 

          LA SANTIDAD CRISTIANA

 

4,8     En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de sus pensamientos.

4,9     Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz estará con ustedes.

4,10   Yo tuve una gran alegría en el Señor cuando vi florecer los buenos sentimientos de ustedes con respecto a mí; ciertamente los tenían, pero les faltaba la ocasión de demostrarlos.

  

8-12-83                           (Inmaculada Concepción)                                   PM 32

 

(8 de Diciembre): "Hoy debe ser un día consagrado a la oración, no lo dejes pasar sin hacerlo. Días duros te esperan, mas, con la ayuda del Señor vencerás. Camina con la cabeza erguida porque vas con la verdad que sólo el Señor la da. Todo el ejército del Reino te acompaña en este día. Amén".

 

Leed: Col. 1, 10; 3, 16-17

 

1,10   Así podrán comportarse de una manera digna del Señor, agradándolo en todo, fructificando en toda clase de obras buenas y progresando en el conocimiento de Dios.

 

Cap. 3 Vers. 16-17

 

3,16   Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados.

3,17   Todo lo que puedan decir o realizar, háganlo siempre en nombre del Señor Jesús, dando gracias por Él a Dios Padre.

 

"Está escrito en el Libro de la Vida: hay más dolor que alegría; pero felices sois vosotros porque hacéis lo que el Señor os manda y feliz estoy Yo con vosotros".

"Orad para que vuestro sacrificio sea del agrado del Señor. No es el fin sino el principio. El Espíritu Santo ilumina todo".

 

Leed: I. Tes. 5, 1-11

 

      LA VIGILANCIA CRISTIANA

 

5,1     Hermanos, en cuanto al tiempo y al momento, no es necesario que les escriba.

5,2     Ustedes saben perfectamente que el Día del Señor vendrá como un ladrón en plena noche.

5,3     Cuando la gente afirme que hay paz y seguridad, la destrucción caerá sobre ellos repentinamente, como los dolores del parto sobre una mujer embarazada, y nadie podrá escapar.

5,4     Pero ustedes, hermanos, no viven en las tinieblas para que ese Día los sorprenda como un ladrón:

5,5     Todos ustedes son hijos de la Luz, hijos del día. Nosotros no pertenecemos a la noche ni a las tinieblas.

5,6     No nos durmamos, entonces, como hacen los otros: permanezcamos despiertos y seamos sobrios.

5,7     Los que duermen lo hacen de noche, y también los que se emborrachan.

5,8     Nosotros, por el contrario, seamos sobrios, ya que pertenecemos al día: revistámonos con la coraza de la fe y del amor, y cubrámonos con el casco de la esperanza de la salvación.

5,9     Porque Dios no nos destinó para la ira, sino para adquirir la salvación por nuestro Señor Jesucristo,

5,10   que murió por nosotros, a fin de que, velando o durmiendo, vivamos unidos a El.

5,11   Anímense, entonces, y estimúlense mutuamente, como ya lo están haciendo.

 

 

9-12-83                                                                                                       PM 33

 

"El Señor va aclarando poco a poco el camino que señaló para ti; son difíciles tus pasos, pero El sabe de tu entrega, de tu fe puesta en El. Gloria al Señor".

 

Leed: Salm. 3, 4-5-6; Mc. 14, 9

 

3,4     Pero Tú eres mi escudo protector y mi gloria, Tú mantienes erguida mi cabeza.

3,5     Invoco al Señor en alta voz, y El me responde desde su santa Montaña.

3,6     Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene.

 

Mc. 14, 9

 

14,9   "Les aseguro que allí donde se proclame la Buena Noticia, en todo el mundo, se contará también en su memoria lo que ella hizo".

 

 

9-12-83                                                                                                       PM 34

 

"No pares de orar, más por el prójimo que por ti".

 

 10-12-83                                                                                                     PM 35

 

"Hija mía, hoy sigue tu ayuno, hoy también ora para que el Señor ilumine a los hombres, porque en la vida terrena todo es material; no así en las alturas donde el Todopoderoso dirige vuestras vidas hoy y por siempre. Agradadle haciendo lo que El os manda". Amén.

 

Leed: Hech. 4, 12 y 19-20; Rom. 1, 1-5

 

4,12   "Porque no existe bajo el cielo otro Nombre dado a los hombre, por el cual podamos alcanzar la salvación".

4,19   Pedro y Juan les respondieron: "Juzguen si está bien a los ojos del Señor que les obedezcamos a ustedes antes que a Dios.

4,20   Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído".

 

Rom. 1, 1-5

1,1     Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios,

1,2     que El había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras,

1,3     acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne,

1,4     y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador, por su resurrección de entre los muertos.

1,5     Por El hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos.

 

 

10-12-83                                                                                                     PM 36

 

"Soy suave (así la ve) pero no quiere decir que no sea fuerte". (Le pide a la Virgen saber dónde está la mano de madera de la imagen, que se desprendió de ella y no se la encuentra).

"No me impongáis nada, sólo el Señor impone y propone".

"Obedeced... lo digo por los duros de corazón; seguid fieles al Señor y seréis salvados de corazón".

 

 11-12-83                                                                                                     PM 37

 

"...Tu misión va más allá de una prédica. La Iglesia de Cristo Jesús debe aumentar en su fe; nuestro Señor así lo quiere; muchos deben convertirse, no lo están totalmente; es tiempo de hacerlo. Amén".

 

Leed: Hech. 4, 1-2-3; 6, 6-7

 

4,1     Mientras los Apóstoles hablaban al pueblo, se presentaron ante ellos los sacerdotes, el jefe de los guardias del Templo y los Saduceos,

4,2     irritados de que predicaran y anunciaran al pueblo la resurrección de los muertos cumplida en la persona de Jesús.

4,3     Estos detuvieron a los Apóstoles y los encarcelaron hasta el día siguiente, porque ya era tarde.

 

Hech. Cap. 6, Vers. 6-7

 

6,6     Los presentaron a los Apóstoles, y éstos, después de orar, les impusieron las manos.

6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.

 

11-12-83                                                                                                     PM 38

 

"Id por los caminos donde hay amor y esperanza, no por los senderos del odio y rencor; que Yo sea semilla al viento, que cae en tierra fértil y da fruto. Sed vosotros mismos como lo manda el Señor. Gloria a Dios".

 

12-12-83                                          (ex 4)                                                  PM 39

 

"Acercaos al Señor en estos días, más que nunca, porque sólo a su lado estaréis bien; aunque en torno vuestro haya maldad, ignoradla; invocad al Espíritu Santo y os salvaréis".

"Esparcid mis palabras. Es hora ya, vuestra prédica encontrará eco, os lo aseguro".

 

Leed: Mt. 12, 30-31-32

 

12,30 El que no está conmigo, está contra Mi; y el que no recoge conmigo, desparrama.

12,31 Por eso les digo que todo pecado o blasfemia se les perdonará a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada.

12,32 Al que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará, pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este mundo ni en el futuro.

 

 12-12-83                                          (ex 5)                                                  PM 40

 

Oración que la Virgen le enseña para decirle a Dios Padre:

 

"Padre, líbranos de todo mal.

Con tu Santa Sabiduría, Señor,

sálvanos de todo pecado;

en nombre de todos cuantos te queremos, Señor,

llévanos por el camino del bien. Amén".

 

Leed: Prov. 2, 1-11

 

     1   Hijo mío, si recibes mis palabras y guardas contigo mis mandamientos,

     2   prestando oído a la sabiduría e inclinando tu corazón al entendimiento;

     3   si llamas a la inteligencia y elevas tu voz hacia el entendimiento,

     4   si la buscas como si fuera plata y la exploras como un tesoro,

     5   entonces comprenderás el temor del Señor y encontrarás la ciencia de Dios.

     6   Porque el Señor da la sabiduría, de su boca proceden la ciencia y la inteligencia.

     7   El reserva su auxilio para los hombres rectos, es un escudo para los que caminan con integridad;

     8   El protege los senderos de la equidad y cuida el camino de sus fieles.

     9   Entonces comprenderás la justicia y la equidad, la rectitud y todas las sendas del bien.

     10    Porque la sabiduría penetrará en tu corazón y la ciencia será la delicia de tu alma;

     11    la reflexión cuidará de tí y la inteligencia te protegerá.

  

13-12-83                                          (ex 6)                                                  PM 41

 

..."Esto que te doy es para que se conozca, no para tener oculto, no ya en esta hora; que no se divulgue tu nombre por ahora, por tu bien; ya llegará el momento; no así en pequeños círculos, lo necesario; el Señor conoce su Rebaño".

Reitera la oración dada en el párrafo anterior y me dice: "El que reza esta oración nueve días seguidos, acompañada con un Rosario, le concederé una gracia especial".

 

Leed: Mal. 3, 1-5; Apoc. 22, 16

 

3,1     Yo envío a mi mensajero, para que prepare el camino delante de Mí. Y enseguida entrará en su Templo el Señor que ustedes buscan; y el Angel de la alianza que ustedes desean ya viene, dice el Señor de los ejércitos.

3,2     ¿Quién podrá soportar el Día de su venida? ¿Quién permanecerá de pie cuando aparezca? Porque El es como el fuego del fundidor y como la lejía de los lavanderos.

3,3     El se sentará para fundir y purificar: purificará a los hijos de Leví y los depurará como al oro y la plata; y ellos serán para el Señor los que presentan la ofrenda conforme a la justicia.

3,4     La ofrenda de Judá y de Jerusalén será agradable al Señor, como en los tiempos pasados, como en los primeros años.

3,5     Yo me acercaré a ustedes para el juicio y atestiguaré decididamente contra los adivinos, los adúlteros y los perjuros, contra los que oprimen al asalariado, a la viuda y al huérfano, contra los que violan el derecho del extranjero, y no me temen, dice el Señor de los ejércitos.

 

Apoc. 22, 16

 

22,16 Yo, Jesús, he enviado a mi mensajero para dar testimonio de estas cosas a las Iglesias. Yo soy el Retoño de David y su descendencia, la Estrella radiante.

 

 13-12-83                                                                                                   PM 42

 

"Id a la cabeza de la Iglesia... El Señor promete y lo cumple. Cantad y alegraos".

 

Leed; Salmo 40 (primera parte)

 

      PROCLAMACION DE LOS BENEFICIOS RECIBIDOS

 

     2   Esperé confiadamente en el Señor: El se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.

     3   Me sacó de la fosa infernal, del barro cenagoso; afianzó mis pies sobre la roca y afirmó mis pasos.

     4   Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. Muchos, al ver ésto, temerán y confiarán en el Señor.

     5   ¡Feliz el que pone en el Señor toda su confianza, y no se vuelve hacia los rebeldes que se extravían tras la mentira!

     6   ¡Cuántas maravillas has realizado, Señor, Dios mío! Por tus designios en favor nuestro, nadie se te puede comparar. Quisiera anunciarlos y proclamarlos, pero son innumerables.

 

      LA VERDADERA ACCION DE GRACIAS

   

     7   Tú no quisiste víctima ni oblación;

          pero me diste un oído atento;

          no pediste holocaustos ni sacrificios,

     8   entonces dije: "Aquí estoy.

     9   En el libro de la Ley está escrito

          lo que tengo que hacer:

          yo amo, Dios mío, tu voluntad,

          y tu ley está en mi corazón".

     10    Proclamé gozosamente tu justicia

          en la gran asamblea;

          no, no mantuve cerrados mis labios,

          tú lo sabes, Señor.

     11    No escondí tu justicia dentro de mí,

          proclamé tu fidelidad y tu salvación,

          y no oculté a la gran asamblea

          tu amor y tu fidelidad.

 

 14-12-83                                          (ex 7)                                                  PM 43

 

Pide en tus intenciones, en la manera en que lo estás haciendo:

 

"Que el Señor tenga misericordia con el mundo entero,

y que el mundo entero responda a su llamado de conversión,

que el hombre se entregue totalmente a Dios

y que no deje pasar este momento tan especial".

 

"Dad a conocer mi Novena, que todos tengan oportunidad de hacerla y pedir al Señor por todos ellos; vosotros seguidla fielmente, no la cortéis, unidos debéis rezar y pedir. Yo la mandé, respetadla...".

 

Leed: Hebr. 10, 19-25; 11, 1-3

 

      EL ACERCAMIENTO A DIOS POR JESUCRISTO

 

10,19 Por lo tanto, hermanos, tenemos plena seguridad de que podemos entrar en el Santuario por la sangre de Jesús,

10,20 siguiendo el camino nuevo y viviente que El nos abrió a través del velo del Templo, que es su carne.

10,21 También tenemos un Sumo Sacerdote insigne al frente de la casa de Dios.

10,22 Acerquémonos entonces, con un corazón sincero y lleno de fe, purificados interiormente de toda mala conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura.

10,23 Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél que ha hecho la promesa es fiel.

10,24 Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras.

10,25 No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo

         algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más

         cuanto que vemos acercarse el Día.

 

Cap. 11, Vers. 1-3

 

      EL VALOR DE LA FE

 

11,1   Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.

11,2   Por ello nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.

11,3   Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, de manera que lo visible proviene de lo invisible.

 

14-12-83                                                                                                     PM 44

 

"No estéis entristecidos ni sobrecogidos. Alegraos si sois como Dios manda. Seguid la Novena, por las intenciones que dije... Gloria al Eterno Padre".

 

 

15-12-83                                                                                                     PM 45

 

"Tu pueblo y los pueblos mucho cambiarán, con otra cara mirarán al Señor y con otro corazón; tu misión para eso servirá. Dios te puso en esto y su voluntad se cumplirá". Gloria al Altísimo. Amén.

 

Leed: Sofon. 3, 9 y 17; Eclesiástico 11, 14 y 17 y 21

 

3,9     Entonces, Yo haré que sean puros los labios de los pueblos, para que todos invoquen el Nombre del Señor y lo sirvan con el mismo empeño.

3,17   ¡El Señor, tu Dios, está en medio de tí, es un guerrero victorioso! El exulta de alegría a causa de ti, te renueva con su amor y lanza por ti gritos de alegría.

 

Eclesiástico 11, 14 y 17 y 21

 

      LA CONFIANZA EN DIOS

 

11,14 Bienes y males, vida y muerte, pobreza y riqueza vienen del Señor.

11,17 El don del Señor permanece con los buenos y su benevolencia les asegura el éxito para siempre.

11,21 No admires las obras del pecador: confía en el Señor y persevera en tu trabajo, porque es cosa fácil a los ojos del Señor enriquecer de un solo golpe al indigente.

 

16-12-83                                                                                                     PM 46

 

"Mirad al cielo y veréis la estrella de la mañana..."

"Seguid orando para que se fortalezca lo interior y lo exterior; esto ordena el Padre. Amén".

 

Leed: Rom. 8, 26-30

 

8,26   Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero el Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables.

8,27   Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los santos está de acuerdo con la voluntad divina.

 

      EL PLAN DE SALVACION

 

8,28   Sabemos, además, que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquellos que El llamó según su designio.

8,29   En efecto, a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que El fuera el Primogénito entre muchos hermanos;

8,30   y a los que predestinó, también los llamó; y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó; también los glorificó.

 

 

16-12-83                                          (ex 8)                                                  PM 47

 

"La mayoría de la gente está estrellándose contra un muro de maldad; sólo se salvará aquél que crea en Cristo Redentor. Hija mía, esto es para que se conozca. Hijos míos venid todos a Mí".

 

17-12-83                                          (ex 9)                                                  PM 48

 

"La Estrella Radiante es mi Hijo, ayer lo dije para ti y para los que contigo están y predicarán, lo habéis hecho hoy para el mundo entero. Que no dejen pasar esa Estrella sin seguirla. El Señor quiere redimir a los hombres, aceptadlo. A mis hijos los cuido con mucho amor, no temáis. Tienes mucho por caminar. Esto lo digo para todos; es preferible que os dejéis guiar a caminar solos y tropezar, confiad en el Señor. Amén".

 

Leed: Col. 2, 1-2-3; Sab. 5, 1-2-3

 

  2,1   Si, quiero que sepan qué dura es la lucha que sostengo por ustedes, por los de Laodicea y por tantos otros que no me conocen personalmente.

  2,2   Mi deseo es que se sientan animados y que, unidos estrechamente en el amor, adquieran la plenitud de la inteligencia en toda su riqueza. Así conocerán el misterio de Dios, que es Cristo,

  2,3   en Quien están ocultos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

 

Sab. 5, 1-2-3

 

  5,1   Entonces el justo se mantendrá de pie, completamente seguro frente a aquellos que lo oprimieron y despreciaron sus padecimientos.

  5,2   Ellos, al verlo, serán presa de un terrible temor y quedarán desconcertados por lo imprevisto de su salvación.

  5,3   Llenos de remordimiento y lanzando gemidos, se dirán unos a otros, con el espíritu angustiado: "Este es el que antes poníamos en ridículo y convertíamos en objeto de escarnio".

 

 

17-12-83                                                                                                     PM 49

 

"Me valgo de la Bondad Divina del Padre para transmitir mis mensajes, que no son otros que los deseos del Señor; por eso tú que eres la elegida entre la multitud debes darlos fielmente como te los doy y como lo has hecho hasta ahora. (Siente olor a incienso). Este incienso te purifica, el Sagrado Corazón de Jesús te lo manda. Amén".

  

18-12-83                                          (ex 10)                                                PM 50

 

"Son muchas las ovejas perdidas del Señor y El quiere recuperarlas; por eso les dice el Gran Pastor a las que están en su Rebaño, que no salgan de él y no se muevan de su lado".

 

"El Señor es Luz en las tinieblas,

es agua en el desierto,

abrigo en la intemperie,

da de comer al hambriento,

quien cree en El gozará de Vida Eterna. Amén".

 

Dad a conocer ésto. Leed: Apoc. 1, 8-19; 2, 3 y 7

 

1,8     Yo Soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que Es, el que Era y el que Vendrá, el Todopoderoso.

1,9     Yo, Juan, hermano de ustedes, con quienes comparto las tribulaciones, el Reino y la espera perseverante en Jesús, estaba exiliado en la isla de Patmos, a causa de la Palabra de Dios y del testimonio de Jesús.

1,10   El Día del Señor fui arrebatado por el Espíritu y oí detrás de mí una voz fuerte como una trompeta, que decía:

1,11   "Escribe en un libro lo que ahora vas a ver, y mándalo a las siete Iglesias: a Efeso, a Esmirna,  a Pérgamo, a Tiatira, a Sardes, a Filadelfia y a Laodicea".

1,12   Me di vuelta para ver de quién era esa voz que me hablaba, y vi siete candelabros de oro,

1,13   y en medio de ellos, a alguien semejante a un Hijo de hombre, revestido de una larga túnica que estaba ceñida a su pecho con una faja de oro.

1,14   Su cabeza y sus cabellos tenían la blancura de la lana y de la

         nieve; sus ojos parecían llamas de fuego;

1,15   sus pies, bronce fundido en el crisol; y su voz era como el estruendo de grandes cataratas.

1,16   En su mano derecha tenía siete estrellas; de su boca salía una espada de doble filo; y su rostro era como el sol cuando brilla con toda su fuerza.

1,17   Al ver ésto, caí a sus pies, como muerto, pero El, tocándome con su mano derecha, me dijo: "No temas: Yo soy el Primero y el Ultimo, el Viviente.

1,18   Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre y tengo la llave de la Muerte y del Abismo.

1,19   Escribe lo que has visto, lo que sucede ahora y lo que sucederá en el futuro.

 

Cap. 2, Vers. 3 y 7

 

2,3     "Sé que tienes constancia y que has sufrido mucho por mi Nombre sin desfallecer.

2,7     El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias: al vencedor, le daré de comer del Arbol de la Vida, que se encuentra en el Paraíso de Dios".

 

 18-12-83                                                                                                     PM 51

 

"Yo no creo en términos medios: se está o no se está con el Señor. El Señor exige todo de vosotros, porque quiere haceros merecedores de su Reino".

 

Leed: Lc. 6, 20-21

 

6,20   Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: "¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!

6,21   ¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados!

          ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!

 

 

19-12-83                                          (ex 11)                                                PM 52

 

"En estos días (19-12-83) la oración debe ser intensa y la confianza en el Señor será plena. Decidlo en voz alta. Los días venideros serán fértiles para ti".

 

Leed: Lev. 26, 9 y 11-12

 

26,9   Yo los miraré con bondad, los haré fecundos y numerosos, y mantendré mi alianza con ustedes.

26,11 Yo pondré mi Morada en medio de ustedes y no les tendré aversión;

26,12 siempre estaré presente entre ustedes: ustedes serán mi pueblo y Yo seré su Dios.

 

 

19-12-83                                                                                                     PM 53

 

La Virgen nos pide que recemos un Padrenuestro tomados de la mano y que este Padrenuestro sirva de unión para que estemos unidos junto al Señor.

 

Leed: 2 Pedro 1, 19-20-21

 

1,19   Así hemos visto confirmada la palabra de los profetas, y ustedes hacen bien en prestar atención a ella, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que despunte el día y aparezca el lucero de la mañana en sus corazones.

1,20   Pero tengan presente, ante todo, que nadie puede interpretar por cuenta propia una profecía de la Escritura.

1,21   Porque ninguna profecía ha sido anunciada por voluntad humana, sino que los hombres han hablado de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo.

 

 20-12-83                                          (ex 12)                                                PM 54

 

"... el Señor no tiene espada para vosotros (si seguís al Señor), pero sí mucha Misericordia y mucho Amor. Nunca me dirijo en malos términos con vosotros, porque estáis con el Señor; sí lo hago con aquél que se resiste a la palabra de Cristo. Por eso te digo que se conozca lo que te doy, no lo hago para que se guarde en un cajón".

 

Leed: Sab. 13,1; 6, 12-16; 15, 1-2-3

 

13,1   Sí, vanos por naturaleza son todos los hombres que han ignorado a Dios, los que, a partir de las cosas visibles, no fueron capaces de conocer a "Aquél que Es", y al considerar sus obras, no reconocieron al Artífice.

 

Cap. 6, Vers. 12-16

 

6,12   La Sabiduría es luminosa y nunca pierde su brillo: se deja contemplar fácilmente por los que la aman y encontrar por los que la buscan.

6,13   Ella se anticipa a darse a conocer a los que la desean .

6,14   El que madruga para buscarla no se fatigará, porque la encontrará sentada a su puerta.

6,15   Meditar en Ella es la perfección de la prudencia, y el que se desvela por su causa pronto quedará libre de inquietudes.

6,16   La Sabiduría busca por todas partes a los que son dignos de Ella, se les aparece con benevolencia en los caminos y les sale al encuentro en todos sus pensamientos.

 

Cap. 15, Vers. 1-2-3

 

15,1   Pero Tú, Dios nuestro, eres bondadoso y fiel, eres paciente y todo lo administras con misericordia.

15,2   Aún cuando pecamos, pertenecemos a Tí, ya que reconocemos tu Soberanía; pero no pecaremos, sabiendo que nos has contado como tuyos.

15,3   Porque conocerte a Ti es la perfecta justicia y reconocer tu Soberanía es la raíz de la inmortalidad.

 

20-12-83                                                                                                     PM 55

 

"Rogad para que tu fe ilumine a tu prójimo".

 

Leed: Ex. 19, 4-5

 

19,4   Ustedes han visto cómo traté a Egipto, y cómo los conduje sobre alas de águila y los traje hasta Mi.

19,5   Ahora, si escuchan mi voz y observan mi alianza, serán mi propiedad exclusiva entre todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece.

 

21-12-83                                          (ex 13)                                                PM 56

 

"No se puede vivir sin hacer una plegaria diaria a nuestro Padre del Cielo, como tampoco con odios y rencores. Acudid al Señor en todo lo que necesitéis. El escucha a los que piden con fe. Predicad ésto".

 

Leed: Sant. 1, 2-12

 

    2    Hermanos, alégrense profundamente cuando se vean sometidos a cualquier clase de pruebas

    3    sabiendo que la fe, al ser probada, produce la paciencia.

    4    Y la paciencia debe ir acompañada de obras perfectas, a fin de que ustedes lleguen a la perfección y a la madurez, sin que les falte nada.

    5    Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que la pida a Dios, y la recibirá, porque El la da a todos generosamente, sin exigir nada en cambio.

    6    Pero que pida con fe, sin vacilar, porque el que vacila se parece a las olas del mar levantadas y agitadas por el viento.

    7    El que es así no espere recibir nada del Señor,

    8    ya que es un hombre interiormente dividido e inconstante en su manera de proceder.

    9    Que el hermano de condición humilde se gloríe cuando es exaltado,

    10 y el rico se alegre cuando es humillado, porque pasará como una flor del campo;

    11 apenas sale el sol y calienta con fuerza, la hierba se seca, su flor se marchita y desaparece su hermosura. Lo mismo sucederá con el rico en sus empresas.

    12 Feliz el hombre que soporta la prueba porque después de haberla superado, recibirá la corona de Vida que el Señor prometió a los que lo aman.

 

21-12-83                                                                                                     PM 57

 

"No desmayéis a algunas palabras fuertes del Señor, seguid siempre adelante. El Espíritu Santo no dejará que retrocedáis. Hay sabiduría en el Señor; escuchadlo".

 

Leed: Is. 59, 21

 

     21    Por mi parte, dice el Señor, ésta es mi Alianza con ellos: mi Espíritu que está sobre ti y mis Palabras que Yo he puesto en tu boca, no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tus descendientes, ni de los descendientes de tus descendientes, desde ahora y para siempre, dice el Señor.

 

 22-12-83                                                                                                     PM 58

 

"Rogad para que el Espíritu Santo aclare la mente del hombre y pueda ver lo que el Señor le ofrece".

"Y que la pobreza de su espíritu se enriquezca con el Amor que sólo el Sagrado Corazón de Jesús lo da; rogad también para que nazca un nuevo año de búsqueda hacia el Señor, de entrega hacia el Redentor, porque su Corazón, henchido de Amor por vosotros está. Suplicad, que vuestra súplica será escuchada. Amén".

"Todo tiene su tiempo de madurez; lo nuestro ya está maduro, es tiempo que se dé a conocer; si podéis solicitar el terreno, no dejéis pasar el momento".

 

Leed Jer. 1, 4-10; 4, 18-19

 

1,4     La palabra del Señor llegó a mí en estos términos:

1,5     "Antes de formarte en el vientre materno, Yo te conocía; antes que salieras del seno, Yo te había consagrado, te había constituido profeta para las naciones".

1,6     Yo respondí: ¡Ah, Señor! Mira que no se hablar, porque soy demasiado joven".

1,7     El Señor me dijo: "No digas: 'Soy demasiado joven', porque tú irás donde Yo te envíe y dirás todo lo que Yo te ordene.

1,8     No temas delante de ellos, porque Yo estoy contigo para librarte -oráculo del Señor-".

1,9     El Señor extendió su mano, tocó mi boca y me dijo:"Yo pongo mis palabras en tu boca.

1,10   Yo te establezco en este día sobre las naciones y sobre los reinos, para arrancar y derribar, para perder y demoler, para edificar y plantar.

 

Cap. 4, Vers. 18-19

 

4,18   Tu conducta y tus acciones te han acarreado todo ésto. Ahí está tu mal: ¡Qué amargo es! ¡Cómo te llega al corazón!

4,19   ¡Mis entrañas, mis entrañas! ¡Me retuerzo de dolor! ¡Las fibras de mi corazón! ¡Mi corazón se conmueve dentro de mí, no puedo callarme! Porque oigo el sonido de la trompeta, el clamor del combate.

  

23-12-83                                                                                                     PM 59

 

"Para lo que te puede traer el futuro, el Espíritu Santo te da una coraza tan fuerte donde no pase nada malo del exterior que pueda hacerte daño, y mucha paciencia para que puedas soportar cualquier palabra incorrecta que puedan decir; pero no temas, nada te llegará ni nadie te tocará". Gloria a Dios.

 

Leed: Joel, 2, 19-23

 

2,19   El Señor respondió y dijo a su Pueblo: ¡Ahora, Yo les envío el trigo, el vino nuevo y el aceite, y ustedes se saciarán con ésto. Nunca más los entregaré al oprobio entre las naciones.

2,20   Al que viene del Norte lo alejaré de ustedes, lo arrojaré a una tierra árida y desolada: su vanguardia, hacia el mar oriental, su retaguardia, hacia el mar occidental; y subirá su hedor, subirá su pestilencia". -¡Porque El ha hecho grandes cosas!-.

 

          ANUNCIO DE LA SALVACION

 

2,21   ¡No temas, tierra, alégrate y regocíjate, porque el Señor ha hecho grandes cosas!

2,22   ¡No teman, animales del campo! Los pastizales de la estepa han reverdecido, los árboles producen sus frutos, la higuera y la viña dan sus riquezas.

2,23   ¡Alégrense, habitantes de Sión, regocíjense en el Señor, su Dios! Porque El les ha dado la lluvia de otoño en su justa medida, e hizo caer sobre ustedes, como en otros tiempos, el aguacero de otoño y de primavera.

 

 

23-12-83                                                                                     PM 60

 

"¿Por qué se ven asaltados por dudas y temores? No quiero verlos así, no abatidos. Quiero verlos triunfantes, porque van a salir como verdaderos vencedores de la Misión".

 

 24-12-83                                                                                                     PM 61

 

"Hoy vosotros, la familia cristiana, celebráis la venida del Mesías; eso me llena de gozo, pero más sería mi alegría, al saber que todos los días de vuestra vida, de aquí en más, os acordaréis del Señor. El sabe de vuestras necesidades y en su justa medida; dad vuestra vida por El como El dio la suya por el mundo. Benditos sean los que están con el Señor".

 

Leed: Salm. 18, 3-4: 86, entero

 

18,3   Señor, Mi Roca, mi fortaleza y mi libertador, mi Dios, el peñasco en que me refugio, mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.

18,4   Invoqué al Señor, que es digno de alabanza y quedé a salvo de mis enemigos.

 

Salmo 86

 

  1   Inclina tu oído, Señor, respóndeme porque soy pobre y miserable;

  2   protégeme, porque soy uno de tus fieles, salva a tu servidor que en Ti confía.

  3   Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor, porque te invoco todo el día;

  4   reconforta el ánimo de tu servidor, porque a Ti, Señor, elevo mi alma.

  5   Tú, Señor, eres bueno e indulgente, rico en misericordia con aquellos que te invocan:

  6   ¡atiende, Señor, a mi plegaria, escucha la voz de mi súplica!

  7   Yo te invoco en el momento de la angustia, porque Tú me respondes.

  8   No hay otro Dios igual a Ti, Señor, ni hay obras como las tuyas.

  9   Todas las naciones que has creado vendrán a postrarse delante de Ti, y glorificarán Tu Nombre, Señor,

  10      porque Tú eres grande, Dios mío, y eres el único que hace maravillas.

  11  Indícame Tu Camino, Señor, para que yo viva según Tu Verdad;

       orienta totalmente mi corazón al temor de Tu Nombre.

  12      Te daré gracias, Dios mío, de todo corazón, y glorificaré Tu Nombre eternamente;

  13      porque es grande el amor que me tienes, y Tú me libraste del fondo del Abismo.

  14      Dios mío, los orgullosos se levantaron contra mi, y una banda de forajidos atenta contra mi vida sin preocuparse para nada de Ti.

  15      Pero Tú, Señor, Dios compasivo y bondadoso, lento para enojarte, rico en Amor y Fidelidad,

  16      vuelve hacia mi Tu Rostro y ten piedad de mi; fortalece a tu servidor, salva al hijo de tu servidora.

  17      Dame una prueba de Tu Bondad, para que mis adversarios queden confundidos, al ver que Tú, Señor, eres mi ayuda y mi consuelo.

  

25-12-83                                     (Navidad)                                                PM 62

 

"En este día dad gracias al Espíritu Santo por lo que os fue dado el día anterior, y que este día tan especial, sea meditado. Mirad en torno vuestro y apartad lo bueno de lo malo. Gloria al Señor".

 

Leed: Zac. 4, 6-7-8; Ef. 2, 1-10; Ageo 2, 5-8

 

Zac. 4, 6-7-8

 

4,6     Tomó, pues, él la palabra y le dijo así: "Esta es la palabra de Yahvé a Zorobabel: No por medio de un ejército ni por la fuerza sino por mí Espíritu, dice Yahvé de los ejércitos.

4,7     ¿Quién eres tú, oh monte grande, ante Zorobabel? Serás reducido a una llanura; y él colocará la piedra de remate en medio de las aclamaciones (del pueblo): ¡Gracia, gracia sobre ella!".

4,8     Y llegóme la palabra de parte de Yahvé, diciendo:

 

Efes. 2, 1-10

 

          LA GRATITUD DE LA SALVACION DE CRISTO

 

2,1     Ustedes estaban muertos a causa de las faltas y pecados

2,2     que cometían, cuando vivían conforme al criterio de este mundo, según el príncipe que domina en el espacio, el mismo espíritu que sigue actuando en aquellos que se rebelan.

2,3     Todos nosotros también nos comportábamos así en otro tiempo, viviendo conforme a nuestros deseos carnales y satisfaciendo nuestra concupiscencia y nuestras malas inclinaciones, de manera que por nuestra condición estábamos condenados a la ira, igual que los demás.

2,4     Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó,

2,5     precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados, nos hizo revivir con Cristo -¡Ustedes han sido salvados gratuitamente!-

2,6     y con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo reinar con El en el Cielo.

2,7     Así Dios ha querido demostrar a los tiempos futuros la inmensa riqueza de su gracia por el amor que nos tiene en Cristo Jesús.

2,8     Porque ustedes han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino que es un don de Dios;

2,9     y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe.

2,10   Nosotros somos creación suya: fuímos creados en Cristo Jesús, a fin de realizar aquellas buenas obras, que Dios preparó de antemano para que las practicáramos.

          "Os tomarán en serio".

 Ageo, 2, 5-8

 

2,5     Porque Yo estoy con ustedes -oráculo del Señor de los ejércitos- según el compromiso que contraje con ustedes cuando salieron de Egipto, y mi Espíritu permanece en medio de ustedes. ¡No teman!

2,6     Porque así habla el Señor de los ejércitos: Dentro de poco tiempo, Yo haré estremecer el cielo y la tierra, el mar y el suelo firme.

2,7     Haré estremecer a todas las naciones: entonces afluirán los tesoros de todas  las  naciones

         y llenaré de gloria esta Casa, dice el Señor de los ejércitos.

2,8     ¡Son míos el oro y la plata! -oráculo del Señor de los ejércitos-.

 

 

26-12-83                                                                                                     PM 63

 

"No pretendáis saber todo de inmediato, sino por el contrario, quiero que lo entendáis lentamente".

 

Leed: Mc. 4, 13-23

 

        EXPLICACION DE LA PARABOLA DEL SEMBRADOR

 

  13      Jesús les dijo: "¿No entienden esta parábola? ¿Cómo comprenderán entonces todas las demás?

  14 El sembrador siembra la Palabra.

  15      Los que están al borde del camino, son aquellos en quienes se siembra la Palabra; pero, apenas la escuchan, viene satanás y se lleva la semilla sembrada en ellos.

  16  Igualmente, los que reciben la semilla en terreno rocoso son los

       que, al escuchar la Palabra, la acogen enseguida con alegría;

  17      pero no tienen raíces, sino que son inconstantes y, en cuanto sobreviene la tribulación o la persecución a causa de la Palabra, inmediatamente sucumben.

  18      Hay otros que reciben la semilla entre espinas: son los que han escuchado la Palabra,

  19      pero las preocupaciones del mundo, la seducción de las riquezas y las demás concupiscencias penetran en ellos y ahogan la Palabra, y ésta resulta infructuosa.

  20      Y los que reciben la semilla en tierra buena, son los que escuchan la Palabra, la aceptan y dan fruto al treinta, al sesenta, y al ciento por uno".

 

       EL EJEMPLO DE LA LAMPARA

 

  21  Jesús les decia:  ¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? No es más bien para colocarla sobre el candelero?

  22      Porque no hay nada oculto que no deba ser revelado y nada secreto que no deba manifestarse.

  23      ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!".

  

 

III - MENSAJES DESDE EL 27 DE DICIEMBRE DE 1983

HASTA EL 11 DE FEBRERO DE 1990

 

 

Nº 1 AL Nº 1804

 

 

27-12-83                                          (ex 14)                                                  1

 

"La Humanidad toda está contaminada, no sabe lo que quiere y es la oportunidad del maligno, pero no saldrá airoso. Cristo Jesús ganará la gran batalla, no hay que dejarse sorprender, debéis estar alerta. Por eso pido tanta oración, tanta obediencia al Señor.

Lo digo por el mundo entero; predicad ésto".

 

Leed: I Reyes 2, 3-4; Miq. 4, 2

 

I Reyes 2, 3-4

 

2,3     Observa las prescripciones del Señor, tu Dios, siguiendo sus caminos, observando sus preceptos, sus mandamientos, sus leyes y sus instrucciones, según lo que está escrito en la Ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y en todo lo que emprendas,

2,4     y el Señor mantendrá esta palabra que me ha dicho: Si tus hijos vigilan su conducta, caminando delante de Mi con fidelidad, de todo corazón y con toda su alma, nunca te faltará un descendiente en el trono de Israel.

 

Miq. 4, 2

 

4,2    y acudirán naciones numerosas, que dirán: "¡Vengan, subamos a la

        Montaña del Señor y a la Casa del Dios de Jacob! El nos instruirá en

        sus caminos y caminaremos por sus sendas". Porque de Sión saldrá

        la Ley y de Jerusalén, la Palabra del Señor.

 

28-12-83                                                                                                       2

 

En el Santuario de Luján:

"Hoy te recibo y te saludo en esta mi gran Casa, aquí donde vienen a honrar a vuestro Padre; debéis hacerme edificar una similar; ya lo haréis. Tú tienes la fe que a muchos les falta y que el Señor tanto pide. Quiero mi morada grande para cobijar a todo aquel que me necesite. Hija mía, debéis hacerlo por Nuestro Señor. Amén". "El Señor os protege. Id en paz".

 

Leed: Neh. 9, 30-31-32

 

9,30   Tú fuiste paciente con ellos durante muchos años; les advertiste con tu Espíritu, por medio de tus profetas; pero ellos no escucharon y Tú los entregaste en manos de otros pueblos.

9,31   Sin embargo, por tu gran misericordia, no los has exterminado ni abandonado, porque eres un Dios compasivo y misericordioso.

9,32   Y ahora, Dios nuestro, Dios grande, poderoso y temible, que mantienes la alianza y la fidelidad, no menosprecies las tribulaciones que nos han sobrevenido a nosotros, a nuestros reyes y a nuestros jefes, a nuestros sacerdotes y profetas, a nuestros padres y a todo tu Pueblo, desde los tiempos de los reyes de Asiria hasta el día de hoy.

 

29-12-83                                                                                                       3

 

"Hablad de mis mensajes, no los podéis ocultar. Es la voluntad de vuestro Padre. No podría pedir algo que no se pueda hacer, ni decir algo que no se pueda hablar".

 

Leed: Mt. 10, 26-27-28-32-33; Mc. 7, 14-15-16

 

10,26 No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido.

10,27 Lo que Yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas.

10,28 No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la gehena.

10,32 Al que me reconozca abiertamente ante los hombre, Yo lo reconoceré ante mi Padre que está en el Cielo.

10,33 Pero Yo renegaré ante mi Padre que está en el Cielo de aquél que reniegue de Mi ante los hombres.

 

Mc. 7, 14-15-16

 

7,14   Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: "Escúchenme todos y entiéndanlo bien.

7,15   Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre.

7,16   ¡Si alguien tiene oídos para oir, que oiga!".

 

 29-12-83                                                                                                       4

 

"El ayuno de hoy es dedicado a vuestro Padre.

Yo pondré palabras en tu boca. El que hablará contigo, escuchará atentamente..." (Esto fue dicho a raíz de una audiencia). (La audiencia la tuvo con el Obispo Mons. Rossi).

 

Leed: Prov. 22, 17-21

 

      SENTENCIAS DE LOS SABIOS

 

    17 Palabras de los sabios. Inclina tu oído, escucha mis palabras, y presta atención a mi experiencia:

    18 será una delicia conservarlas dentro de ti y tenerlas siempre a punto sobre tus labios.

    19 Para que pongas tu confianza en el Señor, hoy te voy a instruir también a ti.

    20 ¿Acaso no te he escrito treinta discursos, que contienen consejos e instrucciones,

    21 para hacerte conocer con exactitud las palabras verdaderas, y así puedas responder fielmente al que te envía?

 

 

30-12-83                                          (ex 15)                                                  5

 

"Hoy no me apartaré de ti, eso te tranquilizará. Tu misión va más allá de transmitir mis mensajes: fuiste llamada para ser portadora de paz y para que se conozca el urgente llamado de Cristo Jesús, a la conversión del hombre. Estoy preocupada por el mundo entero; recordad que sólo el Señor os salvará".

 

Leed: Jon. 4, 11 y Miq. 6, 8-9

 

Jon. 4, 11

 

4,11   "Y Yo ¿no me voy a conmover por Nínive, la gran ciudad, donde habitan más de ciento veinte mil seres humanos que no saben distinguir el bien del mal, y donde hay además una gran cantidad de animales?".

 

Miq. 6, 8-9

 

6,8     Se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor: Nada más que practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con tuDios.

6,9     La voz del Señor llama a la ciudad.- ¡Es prudente temer tu Nombre! - ¡Oigan, tribu de Judá y asamblea de la ciudad!

 

31-12-83                                          (ex 16)                                                  6

 

"El Señor quiere un pueblo limpio de pecado para cumplir su promesa de Vida Eterna. Debéis ser merecedores de su Reino. Poneos en manos del Sagrado Corazón para que os vigile; no caigais en tentación y no pueda penetrar en vosotros el malvado; eso agradará al Señor. Debéis dar a conocer esto".

 

Leed: Deut. 4, 5-8; Salm. 105, 1-5

 

4,5     Tengan bien presente que ha sido el Señor, mi Dios, el que me ordenó enseñarles las leyes y los preceptos que ustedes deberán cumplir en la tierra de la que van a tomar posesión.

4,6     Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, que al oir todas estas leyes, dirán: "¡Realmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!".

4,7     ¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos?

4,8     ¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en presencia de ustedes?

 

Salmo 105, 1-5

 

      INVITACION A LA ALABANZA

 

    1    ¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas;

    2    canten al Señor con instrumentos musicales pregonen todas sus maravillas!

    3    ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor!

    4    ¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro;

    5    recuerden las maravillas que El obró, sus portentos y los juicios de su boca!

 

 

31-12-83                                                                                                       7

 

"Claro que vais a ser mejores día a día y los comprendo hijos míos; una Madre siempre comprende y perdona a sus hijos; sois lentos pero vais bien encaminados; son muchas las cosas que debéis comprender todavía, lo digo por algunos. Todos mis deseos debéis cumplirlos, no los posterguéis mucho; el Sagrado Corazón de mi Hijo Jesús los iluminará para saber los pasos que deberán dar; con el Año Nuevo todo se aclarará, porque está lleno de promesas para vosotros y el Señor siempre cumple. Amén".

AÑO 1984

 

 

1-1-84                                                                                                           8

 

"Es pesada tu cruz, mas, también así será la recompensa. Los misterios que encierran las palabras del Todopoderoso son cuantiosos. El, a su debido tiempo los irá revelando. Tú... los debes poner alerta, obediente hija; es tu misión aún a costa de sacrificios; no desmayéis...". Gloria al Señor.

 

Leed: Ez. 11, 17; 19-20; 33, 6-9

 

11,17 Por eso dí: Así habla el Señor: Yo los reuniré de entre los pueblos, los congregaré de entre los países donde han sido dispersados y les daré la tierra de Israel.

11,19 Yo les daré otro corazón y pondré dentro de ellos un espíritu nuevo: arrancaré de su cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne,

11,20 a fin de que sigan mis preceptos y observen mis leyes, poniéndolas en práctica. Así ellos serán mi Pueblo y Yo seré su Dios.

 

Cap. 33, Vers. 6-9

 

33,6   Pero si el centinela ve venir la espada y no toca la trompeta, de manera que el pueblo no es advertido, y cuando llega la espada mata a alguno de ellos, éste perecerá por su culpa, pero al centinela le pediré cuenta de su sangre.

33,7   También a ti, hijo de hombre, Yo te he puesto como centinela de la casa de Israel: cuando oigas una palabra de mi boca, tú les advertirás de mi parte.

33,8   Cuando Yo diga al malvado: "Vas a morir", si tú no hablas para advertir al malvado que abandone su mala conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre.

33,9   Si tú, en cambio, adviertes al malvado para que se convierta de su mala

         conducta, y él no se convierte, el morirá por su culpa, pero tú habrás

         salvado tu vida.

  

1-1-84                                                                                                           9

 

La Virgen destaca la importancia del fervor en la oración para recibir las gracias del Señor Jesucristo. Igualmente había destacado la importancia de rezar juntos el Santo Rosario.

 

Leed: 2 Tim. 2, 8-13

 

      EL SUFRIMIENTO A EJEMPLO DE CRISTO

 

     8   Acuérdate de Jesucristo, que resucitó de entre los muertos y es descendiente de David. Esta es la Buena Noticia que yo predico,

     9   por la cual sufro y estoy encadenado como un malhechor. Pero la Palabra de Dios no está encadenada.

     10    Por eso soporto estas pruebas por amor a los elegidos, a fin de que ellos también alcancen la salvación que está en Cristo Jesús y participen de la gloria eterna.

     11    Esta doctrina es digna de fe: si hemos muerto con El, viviremos con El.

     12    Si somos constantes, reinaremos con El. Si renegamos de El, El también renegará de nosotros.

     13    Si somos infieles, El es fiel, porque no puede renegar de sí mismo.

 

2-1-84                                                                                                           10

 

"Mi tristeza es la vuestra; toda Madre se pone mal viendo a sus hijos sufrir. Mi Corazón, que ves cubierto de espinas, los hombres lo dejaron así; de su Redención depende que esas espinas se conviertan en perfumadas rosas. Gloria al Altísimo".

 

Leed: Efesios C. 2, V. 1-10

 

     1   Ustedes estaban muertos a causa de las faltas y pecados

     2   que cometían, cuando vivían conforme al criterio de este mundo, según el príncipe que domina en el espacio, el mismo espíritu que sigue actuando en aquellos que se rebelan.

     3   Todos nosotros también nos comportábamos así en otro tiempo, viviendo conforme a nuestros deseos carnales y satisfaciendo nuestra concupiscencia y nuestras malas inclinaciones, de manera que por nuestra condición estábamos condenados a la ira, igual que los demás.

     4   Pero Dios, que es rico en misericordia, por el Gran Amor con que nos amó,

     5   precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados, nos hizo revivir con Cristo -¡ustedes han sido salvados gratuitamente!-

     6   y con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo reinar con El en el Cielo.

     7   Así, Dios ha querido demostrar a los tiempos futuros la inmensa riqueza de Su Gracia por el amor que nos tiene en Cristo Jesús.

     8   Porque ustedes han sido salvados por su Gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino que es un don de Dios;

     9   y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe.

     10    Nosotros somos creación suya: Fuímos creados en Cristo Jesús, a fin de realizar aquellas buenas obras, que Dios preparó de antemano para que las practicáramos.

 

3-1-84                                              (ex 17)                                                  11

 

"Te dicen que mis mensajes son esperanzadores. Sí, son esperanzadores siempre que obedezcan al Señor y se refugien en su Palabra. Debéis caminar con pasos lentos pero seguros; siempre avanzando; eso exige el Señor.

"Soy tutora de los seminaristas, les doy fuerzas y ellos me aceptan. Ya todos vendrán a Mí (lo dice por todos los hombres). Rogad por el mundo entero. Gloria al Señor".

 

Leed: I Tes. 5, 12-20

 

     12    Les rogamos, hermanos, que sean considerados con los que trabajan entre ustedes, es decir, con aquellos que los presiden en nombre del Señor y los aconsejan.

     13    Estímenlos profundamente, y ámenlos a causa de sus desvelos. Vivan en paz unos con otros.

     14    Los exhortamos también a que reprendan a los indisciplinados, animen a los tímidos, sostengan a los débiles, y sean pacientes con todos.

     15    Procuren que nadie devuelva mal por mal. Por el contrario, esfuércense por hacer siempre el bien entre ustedes y con todo el mundo.

     16    Estén siempre alegres.

     17    Oren sin cesar.

     18    Den gracias a Dios en toda ocasión: ésto es lo que Dios quiere de todos ustedes, en Cristo Jesús.

     19    No extingan la acción del Espíritu;

     20    no desprecien las profecías;

 

Siento necesidad de decirle a mi Virgen María:

 

 

"Madre mía Celestial

qué me tienes reservado:

no sé si es dolor o alegría;

pero sé que en este día

en que me siento agotada,

sólo pienso en tu Hijo

que llevó su cruz a cuestas,

que cargó todo el dolor

sin expresar una queja.

Cuánto sufrió Jesús

por el mundo y sus pecados.

Y también pienso por Ti,

tu dolor no se compara;

nada ni nadie en la tierra

sufrió lo que tú sufriste

y siento que yo, Virgen mía,

tendría que estar llorando

no de pena, sino de alegría,

por la carga que me das.

Madre, perdón por tener

estos malos pensamientos.

Ahora me siento aliviada,

sé que estoy iluminada

y me siento resguardada

con toda tu protección.

Amén".

 

 

Esta oración no es solamente para tí, también es para todo aquél que está angustiado por algún motivo, debéis leerla y os aseguro que se aliviará. Hazla conocer.

 

 4-1-84                                                                                                           12

 

Anoche volví a ver la estrella que en forma de rayo fino de luz blanca se clavó en el suelo...; en referencia al hecho la Virgen dice: "Santifiqué el lugar". (Es de notar que en ese lugar, durante 25 años, estuvo una gran villa de emergencia, en la que había una capilla de barro, en honor a la Virgen de Itatí).

 

Leed: 1 Jn. 5, 6-9 y V. 12-13

 

5,6     Jesucristo vino por el agua y por la sangre; no solamente con el agua, sino con el agua y con la sangre. Y el Espíritu da testimonio porque el Espíritu es la Verdad.

5,7     Son tres los que dan testimonio:

5,8     el Espíritu, el agua y la sangre; y los tres están de acuerdo.

5,9     Si damos fe al testimonio de los hombres, con mayor razón tenemos que aceptar el testimonio de Dios. Y Dios ha dado testimonio de su Hijo.

5,12   El que está unido al Hijo, tiene la Vida; el que no lo está, no tiene la Vida.

5,13   Les he escrito estas cosas, a ustedes que creen en el Nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen la Vida eterna.

 

 

5-1-84                                                                                                           13

 

"Dios te envía a predicar, predica. Que no te atajen las tempestades; haced la voluntad del Padre. Amén".

 

Leed: Hech. 10, 34-35-36 y v. 43

 

10,34    Entonces Pedro, tomando la palabra, dijo: "Verdaderamente,

            comprendo que Dios no hace acepción de personas,

10,35    y que en cualquier nación, todo el que le teme y practica la justicia es agradable a El.

10,36    El envió su Palabra al pueblo de Israel, anunciándoles la Buena Noticia de la paz por medio de Jesucristo, que es el Señor de todos.

10,43    "Todos los profetas dan testimonio de El, declarando que los que creen en           El reciben el perdón de los pecados, en virtud de su Nombre".

 

(A la noche)

 

"No dejéis que ninguna espada maligna llegue a vuestro corazón. El Sagrado Corazón de Jesús os ayudará a defenderos".

  

6-1-84                                                                                                           14

 

"Te haré ver cómo quiero que sea el interior de mi morada, la que debéis hacer construir".

Veo un templo muy amplio. Para subir al altar hay tres escalones. El altar está sostenido por dos pilares redondos. En el centro está la Virgen, a un costado, el Sagrado Corazón; al otro lado, no veo claro; creo que puede ser el Espíritu Santo; atrás hay bastante lugar como para un Camarín. La pared de atrás tiene forma cóncava y un vitraux muy grande y redondo, con la Santísima Trinidad. Luego dice: "El templo debe ser amplio, el Señor así lo quiere". Gloria a Dios.

"...creerán al ver mis obras; ya las verán, poco a poco; así debe ser".

Amén.

 

Leed: Ez. 17, 5 y 8-9; 18, 30-31-32

 

17,5   Tomó además una semilla del país y la sembró en un campo de cultivo: la plantó como un sauce junto a abundantes aguas.

17,8   Ella estaba plantada en un campo fértil, junto a abundantes aguas, para dar sarmientos y producir frutos, para convertirse en una espléndida vid.

17,9   Por eso, dirás: Así habla el Señor: ¿Podrá florecer esa vid? ¿Acaso no se la arrancará de raíz y se cortarán sus frutos para que se sequen todos sus tiernos retoños? Sí, se secará, y no hará falta un brazo fuerte ni mucha gente para arrancarla de raíz.

 

Cap. 18, Vers. 30-31-32

 

18,30 Por eso, casa de Israel, Yo los juzgaré a cada uno de ustedes según su conducta -oráculo del Señor-. Conviértanse y apártense de todas sus rebeldías, de manera que nada los haga caer en el pecado.

18,31 Arrojen lejos de ustedes todas las rebeldías que han cometido contra Mi y háganse un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué quieres morir, casa de Israel?

18,32 Yo no deseo la muerte de nadie -oráculo del Señor-. Conviértanse,

         entonces, y vivirán.

  

8-1-84                                              (ex 18)                                                  15

 

"En estos momentos la humanidad toda está pendiente de un hilo. Si ese hilo se rompe, muchos serán los que no tengan salvación. Por eso os llamo a la reflexión; apuraos que el tiempo se termina. No habrá lugar para aquél que tarde en venir. El señor quiere que todos gocen de su Reino. A los que están alejados de El les digo: acercaos, Cristo Jesús está al alcance de vuestra mano.

Predicad esto".

"Alabado sea José, alabada sea María, alabado sea Dios por la tierra prometida".

 

Leed: Heb. 4, 12-16

 

     12    Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de doble filo: ella penetra hasta la raíz del alma y del espíritu, de las articulaciones y de la médula, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

     13    Ninguna cosa creada escapa a su vista, sino que todo está desnudo y descubierto a los ojos de Aquél a quien debemos rendir cuentas.

 

            CRISTO, SUMO SACERDOTE

 

   14    Y ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios, un Sumo Sacerdote insigne que penetró en el Cielo, permanezcamos firmes en la confesión de nuestra fe.

   15    Porque no tenemos un Sumo Sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades; al contrario, El fue sometido a las mismas pruebas que nosotros, a excepción del pecado.

     16   Vayamos, entonces, confiadamente al Trono de la Gracia, a fin de obtener

           misericordia y alcanzar la gracia de un auxilio oportuno.

 

 

8-1-84                                              (ex 19)                                                  16

 

"Hoy os dí palabras fuertes, pero son para meditarlas".

 

Leed: 1 Pedro 1, 12-13

 

            EL MENSAJE REVELADO A LOS PROFETAS

 

     12    A ellos les fue revelado que estaban al servicio de un mensaje destinado no a sí mismos, sino a ustedes. Y ahora ustedes han recibido el anuncio de ese mensaje por obra de quienes, bajo la acción del Espíritu Santo enviado desde el Cielo, les transmitieron la Buena Noticia que los ángeles ansían contemplar.

 

            EXHORTACION A LA SANTIDAD

 

     13    Por lo tanto, manténganse con el espíritu alerta, vivan sobriamente y pongan toda su esperanza en la gracia que recibirán cuando se manifieste Jesucristo.

  

9-1-84                                              (ex 20)                                                  17

 

"Toda derrota vuestra, para llegar a Nuestro Señor, es victoria del maligno. El Señor sufre si os dejáis convencer; esforzaos por no sucumbir a su poder; alejaos de los malos pensamientos, reforzad vuestra fe, día a día, hacia el Salvador. Dejad que el Espíritu Santo obre en vosotros. Amén".

Esto lo digo para el mundo.

 

Leed: Romanos 6, 16-17-18; 6, 21-22-23

 

6,16   ¿No saben que al someterse a alguien como esclavos para obedecerle, se hacen esclavos de aquél a quien obedecen, sea del pecado, que conduce a la muerte, sea de la obediencia que conduce a la justicia?

6,17   Pero gracias a Dios, ustedes, después de haber sido esclavos del pecado, han obedecido de corazón a la regla de doctrina, a la cual fueron confiados,

6,18   y ahora, liberados del pecado, han llegado a ser servidores de la Justicia.

6,21   Pero, ¿qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan? El resultado de esas obras es la muerte.

6,22   Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios: el fruto de ésto es la santidad y su resultado, la Vida eterna.

6,23   Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor.

 

 

10-1-84                                                                                                         18

 

"...Hija mía, en ti confío, por eso fuiste elegida... Te esperan días felices como así malos momentos; porque serás señalada, por gente mala e incrédula; mas, te mantendrás callada. Sólo Yo me encargaré de allanar tu camino; de hacerles cerrar la boca, cuando llegue ese momento...".

 

Leed: Mal. 1, 5; 2, 4

 

1,5     Ustedes lo verán con sus ojos y dirán: "¡Grande es el Señor, aún más allá del territorio de Israel!".

 

Cap. 2, Vers. 4

 

2,4     Entonces sabrán que Yo les hice esta advertencia, para que subsista mi alianza con Leví, dice el Señor de los ejércitos.

  

11-1-84                                                                                                         19

 

"Retoma el ayuno".

 

Leed: Eclesiastés 9, 7-8

 

     7   Vé, entonces, come tu pan con alegría y bebe tranquilamente tu vino, porque a Dios ya le agradaron tus obras.

     8   Que tu ropa sea siempre blanca y nunca falte el perfume en tu cabeza.

 

12-1-84                                                                                                         20

 

"Esta Misión afecta tu salud, pero el Señor te necesita. El está en ti con toda Su Misericordia.

Por medio de ti llegaré a los alejados del Señor. Mi Hijo os ama y quiere lo mejor para vosotros; respondedle, estoy contigo, pronto habrá buenas noticias...".

 

Leed: 1 Tim. 4, 6 y 9-10-11

 

4,6     Si explicas todo esto a los hermanos, serás un buen servidor de Cristo Jesús, alimentado por las enseñanzas de la fe y de la buena doctrina que siempre seguiste fielmente.

4,9     Esta es doctrina cierta y absolutamente digna de fe.

4,10   Nosotros nos fatigamos y luchamos porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombre, especialmente de los que creen.

4,11   Predica ésto y enséñalo.

 

13-1-84                                                                                                         21

 

Como Madre estoy velando por mis hijos. Les infundo fuerzas si están debilitados de espíritu, de falta de fe.

El Señor da sabiduría a todo aquel que quiera recibirla. Cristo Jesús no está falto de amor hacia vosotros. Os quiere dar en abundancia. Haced que esto se conozca. Amén.

 

Leed: Apocalipsis C. 3, V. 8 y 10

 

    8    Yo conozco tus obras; he abierto delante de ti una puerta que nadie puede cerrar, porque a pesar de tu debilidad, has cumplido mi Palabra sin renegar de mi Nombre.

    10 Ya que has cumplido mi consigna de ser constante, Yo también te preservaré en la hora de la tribulación, que ha de venir sobre el mundo entero para poner a prueba a todos los habitantes de la tierra.

 

 14-1-84                                                                                                         22

 

Hoy me dice: Os doy las lecturas bíblicas con mis mensajes para que el mundo vea que son auténticos y no duden de ti. Que tu misión sirva para saber que mi hijo Jesús trata que se conviertan al Señor.

Releed las lecturas y encontrarán respuestas que no encontráis ahora.

Gloria a Dios.

 

Leed: Ageo C. 1, V. 5-6-7 y C. 2, V. 23

 

     5   Ahora bien, así habla el Señor de los ejércitos: ¡Consideren la situación en que se encuentran!

     6   Ustedes han sembrado mucho, pero han cosechado poco; han comido, pero no se han saciado; han bebido, pero no han apagado su sed; se han vestido, pero no se han abrigado; y el asalariado ha puesto su jornal en saco roto

     7   Así habla el Señor de los ejércitos: Suban a la montaña, traigan madera y reconstruyan la Casa; Yo la aceptaré gustoso y manifestaré mi gloria, dice el Señor.

 

C. 2, V. 23

 

    23 Aquel día -oráculo del Señor de los ejércitos- Yo te tomaré a ti, Zorobabel, hijo de Sealtiel, mi servidor -oráculo del Señor- y haré de ti un anillo para sellar, porque Yo te he elegido -oráculo del Señor de los ejércitos-,

 

 

15-1-84                                                                                                         23

 

Hijos míos no desobedezcáis a Cristo Jesús, que su Corazón puro sufre si ve que pecáis. El Señor quiere que seáis tan perfectos como podáis.

No quiere que nadie caiga en las tentaciones mundanas.

Hija mía, hoy abro el Corazón a tu prójimo. Dad a conocer esto, es mi voluntad y la de vuestro Padre. Amén.

 

Leed: 1ra. Carta de San Juan C. 2. V. 3-5-6 y 17

 

    3    La señal de que lo conocemos, es que cumplimos sus mandamientos.

    5    Pero en aquél que cumple su Palabra, el amor de Dios ha llegado verdaderamente a su plenitud. Esta es la señal de que vivimos en El.

    6    El que dice que permanece en El, debe proceder como El.

    17 Pero el mundo pasa, y con él, su concupiscencia. En cambio, el que cumple la voluntad de Dios permanece eternamente.

 

17-1-84                                                                                                         24

 

Yo bendeciré en todo lugar y a todo aquel que esté al lado del Señor.

Poneos bajo su misericordia. No estrechéis vuestra mano con el que os hace daño, ni caminéis a su lado, sólo ignoradlo, como ignorad su lengua.Sólo el perverso os quiere para mal.

Amados hijos, invocad al Espíritu Santo para que esté presente con vosotros y no os abandone. Amén.

 

Leed: Josué C. 1, V. 5-6-7-8-9

 

    5    "Mientras vivas, nadie resistirá delante de ti; Yo estaré contigo como estuve con Moisés: No te dejaré ni te abandonaré.

    6    Sé valiente y firme: tú vas a poner a este pueblo en posesión del país que Yo les daré, porque así lo juré a sus padres.

    7    Basta que seas fuerte y valiente, para obrar en todo según la Ley que te dió Moisés, mi servidor. No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, y así tendrás éxito en todas tus empresas.

    8    Que el libro de esta Ley nunca se aparte de ti: Medítalo día y noche, para obrar fielmente en todo conforme a lo que está escrito en él. Así harás prosperar tus empresas y tendrás éxito.

    9   ¿Acaso no soy Yo el que te ordeno que seas fuerte y valiente? No temas ni te acobardes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas".

 

18-1-84                                                                                                         25

 

Rezad el Santo Rosario y que el Señor vea que con él va vuestra conversión.

El Sagrado Corazón de Jesús, os dará abundantes bendiciones.

Amén.

Las promesas del Señor están esperando para ser cumplidas, cumplid vosotros Su petición.

 

Leed: Amós Ultimo Capítulo V. 9-13-14-15

 

    9    Porque daré una orden y zarandearé a la casa de Israel entre todas las naciones, como se zarandea el trigo en la criba, sin que caiga a tierra un solo grano.

    13 Llegan los días -oráculo del Señor- en que el labrador seguirá de cerca al que siega, y el que vendimia al que siembra. Las montañas harán correr el vino nuevo y destilarán todas las colinas.

    14 Yo cambiaré la suerte de mi pueblo Israel; ellos reconstruirán las ciudades devastadas y las habitarán, plantarán viñedos y beberán su vino, cultivarán huertas y comerán sus frutos.

    15 Los plantaré en su propio suelo, y nunca más serán arrancados del suelo que Yo les di, dice el Señor, tu Dios.

 

 22-1-84                                                                                                         26

 

Estoy viendo permanentemente la ceguera de otros pueblos ante la advertencia de Dios, por eso sé que vosotros vais a hacer mucho para estar con Cristo Jesús. Sé que lo lograréis con vuestro empeño.

 

Leed: Hechos C. 26, V. 16-17-18

 

     16    Levántate y permanece de pie, porque me he aparecido a ti para hacerte ministro y testigo de las cosas que has visto y de aquéllas en que Yo me manifestaré a ti.

     17    Te libraré de los Judíos y de las naciones paganas. A ellas te envío

     18    para que les abras los ojos, y se conviertan de las tinieblas a la Luz y del imperio de satanás al verdadero Dios, y por la fe en Mí, obtengan el perdón de los pecados y su parte en la herencia de los santos.

 

 

23-1-84                                                                                                         27

 

Jesús me dice: "Socorred al pobre, socorred al rico y también al desvalido, porque están perdidos en la fe. Háblales de mi misericordia, Yo no rechazo al que me busca. Habla, no te quedes callada. No ten canses de predicar. Soy tu fortaleza. Amén".

 

24-1-84                                                                                                         28

 

No os canséis de glorificar el Nombre de Cristo Jesús.

 

Leed: Apocalipsis C. 12, V. 10-11-12

 

    10 Y escuché una voz potente que resonó en el cielo: "Ya llegó la salvación, el poder y el Reino de nuestro Dios y la soberanía de su Mesías, porque ha sido precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que día y noche los acusaba delante de nuestro Dios.

    11 Ellos mismos lo han vencido, gracias a la sangre del Cordero y al testimonio que dieron de El, porque despreciaron su vida hasta la muerte.

    12 ¡Que se alegren entonces el Cielo y sus habitantes, pero ay! de ustedes, tierra y mar, porque el diablo ha descendido hasta ustedes con todo su furor, sabiendo que le queda poco tiempo!".

 

 

24-1-84                                                                                                         29

 

Vuestra Madre está implorando para que escuchéis a Dios. Que nadie haga súplicas falsas, porque el Señor conoce vuestro corazón.

Esto lo digo para meditar.

 

 25-1-84                                                                                                         30

 

Mirad hacia el sol naciente y veréis nacer el nuevo día, que haya en vosotros esperanza y fe. Y crezca el deseo cada mañana de ser verdaderos hijos de Dios. No hagáis que aparte su Rostro de vosotros. Confiad en El.

 

Leed: Isaías C. 6, V. 8-9 / C. 65, V. 17-18-19

 

    8    Yo oí la voz del Señor que decía: "¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?". Yo respondí: "¡Aquí estoy, envíame!"

    9    "Ve, me dijo; tú dirás a este pueblo: "Escuchen, sí, pero sin entender; miren bien, pero sin comprender."

 

Cap. 65, Vers. 17-18-19

 

    17 Si, Yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva. No quedará el recuerdo del pasado ni se lo traerá a la memoria,

    18 sino que se regocijarán y se alegrarán para siempre por lo que Yo voy a crear: Porque voy a crear a Jerusalén para la alegría y a su pueblo para el gozo.

    19 Jerusalén será mi alegría, Yo estaré gozoso a causa de mi pueblo, y nunca más se escucharán en ella ni llantos ni alaridos.

 

26-1-84                                                                                                         31

 

El Sagrado Corazón os ayuda a que seáis fuertes de espíritu. Gloria al Señor.

 

Leed: Miqueas C. 6, V. 8

 

    8    Se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor:

          nada más que practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente

          con tu Dios.

 

27-1-84                                                                                                         32

 

El Señor está revelando por medio de los Mensajes y las Sagradas Escrituras lo que espera de los hombres. No le cerréis las puertas, entregaos a Jesús como El se entregó a vosotros. Dad a conocer lo que te doy. El que quiera creer que crea y el que quiera oír que oiga. Amén.

 

Leed: 2do. Samuel C. 23, V. 2 al 7

 

    2    El Espíritu del Señor habla por mí y su Palabra está en mi lengua;

    3    ha hablado el Dios de Jacob, la Roca de Israel me ha dicho: El que gobierna a los hombres con justicia, el que gobierna con temor de Dios

    4    es como la luz matinal al salir el sol, en una mañana sin nubes: Con ese resplandor, después de la lluvia, brota la hierba de la tierra.

    5    Sí, mi casa está firme junto a Dios, porque El estableció por mí una Alianza eterna, bien estipulada y garantida. ¿Acaso El no hace germinar todo lo que me salva y todo lo que deseo?

    6    En cuanto a los malvados, son todos como espinas que se tiran y no se las recoge con la mano:

7         El que las toca se arma de un hierro o del asta de una lanza, y allí mismo son consumidas por el fuego.

  

27-1-84                                                                                                         33

 

En el retiro el Sagrado Corazón me dice: "Debéis decir a tus hermanos que estas noches de oración agradan a mi Padre.

Esta noche el Espíritu Santo está con vosotros".

 

 

28-1-84                                                                                                         34*

 

Recordad que el Señor no quiere al pecador, sino a aquel que observa y cumple su Ley. Debéis huir del malvado y buscar al Señor si está lejos de vosotros. Confiad en el Altísimo. El con su poder os librará del enemigo. Amén.

 

Leed: 2da. Corintios C. 2, V. 8-9-14-15-17

 

    8    Por eso, les ruego que en este caso hagan prevalecer el amor.

    9    Antes les escribí para ponerlos a prueba y ver si son capaces de obedecer en todo.

    14 Demos gracias a Dios, que siempre nos hace triunfar en Cristo, y por intermedio nuestro propaga en todas partes la fragancia de su conocimiento.

    15 Porque nosotros somos la fragancia de Cristo al servicio de Dios, tanto entre los que se salvan, como entre los que se pierden.

    17 Pero nosotros no somos como muchos que trafican con la Palabra de Dios, sino que hablamos con sinceridad en nombre de Cristo, como enviados de Dios y en presencia del mismo Dios.

  

29-1-84                                                                                                         35

 

Veo un gran monte de duraznos florecido y de pronto un gran viento despega las flores de las plantas pero no caen.

El viento las lleva. Después aparece el monte nuevamente pero seco.

Dice la Virgen: "Que en vuestra vida no pase como en el monte. No esperéis el viento no sea que venga y desvaste todo en vuestra vida y ya no haya salvación".

Refugiaos en el Señor. Gloria a Dios.

 

            * Debe entenderse que Dios no quiere el pecado o la obstinación que hay en el pecador, pero lo sigue queriendo y ayudando para que salga de ese estado y cumpla Su Ley.

  

29-1-84                                                                                                         36

 

Amados hijos, estoy con vosotros. Decid a tu prójimo que se dejen tocar por el Señor. Que dejen que El les hable, que su Palabra es Vida Eterna. Hija mía, en todas partes hay violencia, mi Hijo Jesús no quiere ésto.

Orad por aquellos que necesitan de su Palabra. Amén.

 

Leed: Jeremías C. 8, V. 4 al 7

 

    4    Tú les dirás: Así habla el Señor: ¿No se levanta el que cae? ¿Y no vuelve el que se desvía?

    5    ¿Por qué entonces ha defeccionado este pueblo y Jerusalén es una apostasia sin fin? Ellos se aferran a sus ilusiones, se niegan a volver.

    6    Yo escuché con la mayor atención: Ellos no hablan como es debido, ni uno solo se arrepiente de su maldad, diciendo: "¿Qué es lo que hice?".

          Todos vuelven a sus andanzas, como un caballo que se lanza al combate.

    7    Hasta la cigüeña, en el cielo, conoce sus estaciones; la tórtola, la golondrina y la grulla tienen en cuenta el tiempo de sus migraciones. ¡Pero mi pueblo no conoce el derecho del Señor!

  

30-1-84                                                                                                         37

 

El Señor da libertad para elegir, os hace ver el bien y os hace ver el mal, hace ver la Luz y también las tinieblas. El que quiere estar con El debe obrar de acuerdo a sus mandamientos. Vuestra Madre os dice:

"Convocad cuantos podáis para hacer oración, rezad el Santo Rosario".

Alabado sea el Señor.

 

Leed: Baruc C. 2, V. 31 al 35

 

    31 "Y conocerán que Yo soy el Señor, su Dios. Les daré un corazón y oídos dóciles,

    32 y ellos me alabarán en la tierra de su exilio y se acordaran de mi Nombre.

    33 Se arrepentirán de su obstinación y de sus malas acciones, porque se acordarán de la suerte de sus padres que pecaron contra el Señor.

    34 Entonces los haré volver a la tierra que juré dar a sus padres, a Abraham, a Isaac y a Jacob, y se adueñarán de ella. Los multiplicaré y ya no disminuirán.

    35 Estableceré para ellos una alianza eterna, para que Yo sea su Dios y ellos sean mi Pueblo, y ya no arrojaré más a mi pueblo Israel de la tierra que les he dado."

 

31-1-84                                                                                                         38

 

Veo un salón grande, como una confitería, con muchas personas, hombres y mujeres jóvenes, parecen ebrios, algo muy feo. La Virgen me dice: Estas son calamidades, despojos humanos, ningún hijo de padres sanos debe venir a estos lugares. Dios no está aquí, ni en sitios como éste.

Nadie está buscando al Señor en este lugar.

Debéis orar por los jóvenes del mundo que no han encontrado a Dios.

Por los que se comportan de manera denigrante; por los que están mal aconsejados. El Señor los puede rescatar porque es misericordioso y ama a sus hijos.

 

Leed: Gálatas C. 6, V. 2-6-7-8-9-10

 

    2    Ayúdense mutuamente a llevar las cargas, y así cumplirán la Ley de Cristo.

    6    El que recibe la enseñanza de la Palabra, que haga participar de todos sus bienes al que lo instruye.

    7    No se engañen: Nadie se burla de Dios. Se recoge lo que se siembra:

    8    El que siembra para satisfacer su carne, de la carne recogerá sólo la corrupción; y el que siembra según el Espíritu, del Espíritu recogerá la Vida eterna.

    9    No nos cansemos de hacer el bien, porque la cosecha llegará a su tiempo si no desfallecemos.

    10 Por lo tanto, mientras estamos a tiempo hagamos el bien a todos, pero especialmente a nuestros hermanos en la fe.

 

1-2-84                                                                                                           39

 

Amor es la palabra que pido para el mundo pero no es correspondida por los hombres como quiere el Señor.

(Vi la palabra "Amor", escrita a sus pies y también "Rosas").

Ves la palabra "Rosas" porque reclamo rosas, ponedme blancas y rojas.

 

2-2-84                                                                                                           40

 

Oración

 

"Dios es amor, don de vida, misericordia y comprensión total.

Eres Gloria eterna, consuelo de tristeza, liberación del alma.

Señor quiero honrarte, cantar alabanzas a tu Nombre.

Hoy quiero decirte: Aquí me tienes Señor.

Quédate conmigo hoy y por siempre. Amén".

 

Debo velar por los enfermos, los enfermos del alma. Orad por ellos, tienen salvación. El Señor os bendecirá por esto. Mi alma está acongojada por el mundo pecaminoso en que se vive.

  

3-2-84                                                                                                           41

 

Dice Jesús:

 

El que está sano de corazón, que se mantenga sano, que no se contamine. El que camina según mis pasos heredará Vida Eterna y el que conserva mis mandamientos me tendrá por compañía el resto de sus días. Que nadie se espante de mis palabras. Esto dirás a tus hermanos.

Luego me dice la Virgen:

Hijos míos escuchad a Cristo Jesús, El anuncia su promesa. Vestid de gala no de harapos. Si estáis con el Señor ya estáis vestidos como El os pide. Cumplid con mi Hijo y me gloriaré en vosotros. Gloria al Señor.

Rezad el Santo Rosario pero hacedlo con la devoción y el amor que exige el Señor.

 

Leed: Jeremías C. 9. V. 22-23 / C. 10, V. 6-7

 

    22 Así habla el Señor: Que el sabio no se gloríe de su sabiduría, que el fuerte no se gloríe de su fuerza ni el rico se gloríe de su riqueza.

    23 El que se gloría, que se gloríe de esto: De tener inteligencia y conocerme. Porque Yo soy el Señor, el que practica la fidelidad, el derecho y la justicia sobre la tierra. Sí, es eso lo que me agrada, -oráculo del Señor-.

 

Cap. 10, Vers. 6-7

 

    6    No hay nadie como Tú, Señor: Tú eres grande y es grande la fuerza de tu Nombre.

    7   ¿Quién no sentirá temor de Ti, Rey de las naciones? Si, eso es lo

         que te corresponde, porque entre todos los sabios de las naciones

         y en todos sus reinos, no hay nadie como Tú.

 

4-2-84                                                                                                           42

 

Mis palabras no son de desaliento ni deben ser motivo de pena. Debéis estar convencidos que el futuro será mejor que el presente y esperar a Cristo Jesús con todo vuestro amor. El Señor no decepciona a sus hijos.

 

Leed: Proverbios C. 2. V. 1 al 9 y 20-21

 

    1    Hijo mío, si recibes mis palabras y guardas contigo mis mandamientos,

    2    prestando oído a la sabiduría e inclinando tu corazón al entendimiento;

    3    si llamas a la inteligencia y elevas tu voz hacia el entendimiento,

    4    si la buscas como si fuera plata y la exploras como un tesoro,

    5    entonces comprenderás el temor del Señor y encontrarás la ciencia de Dios.

    6    Porque el Señor da la Sabiduría, de su boca proceden la ciencia y la inteligencia.

    7    El reserva su auxilio para los hombres rectos, es un escudo para los que caminan con integridad;

    8    El protege los senderos de la equidad y cuida el camino de sus fieles.

    9    Entonces comprenderás la justicia y la equidad, la rectitud y todas las sendas del bien.

    20 Así tú irás por el camino de los buenos y seguirás el sendero de los justos,

    21 porque los rectos habitarán la tierra y los hombres íntegros permanecerán en ella.

  

5-2-84                                                                                                           43

 

Hay urgencia de oración, mas también tengo urgencia de mi casa, debo morar en ella.

 

Leed: San Marcos C. 8, V. 34 al 38

 

    34 Entonces Jesús, llamando a la multitud, junto con sus discípulos, les dijo:

          "El que quiera venir detrás de Mí, que renuncie a si mismo, que cargue con su cruz y me siga.

    35 Porque el que quiera salvar su vida, le perderá; y el que pierda su vida por Mí y por la Buena Noticia, la salvará.

    36 ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde su Vida?

    37 ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su Vida?

    38 Porque si alguien se avergüenza de Mi y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con sus santos Angeles".

 

5-2-84                                                                                                           44

 

Tu pueblo me necesita y Yo quiero decirles: hijos míos venid todos a Mí, haced todo lo que les sea posible para lograr mi propósito.

No hables en voz baja, quiero que te oigan.

El Señor hará grandes cosas,

pero vosotros haced algo por El,

que no es otra cosa que buscar vuestra salvación.

Alabado sea el Señor.

Hacedme el altar y junto a mi Hijo Jesús,

bendeciré a todo aquel que se acerque.

Amén.

 

6-2-84                                                                                                           45

 

Reconoced al Señor, El es vuestro amparo en la lucha cotidiana, dejadlo permanecer en vosotros. Que su Cruz sirva para aumentar la fe. La sabiduría del Señor borra todas las tinieblas que os envuelven y da la Luz para siempre. Bienaventurado sea el Señor. Hijos meditad las palabras anteriores y encontrarán respuesta.

 

Leed: Isaías C. 56, V. 5-7 y 8

 

    5    Yo les daré en mi Casa y dentro de mis muros un monumento y un Nombre más valioso que los hijos y las hijas: Les daré un Nombre perpetuo, que no se borrará.

    7    Yo los conduciré hasta mi santa Montaña y los colmaré de alegría en mi Casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptados sobre mi altar, porque mi Casa será llamada Casa de oración para todos los pueblos.

    8    Oráculo del Señor, que reúne a los desterrados de Israel: Todavía reuniré a otros junto a él, además de los que ya se han reunido.

  

9-2-84                                                                                                           46

 

De su Arbol el Señor te dió un Retoño, brotará porque está en tierra fértil, no dejéis que hagan leña con El. Grande sería su gozo al saber que habla y es escuchado, pedid socorro y El os salvará. No pongáis trabas a mis palabras. Amén.

 

Leed: Eclesiástico C. 2, V. 1 al 6

 

          LA CONSTANCIA EN MEDIO DE LA PRUEBA

 

    1    Hijo, si te decides a servir al Señor, prepara tu alma para la prueba.

    2    Endereza tu corazón, sé firme, y no te inquietes en el momento de la desgracia.

    3    Unete al Señor y no te separes, para que al final de tus días seas enaltecido.

    4    Acepta de buen grado todo lo que te suceda, y sé paciente en las vicisitudes de tu humillación.

    5    Porque el oro se purifica en el fuego, y los que agradan a Dios, en el crisol de la humillación.

    6    Confía en El, y El vendrá en tu ayuda, endereza tus caminos y espera en El.

 

 

10-2-84                                                                                                         47

 

Nos dice la Virgen: Al Señor rendidle culto; no le volváis la espalda. Debe ser vuestro orgullo, conservadlo en el corazón.

Invocad a Dios todos los que esperáis en El.

Doy esperanzas en el Señor, porque sé que tenéis salvación.

 

 

11-2-84                                                                                                         48

 

Bendigan al Señor Rey del universo. Alaben a Dios Padre nuestro. Que todos sepan que es misericordioso, que perdona y ama sobre todas las cosas. Que su Reinado es eterno, como eterno es su Amor por sus hijos. El sólo pide fe y vivir en su Palabra, ofrece a cambio la salvación del alma y liberación total. Amén. Amén.

  

12-2-84                                                                                                         49

 

A mis hijos les digo:

No os aflijáis por los bienes materiales, no conducen a nada imperecedero; sí preocupaos por los espirituales, tratad de multiplicarlos, porque vienen del Señor. No prometáis más de lo que podáis dar. Cristo Jesús sabe hasta dónde podéis llegar. Gloria al Señor.

 

Leed: Job C. 13, V. 6 al 19 / Judit C. 13, V. 18

 

    6    Escuchen, entonces, mi defensa, presten atención a mi querella.

    7    ¿Es por Dios que ustedes hablan falsamente y para favorecerlo apelan al engaño?

    8    ¿Se muestran parciales en atención a El y pretenden ser los abogados de Dios?

    9    ¿Eso los beneficiará cuando El los examine? ¿Jugarán con El como se juega con un hombre?

    10 No, El será el primero en acusarlos si toman partido solapadamente.

    11 ¿Acaso no los espantará su majestad, y su terror no se abatirá sobre ustedes?

    12 Las que ustedes alegan son sentencias de ceniza, sus respuestas son de barro.

    13 Dejen de hablarme, soy yo el que hablaré, ¡no importa lo que me pueda pasar!

    14 Arriesgaré el todo por el todo y pondré en peligro mi vida.

    15 ¡Que El me mate! Ya no tengo esperanza, sólo quiero defender mi conducta ante El.

    16 Y esto mismo será un triunfo para mi, porque ningún impío puede comparecer ante El.

    17 Oigan, oigan bien mis palabras, que mis declaraciones lleguen a sus oídos.

    18 Estoy preparado para el juicio, yo se que la razón estará de mi parte.

    19 ¿Hay alguien que me pueda incriminar? Entonces aceptaría quedarme callado y expirar.

 

Judit C. 13, V. 18

 

18      Ozías, por su parte, dijo a Judit: "Que el Dios Altísimo te bendiga, hija mía, más que a todas las mujeres de la tierra; y bendito sea el Señor Dios, creador del cielo y de la tierra, que te ha guiado para cortar la cabeza del jefe de nuestros enemigos.

 

13-2-84                                                                                                         50

 

No quiero que mis hijos anden errantes, sin saber adónde ir, por eso les pido que busquen al Señor, lo conozcan y glorifiquen su Nombre, por los siglos de los siglos.

Amén.

  

14-2-84                                                                                                         51

 

El poder de Dios supera todos los cálculos hechos por el hombre. La sentencia del Señor es grande si no obedecen sus mandatos, tanto como su misericordia para el obediente con su Palabra. Manifestad vuestra fe y haced vuestra alianza con El.

Gloria a Dios.

 

Leed: Ezequiel C. 18, V. 25 al 29

 

    25 Ustedes dirán: "El proceder del Señor no es correcto". Escucha, Casa de Israel: ¿Acaso no es el proceder de ustedes, y no el Mío, el que no es correcto?

    26 Cuando el justo se aparta de su justicia, comete el mal y muere, muere por el mal que ha cometido.

    27 Y cuando el malvado se aparta del mal que ha cometido, para practicar el derecho y la justicia, él mismo preserva su vida.

    28 El ha abierto los ojos y se ha convertido de todas las ofensas que había cometido; por eso, seguramente vivirá, y no morirá.

    29 Y sin embargo, la Casa de Israel dice: "El proceder del Señor no es correcto". ¿Acaso no es el proceder de ustedes, y no el Mío, el que no es correcto?

 

15-2-84                                                                                                         52

 

No neguéis a la boca lo que vuestros corazones gritan, el Nombre del Señor nuestro Dios y haced una perpetua alabanza. Amén. Amén.

 

16-2-84                                                                                                         53

 

Todavía no comprenden la importancia del Mensaje, ya los guiará el Señor sabiamente. Debéis ser constantes en la oración al Señor.

 

Leed: I Crónicas C. 28, V. 8-9-10

 

    8    "Y ahora, a la vista de todo Israel, que es la asamblea del Señor, y delante de nuestro Dios que nos escucha, yo les digo: «Cumplan y observen todos los mandamientos del Señor, nuestro Dios, para que puedan poseer esta hermosa tierra y puedan dejarla como herencia a sus hijos después de ustedes para siempre.

    9    Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvelo con un corazón íntegro y con ánimo generoso, porque el Señor sondea todos los corazones y penetra hasta el fondo de todos los pensamientos. Si lo buscas, El se dejará encontrar; pero si lo abandonas, El te rechazará para siempre.

    10 Ten presente que el Señor te ha elegido para que le edifiques una Casa como Santuario, ¡Sé fuerte, y manos a la obra!"

 

 16-2-84                                                                                                         54

 

Dejaos llevar y Yo os conduciré a la herencia de mi Padre.

 

Leed: Santiago C. 5, V. 7 al 11

 

    7    Tengan paciencia, hermanos, hasta que llegue el Señor. Miren cómo el sembrador espera el fruto precioso de la tierra, aguardando pacientemente hasta que caigan las lluvias del otoño y de la primavera.

    8    Tengan paciencia y anímense, porque la venida del Señor está próxima.

    9    Hermanos, no se quejen los unos de los otros, para no ser condenados. Miren que el Juez ya está a la puerta.

    10 Tomen como ejemplo de fortaleza y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.

    11 Porque nosotros llamamos felices a los que sufrieron con paciencia. Ustedes oyeron hablar de la paciencia de Job, y saben lo que hizo el Señor con él, porque el Señor es compasivo y misericordioso.

 

18-2-84                                                                                                         55

 

En todos los lugares del mundo, donde han sido dados mis Mensajes, parecería que se predicó en cementerios,no hubo la respuesta que quiere el Señor.

Por eso tu pueblo fue elegido, predica para que tus hermanos respondan al llamado del Señor nuestro Dios. Amén. Amén.

 

Leed: Salmo 107, V. 35 hasta terminar

 

    35 Convirtió el desierto en un lago, y la tierra reseca es un oasis:

    36 Allí puso a los hambrientos, y ellos fundaron una ciudad habitable.

    37 Sembraron campos y plantaron viñas, que produjeron frutos en las cosechas.

    38 El los bendijo y se multiplicaron, y no dejó que les faltara el ganado.

    39 Cuando eran pocos, y estaban abatidos por el peso de la desgracia y la aflicción,

    40 el que cubre de vergüenza a los príncipes y los extravía por un desierto sin huellas,

    41 levantó a los pobres de la miseria y multiplicó sus familias como rebaños.

    42 Que los justos lo vean y se alegren, y enmudezcan todos los malvados.

    43 El que es sabio, que retenga estas cosas y comprenda la misericordia del Señor.

 

19-2-84                                                                                                         56

 

Acumulad virtudes, eso pone de buen grado a mi Señor. El os da su Luz, dejaos iluminar por ella y habrá de librar al pecador de todo castigo. El Señor a su tiempo mostrará la grandeza de sus obras. Amén.

  

19-2-84                                                                                                         57

 

Súplica al Señor:

 

Señor, Tú eres mi fortaleza y mi razón de ser,

escucha mi voz y mi plegaria,

tiende tu mano que yo me aferro para poder vivir.

Yo me refugio en Tí, Señor.

Mi corazón está contigo. Amén.

 

Dice la Virgen:

 

Haced mi Casa, venerad al Señor, quiero que la disfrutéis en todo su esplendor, hacedla vosotros. Que no tenga menos de veintiuna filas de bancos. Obedecedme en todo.

 

 

20-2-84                                                                                                         58

 

Todos esperan del Señor. Yo les digo: Entregaos por completo, no seáis un pueblo mezquino con el amor a Dios.

 

Leed: San Mateo C. 12, V. 18-19-20 / Efesios C. 4, V. 1 al 6

 

    18 "Este es mi Servidor, a Quien elegí, mi muy querido, en Quien tengo puesta mi predilección. Derramaré mi Espíritu sobre El y anunciará la justicia a las naciones.

    19 No discutirá ni gritará y nadie oirá su voz en las plazas.

    20  No quebrará la caña doblada y no apagará la mecha humeante,

          hasta que haga triunfar la justicia.

 

Efesios C. 4, V. 1 al 6

 

    1    Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido.

    2    Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor.

    3    Traten de conservar la unidad del Espíritu, mediante el vínculo de la paz.

    4    Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida.

    5    Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.

    6    Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos.

 

 21-2-84                                                                                                         59

 

Bienaventurados sean los que temen el juicio de Dios. Yo busqué a tu pueblo, pero espero que tu pueblo me busque a Mi, entonces veréis que la Madre no abandona a sus hijos.

 

Leed: Zacarías C. 8, V. 11-12-13

 

     11    Pero ahora. Yo no trataré al resto de este pueblo como en los tiempos pasados. -Oráculo del Señor de los ejércitos-.

     12    Porque hay semillas de paz: la viña dará su fruto, la tierra sus productos y el cielo su rocío. Yo daré todo esto como herencia al resto de este pueblo.

     13    Y así como ustedes, pueblo de Judá y pueblo de Israel, fueron una maldición entre las naciones, así Yo los salvaré, y ustedes serán una bendición.

          ¡No teman! ¡Que sus manos se fortalezcan!

  

22-2-84                                                                                                         60

 

Ante vuestros ojos está Cristo Jesús y no lo ven. El Señor obra maravillas en los que en El creen. Dejad que esté día y noche en vosotros, no permitáis que entre por ninguna ranura el malvado. No abandonéis las enseñanzas de mi Padre. Alabado sea el Señor.

 

Leed: Efesios C. 3, V. 1 al 19

 

    1    Por eso yo, Pablo, estoy preso por Cristo Jesús, a causa de ustedes, los de origen pagano.

    2    Porque seguramente habrán oído hablar de la Gracia de Dios, que me ha sido dispensada en beneficio de ustedes.

    3    Fue por medio de una revelación cómo se me dio a conocer este misterio, tal como acabo de exponérselo en pocas palabras.

    4    Al leerlas, se darán cuenta de la comprensión que tengo del misterio de Cristo,

    5    que no fue manifestado a las generaciones pasadas, pero que ahora ha sido revelado por medio del Espíritu a sus santos apóstoles y profetas.

    6    Este misterio consiste en que también los paganos participan de una misma herencia, son miembros de un mismo Cuerpo y beneficiarios de la misma promesa en Cristo Jesús, por medio del Evangelio.

    7    De este Evangelio, yo fui constituido ministro por el don de la Gracia que recibí de Dios, en virtud de la eficacia de su poder.

    8    Yo, el menor de todos los santos, he recibido la Gracia de anunciar a los paganos la insondable riqueza de Cristo,

    9    y poner de manifiesto la dispensación del misterio que estaba oculto desde siempre en Dios, el Creador de todas las cosas,

    10 para que los Principados y las Potestades celestiales conozcan la infinita variedad de la sabiduría de Dios por medio de la Iglesia.

    11  Este es el designio que Dios concibió desde toda la eternidad en

         Cristo Jesús, nuestro Señor,

    12 por Quien nos atrevemos a acercarnos a Dios con toda confianza, mediante la fe en El.

    13 Les pido, por lo tanto, que no se desanimen a causa de las tribulaciones que padezco por ustedes: ¡Ellas son su gloria!

    14 Por eso doblo mis rodillas delante del Padre,

    15 de Quien procede toda paternidad en el Cielo y en la tierra.

    16 Que El se digne fortificarlos por medio de su Espíritu, conforme a la riqueza de su Gloria, para que crezca en ustedes el hombre interior.

    17 Que Cristo habite en sus corazones por la fe, y sean arraigados y edificados en el Amor.

    18 Así podrán comprender, con todos los santos, cuál es la anchura y la longitud, la altura y la profundidad,

    19  en una palabra, ustedes podrán conocer el Amor de Cristo, que supera todo conocimiento, para ser colmados por la plenitud de Dios.

  

23-2-84                                                                                                         61

 

Los cobardes y vacíos de corazón viven aterrados por el futuro, pero no hacen nada por llegar al Señor; cierran los ojos y no quieren ver. De esta manera no verán el Reino de Dios.

Escuchad al Señor, no lo rechacéis, es vuestra salvación.

Gloria a Dios.

 

24-2-84                                                                                                         62

 

Vuestro deber es enseñar la justicia del Todopoderoso, y feliz el que la aprenda. Dejaos guiar por el Señor, como un rebaño por su pastor.

 

Leed: Esdras C. 7, V. 25 / C. 9, V. 6-7-8

 

    25 Y tú, Esdras, con esa sabiduría de tu Dios que reside en ti, designa jueces y magistrados, para hacer justicia a todo el pueblo que está del otro lado del Eufrates, es decir, a todos los que conocen la Ley de tu Dios. Y enseña esa Ley a quienes no la conocen.

 

Cap. 9 Vers. 6-7-8

 

    6    y dije: "Dios mío, estoy tan avergonzado y confundido que no me atrevo a levantar mi rostro hacia Ti. Porque nuestras iniquidades se han multiplicado hasta cubrirnos por completo, y nuestra culpa ha subido hasta el Cielo.

    7    Desde los días de nuestros padres hasta hoy, nos hemos hecho muy culpables, y a causa de nuestras iniquidades, nosotros, nuestros reyes y nuestros sacerdotes, fuimos entregados a los reyes extranjeros, a la espada, al cautiverio, al saqueo y a la vergüenza, como nos sucede en el día de hoy.

    8    Pero ahora, hace muy poco tiempo, el Señor, nuestro Dios, nos ha concedido la Gracia de dejarnos un resto de sobrevivientes y de darnos un refugio en su Lugar santo. Así nuestro Dios ha iluminado nuestros ojos y nos ha dado un respiro en medio de nuestra esclavitud".

 

24-2-84                                                                                                         63

 

Quiero la conversión del mundo, basta ya de desobediencias al Señor. Hijos, rogad para que así sea.

 

25-2-84                                                                                                         64

 

El Señor responderá a los que se arrepientan de sus malas acciones. El Señor dice: Arrepentíos y os perdonaré.

El enemigo no avanzará, la mano de Dios, vuestro Padre lo detendrá. Llegado el momento arrancará de raíz el mal, os purificará y llegaréis a ser buenos cristianos. Gloria al Altísimo.

  

26-2-84                                                                                                         65

 

Todos vosotros estáis llamados para ser hijos de Dios. Invocadlo, no os canséis de hacerlo, que desde su Santo Trono llegará hasta vosotros.

 

Leed: II de Pedro C. 3, V. 2 al 9 y 17

 

     2   No olviden lo que ha sido anunciado por los santos profetas, así como tampoco el mandamiento del Señor y Salvador, que los Apóstoles les han transmitido.

     3   Sepan, en primer lugar, que en los últimos días vendrán hombres burlones y llenos de sarcasmo, que viven de acuerdo con sus pasiones,

     4   y que dirán: "¿Dónde está la promesa de su Venida? Nuestros padres han muerto y todo sigue como al principio de la creación".

     5   Al afirmar ésto, ellos no tienen en cuenta que hace mucho tiempo hubo un cielo, y también una tierra brotada del agua que tomó consistencia en medio de las aguas, por la Palabra de Dios.

     6   A causa de esas aguas, el mundo de entonces pereció sumergido por el diluvio.

     7   Esa misma Palabra de Dios ha reservado el cielo y la tierra de ahora para purificarlos por el fuego en el día del Juicio y de la perdición de los impíos.

     8   Pero ustedes, queridos hermanos, no deben ignorar que, delante del Señor, un día es como mil años y mil años como un día.

     9   El Señor no tarda en cumplir lo que ha prometido, como algunos se imaginan, sino que tiene paciencia con ustedes porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se conviertan.

     17    Hermanos míos, ustedes están prevenidos. Manténganse en guardia, no sea que, arrastrados por el extravío de los que hacen el mal, pierdan su firmeza.

 

27-2-84                                                                                                         66

 

El Señor confía en vuestra fidelidad y obrará en vuestra salvación.

Manifestaos a Dios. Amén.

 

Leed: Isaías C. 42, V. 1 y 9 / C. 46, V. 8 al 12

 

     1   Este es mi Servidor, a Quien Yo sostengo, mi Elegido, en Quien se complace mi alma. Yo he puesto mi Espíritu sobre El para que lleve el derecho a las naciones.

     9   Las cosas antiguas ya han sucedido y Yo anuncio cosas nuevas; antes que aparezcan, Yo se las hago oír a ustedes.

 

Cap. 46, Vers. 8 a 12

 

     8   ¡Recuerden esto, y compréndanlo bien; piénsenlo en su corazón, rebeldes!

     9   Recuerden lo que sucedió antiguamente; porque Yo soy Dios, y no hay otro, soy Dios, y no hay nadie igual a Mí.

     10 Yo anuncio el final desde el comienzo, y desde mucho antes, lo que aún no ha sucedido; Yo digo: "Mi designio se cumplirá y haré todo lo que me agrade".

     11 Llamo del Oriente al ave de rapiña, y de un país lejano, al hombre de mi designio. Así hablé, y así haré que suceda, tracé un plan, y lo voy a ejecutar.

     12 Escúchenme, duros de corazón, ustedes, los que están lejos de la Justicia.

  

29-2-84                                                                                                         67

 

Amados hijos, Jesús es el sostén y la Luz de vuestra vida, sin El viviríais en tinieblas, no hagáis rebeldías vosotros los que esperáis en el Señor.

Tened corazón confiado al Salvador que todo viene de su mano.

Amén. Amén.

 

 

1-3-84                                                                                                           68

 

Hija mía, va a cambiar tu pueblo, su fe en Dios aumentará, repartiré bendiciones y del Señor tendréis respuesta. Decid a tus hermanos que en la Iglesia está la Palabra de Cristo Jesús, acudid a ella y escuchadla.

Gloria al Santísimo Padre.

 

Leed: Isaías C. 29, V. 13-14

 

     13    El Señor ha dicho: Este pueblo se acerca a Mí con la boca y me honra con los labios, pero su corazón está lejos de Mí, y el temor que me tiene no es más que un precepto humano, aprendido por rutina.

     14    Por eso, Yo seguiré haciendo prodigios, prodigios estupendos, en medio de este pueblo: Desaparecerá la sabiduría de sus sabios y se eclipsará la inteligencia de sus inteligentes.

 

 

2-3-84                                                                                                           69

 

El Señor sabe que dais todo por la búsqueda de la riqueza espiritual, por eso la pone a vuestro alcance a cada minuto de vuestra vida. Hijos, la verdadera alegría del cristiano es vivir en Cristo y por Cristo.

Amén. Amén.

  

3-3-84                                                                                                           70

 

El Señor juzga de acuerdo a la conducta que tengáis con El. Comportaos de manera perfecta como manda vuestro Dios. Alabado sea el eterno Padre.

 

Leed; I Corintios C. 12, V. 27 al 30 / C. 14, V. 1 al 5

 

     27    Ustedes son el Cuerpo de Cristo, y cada uno en particular, miembros de ese Cuerpo.

     28    En la Iglesia, hay algunos que han sido establecidos por Dios, en primer lugar, como apóstoles; en segundo lugar, como profetas; en tercer lugar, como doctores. Después vienen los que han recibido el don de hacer milagros, el don de curar, el don de socorrer a los necesitados, el don de gobernar y el don de lenguas.

     29    ¿Acaso todos son apóstoles? ¿Todos profetas? ¿Todos doctores? ¿Todos hacen milagros?

     30    ¿Todos tienen el don de curar? ¿Todos tienen el don de lenguas o el don de interpretarlas?

 

Cap. 14, Vers. 1 al 5

 

     1   Procuren alcanzar ese amor, y aspiren también a los dones espirituales, sobre todo al de profecía.

     2   Porque aquél que habla un lenguaje incomprensible no se dirige a los hombres sino a Dios, y nadie le entiende: Dice en éxtasis cosas misteriosas.

     3   En cambio, el que profetiza habla a los hombres para edificarlos, exhortarlos y reconfortarlos.

     4   El que habla un lenguaje incomprensible se edifica a si mismo, pero el que profetiza edifica a la comunidad.

     5  Mi deseo es que todos ustedes tengan el don de lenguas, pero prefiero que

         profeticen, porque el que profetiza aventaja al que habla un lenguaje

         incomprensible. A no ser que este último también interprete ese lenguaje,

         para edificación de la comunidad.

 

 

5-3-84                                                                                                           71

 

Agasajad al Señor. Por humilde que parezca vuestra ofrenda , siempre agrada a Dios. No dejéis que nada se anteponga al Señor, siempre debe estar en vuestro pensamiento y obra. Gloria a Dios.

 

 6-3-84                                                                                                           72

 

Jesús dice: Quiero que tengáis ojos y corazón para vuestro Dios. Pobre del hombre que no le obedece, porque nada vale, y no se puede dar nada por él. Os llamo mis hijos y quiero que seáis mis hijos.

 

ORACION:

 

"Señor has tomado mi vida, y en Ti confío. Oyeme Jesús, consuela mi corazón, fortalece mi espíritu, aparta de mi todo mal pensamiento.

Cundúceme con tu rectitud. Sé que sólo así recibiré tu bendición en el juicio final. Amén".

 

Leed: II Samuel C. 7, V. 24 al 29

 

    24 "Tú has establecido a tu pueblo Israel para que sea Tu Pueblo eternamente, y Tú, Señor, eres su Dios.

    25 Y ahora, Señor Dios, confirma para siempre la Palabra que has pronunciado acerca de tu servidor y de su casa, y obra conforme a lo que has dicho.

    26 Que tu Nombre sea engrandecido para siempre y que se diga: "¡El Señor de los ejércitos es el Dios de Israel!". Y que la casa de David, tu servidor, esté bien afianzada delante de Ti.

    27 Porque Tú mismo, Señor de los ejércitos, Dios de Israel, te has revelado a tu servidor, diciendo: "Yo te edificaré una casa". Por eso tu servidor se ha atrevido a dirigirte esta plegaria.

    28 Ahora, Señor, Tú eres Dios, tus palabras son leales y has prometido estos bienes a tu servidor.

    29  Dígnate, entonces, bendecir la casa de tu servidor, para que ella permanezca

         siempre en tu presencia. Porque Tú, Señor, has hablado, y con tu bendición

         la casa de tu servidor será bendita para siempre".

 

7-3-84                                                                                                           73

 

El Señor sabe de vuestra fatiga por la lucha cotidiana. Mas debéis dedicar tiempo a Cristo Jesús. Meditad su Palabra. El os contempla y borrará con su Amor toda fatiga y dolor.

Alabad al Señor.

Amén. Amén.

 

8-3-84                                                                                                           74

 

Hijos míos, buscad y hallaréis a Cristo Jesús. Lo encontraréis, os lo aseguro y no lo dejaréis ya más, porque sólo El es razón de Vida y sólo el Señor con su Amor os redimirá. Confiad en su justicia. Amén. Amén.

 

Leed: Lucas C. 14, V. 11-25-26 y 27

 

    11 "Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado".

    25 Junto con Jesús iba un gran gentío, y El, dándose vuelta, les dijo:

    26 "Cualquiera que venga a Mí y no me ame más que a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y hermanas, y hasta a su propia vida, no puede ser mi discípulo.

    27 El que no carga con su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.

 

9-3-84                                                                                                           75

 

Que el Señor no vea soberbia en vosotros, porque de los humildes es su Reino. El se da abundantemente a sus hijos, proclamad su Nombre hoy más que nunca.

 

Leed: Juan C. 5, V. 24-30-31 y 32

 

    24 Les aseguro que el que escucha mi Palabra y cree en Aquél que me ha enviado, tiene Vida eterna y no está sometido al juicio, sino que ya ha pasado de la muerte a la Vida.

    30 Nada puedo hacer por Mí mismo. Yo juzgo de acuerdo con lo que oigo, y mi juicio es justo, porque lo que Yo busco no es hacer mi voluntad, sino la de Aquél que me envió.

    31 Si yo diera testimonio de Mi mismo, mi testimonio no valdría.

    32 Pero hay Otro que da testimonio de Mí, y Yo sé que ese testimonio es Verdadero.

 

10-3-84                                                                                                         76

 

No os dejéis arrastrar por el indigno, alejaos del pecado, del círculo de la maldad y la envidia.

En estos días viene el Señor a vosotros, recibidlo como merece. Cristo Jesús es toda pureza, amor y sabiduría.

Alabado sea el Señor.

 

11-3-84                                                                                                         77

 

No provoquéis la ira del Señor, más que ira dolor, al ver la desobediencia en sus hijos. Demostrad que lo amáis, dándolo todo por El. Esta es la oportunidad. Que halle verdad en vuestros corazones y se gloríe en vosotros. Amén Amén.

 

Leed: Santiago C. 4, V. 4 al 10 y C. 5, V. 19 y 20

 

     4   ¡Corazones adúlteros! ¿No saben acaso que haciéndose amigos del mundo se hacen enemigos de Dios? Porque el que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios.

     5   No piensen que la Escritura afirma en vano: El alma que Dios puso en nosotros está llena de deseos envidiosos.

     6   Pero El nos da una Gracia más grande todavía, según la palabra de la Escritura que dice: "Dios resiste a los soberbios y da su Gracia a los humildes".

     7   Sométanse a Dios; resistan al demonio, y él se alejará de ustedes.

     8   Acérquense a Dios y El se acercará a ustedes. Que los pecadores purifiquen sus manos; que se santifiquen los que tienen el corazón dividido.

     9   Reconozcan su miseria con dolor y con lágrimas. Que la alegría de ustedes se transforme en llanto, y el gozo, en tristeza.

     10    Humíllense delante del Señor, y El los exaltará.

 

Cap. 5, Vers. 19-20

 

     19    Hermanos míos, si uno de ustedes se desvía de la verdad y otro lo hace volver,

     20    sepan que el que hace volver a un pecador de su mal camino, se salvará de la muerte y obtendrá el perdón de todos sus pecados.

  

12-3-84                                                                                                         78

 

A mis hijos les digo:

Sin la misericordia del Señor no podéis llegar lejos. Que sea en vuestros labios perpetuo su Nombre.

Bendito sea el Salvador.

 

12-3-84                                                                                                         79

 

Oración:

 

"Señor, ninguna niebla me cubre ya,

todo se aclara a causa de Ti.

Tú me protejes con tu Amor supremo.

Señor yo te alabo y glorifico.

Has roto mis cadenas.

Mi corazón clama tu Nombre.

Que tu Luz siga iluminando

mis días por siempre Señor.

Amén".

 

13-3-84                                                                                                         80

 

Daos con devoción al Señor, buscad en vuestros corazones y veréis que sólo hay un camino, el único, Su Camino. Orad al Espíritu Santo que os escucha y penetrará en vosotros permitiendo que prosperéis en el Amor a Dios.

Amén. Amén.

 

Leed: Hebreos C. 3, V. 1 al 8

 

     1   Por lo tanto, hermanos, ustedes que han sido santificados y participan de un mismo llamado Celestial, piensen en Jesús, el Apóstol y Sumo Sacerdote de la fe que profesamos.

     2   El es fiel a Dios, que lo constituyó como tal, así como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios.

     3   Porque El fue considerado digno de una Gloria superior a la de Moisés, en la misma medida en que la dignidad del constructor es superior a la de la casa.

     4   Porque toda casa tiene su Constructor, y el constructor de todas las cosas es Dios.

     5   Moisés fue fiel en toda su casa, en calidad de servidor, para dar testimonio de lo que debía anunciarse,

     6   mientras que Cristo fue fiel en calidad de Hijo, como jefe de la casa de Dios. Y esa casa somos nosotros, con tal que conservemos la seguridad y la esperanza de la que nos gloriamos.

     7   Por lo tanto, como dice el Espíritu Santo:

     8   "Si hoy escuchan Su Voz, no endurezcan su corazón como en el tiempo de la Rebelión, el día de la tentación en el desierto".

 

 14-3-84                                                                                                         81

 

Dejad que el Señor viva en vosotros y os apartará de todo mal. Comenzad cada día obrando en la Palabra de Dios.

Alabado sea el Redentor.

 

Leed: Job C. 19, V. 29 / Eclesiastés C. 12, V. l3-14

 

     29    Teman que la espada los hiera a ustedes mismos, porque esas son culpas dignas de la espada: y entonces sabrán que hay un Juez.

 

Eclesiastés Cap. I2, Vers. I3-l 4

 

     13    En conclusión: una vez oído todo esto, teme al señor y observa sus mandamientos, porque ésto es todo para el hombre.

     14    Dios llevará a juicio todas las obras, aun lo que está escondido, sea bueno o malo.

 

15-3-84                                                                                                         82

 

Examinaos y no dudéis, entregaos en cuerpo y alma al Señor, en estos días en que Cristo Jesús insiste en vuestra conversión. A los sabios y poderosos, a los que creéis tenerlo todo os digo: No tenéis lo esencial, no tenéis amor a vuestro prójimo ni tenéis amor al Señor, que es el tesoro más valioso que todo hombre pueda desear, pocos son los elegidos por El. Recapacitad y volcaos a Cristo, amadlo y obtendréis la salvación. Amén. Amén.

 

Leed: Romanos C. 14, V. 22 y 23 y C. 15, V. 1 al 13

 

     22    Guarda para ti, delante de Dios, lo que te dicta tu propia convicción. ¡Feliz el que no tiene nada que reprocharse por aquello que elige!

     23    Pero el que come a pesar de sus dudas, es culpable porque obra de mala fe. Y todo lo que no se hace de buena fe es pecado.

 

Cap. 15, Vers. 1 al 13

 

     1   Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a nosotros mismos.

     2   Que cada uno trate de agradar a su prójimo para el bien y la edificación común.

     3   Porque tampoco Cristo buscó su propia complacencia, como dice la Escritura: "Cayeron sobre Mi los ultrajes de los que Te agravian".

     4   Ahora bien, todo lo que ha sido escrito en el pasado, ha sido escrito para nuestra instrucción, a fin de que por la constancia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza.

     5   Que el Dios de la constancia y del consuelo les conceda tener los mismos sentimientos unos hacia otros, a ejemplo de Cristo Jesús,

     6   para que con un solo corazón y una sola voz, glorifiquen a Dios,

          el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

     7   Sean mutuamente acogedores, como Cristo los acogió a ustedes para la Gloria de Dios.

     8   Porque les aseguro que Cristo se hizo servidor de los Judíos para confirmar la fidelidad de Dios, cumpliendo las promesas que El había hecho a nuestros padres,

     9   y para que los paganos glorifiquen a Dios por su misericordia. Así lo enseña la Escritura cuando dice: "Yo te alabaré en medio de las naciones, Señor, y cantaré en honor de tu Nombre".

     10    Y en otra parte dice: ¡Pueblos extranjeros, alégrense con el Pueblo de Dios!

     11    Y también afirma: ¡Alaben al Señor todas las naciones, glorifíquenlo todos los pueblos!

     12    Y el profeta Isaías dice a su vez: "Aparecerá el Brote de Jesé, el que se alzará para gobernar las naciones paganas; y todos los pueblos pondrán en El su esperanza.

     13    Que el Dios de la esperanza los llene de alegría y de paz en la fe, para que la esperanza sobreabunde en ustedes por obra del Espíritu Santo.

 

 16-3-84                                                                                                         83

 

Que nadie se engañe pensando que puede andar solo, os digo que toda oveja necesita de su pastor. Que el enemigo no os vea confundidos, tened clara vuestra mente y recibid al Señor. Amén.

 

Leed: Joel C. 2, V. 12-13 / Eclesiástico C. 1, V. 6 al 10

 

     12    Pero aún ahora -oráculo del Señor- vuelvan a Mi de todo corazón, con ayuno llantos y lamentos.

     13    Desgarren su corazón y no sus vestiduras y vuelvan al Señor, su Dios, por que el es bondadoso y compasivo, lento para la ira y rico en fidelidad, y se arrepiente de sus amenazas.

 

Eclesiástico C. 1, V. 6 al 10

 

     6   ¿A quién fue revelada la raíz de la sabiduría y quién conoció sus secretos designios?

     7   ¿A quién se le manifestó la ciencia de la sabiduría y quién comprendió la diversidad de sus caminos?

     8   Sólo uno es sabio, temible en extremo, el Señor, que está sentado en su trono.

     9   El mismo la creó, la vió y la midió, y la derramó sobre todas sus obras:

     10 la dió a todos los hombres, según su generosidad, y la infundió abundantemente en aquéllos que lo aman.

 

17-3-84                                                                                                         84

 

No quedarán hambrientos los que confían en el Señor. El los saciará.

Proteje al que se pone en sus manos. Buscad al Señor. Que sepan que Yo hablo aquí y en estos días. Amén. Amén.

 

18-3-84                                                                                                         85

 

Vengo para hacer el bien y especialmente aquí en tu pueblo me lo permite el Señor. Vosotros estábais dormidos en las cosas de Dios. Os predican su Palabra, más parecéis sordos. Estáis a tiempo, por eso me envía. Sois un pueblo tocado por la mano del Señor. Respondedle. Gloria al Señor.

 

18-3-84                                                                                                         86

 

A tus hermanos, como Madre, os digo: No pequéis, no quiero que haya blasfemias en vuestra boca, ni hagáis cosa alguna que enoje al Señor.

 

 19-3-84                                                                                                         87

 

El Señor todo lo da, lo bueno y lo malo, debéis respetar su juicio. Lo que hace no es otra cosa que poner a prueba vuestra fe. Aceptad su voluntad. Lo digo por los débiles que les cuesta creer que hay un Dios supremo.

Amén. Amén.

 

Leed: Lamentaciones C. 3,  22-23-24 y 28 al 33

 

     22    La misericordia del Señor no se extingue ni se agota su compasión;

     23    ellas se renuevan cada mañana, ¡qué grande es tu fidelidad!

     24    El Señor es mi parte, dice mi alma, por eso espero en El.

     28    Que permanezca solitario y silencioso, cuando el Señor se lo impone.

     29    Que ponga su boca sobre el polvo: ¡tal vez haya esperanza!

     30    Que ofrezca su mejilla al que lo golpea y se sacie de oprobios.

     31    Porque el Señor nunca rechaza a los hombres para siempre.

     32    Si aflige, también se compadece, por su gran misericordia.

     33    Porque El no humilla ni aflige de corazón a los hijos de los hombres.

 

 

20-3-84                                                                                                         88

 

Habéis comenzado a orar, Pueblo de Dios, estáis comenzando a resurgir, como he resurgido Yo en presencia ante vosotros. Os comportáis de manera agradable al Señor. Sin saberlo estabais enfermos, os faltaba que la Palabra de Dios llegara de verdad a vuestros corazones. La sabiduría del Señor es la salud del alma, la habéis encontrado, no la abandonéis ya más.

Orad para que así sea. Amén. Amén.

 

 

21-3-84                                                                                                         89

 

Os pido oración porque orando estáis cerca del Señor. Dejad que El llene vuestra vida y estaréis a salvo para siempre. Amén.

  

21-3-84                                                                                                         90

 

El Señor hace por vosotros más de lo que merecéis. Sed vosotros merecedores de su misericordia. Hijos míos: alegraos porque el Señor está en medio de vosotros. Amén. Amén.

Predica esto.

 

Leed: Isaías C. 41, V. 8 al 13

 

     8   Pero tú, Israel, mi servidor, Jacob, a quien Yo elegí, descendencia de Abraham,mi amigo;

     9   tú, a quien tomé de los confines de la tierra y llamé de las regiones más remotas, Yo te dije; "Tú eres mi servidor, Yo te elegí y no te rechacé".

     10    No temas, porque Yo estoy contigo, no te inquietes, porque Yo soy tu Dios; Yo te fortalezco y te ayudo, Yo te sostengo con mi mano victoriosa.

     11    Sí, quedarán avergonzados y confundidos los que se enfurecen contra ti; serán como nada y desaparecerán aquellos que te desafían.

     12    Buscarás, pero no los encontrarás, a aquellos que te provocan; serán como nada,  absolutamente nada, los que te hacen la guerra.

     13    Porque Yo, el Señor, soy tu Dios, el que te sostengo de la mano derecha y te digo: "No temas, Yo vengo en tu ayuda".

 

 

22-3-84                                                                                                         91

 

Escuchad lo que os digo: Bienaventurados sean los que confían en el Señor.

Instrúyanse en sus Palabras porque El espera de vosotros. El Espíritu Santo siempre se hace presente cuando invocáis de corazón al Señor.

Gloria al eterno Padre.

 

Leed: Deuteronomio C. 5, V. 27 al 33

 

     27    "Por eso, acércate y escucha lo que dice el Señor, nuestro Dios, y luego repítenos todo lo que El te diga. Nosotros lo escucharemos y lo pondremos en práctica".

     28    Cuando el Señor oyó las palabras que ustedes me dirigieron, me advirtió: "He oído las palabras que te dijo este pueblo. Todo lo que han dicho está muy bien".

     29    ¡Ojalá que siempre estén dispuestos como ahora a temerme y a cumplir mis mandamientos! Así ellos y sus hijos serán siempre felices.

     30    Ahora vé a decirles que regresen a sus carpas.

     31    Tú, en cambio, quédate aquí junto a Mí, y Yo te indicaré los mandamientos, los preceptos y las leyes que deberás enseñarles, a fin de que los pongan en práctica en la tierra que les daré en posesión".

     32    Pongan cuidado en practicar lo que el Señor, su Dios, les ha ordenado, sin desviarse ni a la derecha ni a la izquierda.

     33    Vayan por el camino que el Señor, su Dios, les ha trazado, para gozar de una larga vida en la tierra de la que van a tomar posesión.

 

23-3-84                                                                                                         92

 

Habéis corregido vuestras vidas, el Señor poco a poco va enderezando los caminos. Seguid escuchando su Palabra y seréis bendecidos. Amén. Amén.

 

23-3-84                                                                                                         93

 

Oración:

 

Con tu poder Dios mío

has cambiado todo mi ser,

desde hoy vives en mí.

Siempre me das consuelo.

Alientas mi vida,

porque sin Ti nada soy.

Deja en mí hacer tu Voluntad Señor.

Amén.

 

24-3-84                                                                                                         94

 

Me lleno de gozo al ver que estáis cumpliendo con el Señor. La Palabra de Dios a tus hermanos llega. La están aceptando generosamente. Ciertamente no he hablado a piedras. Amén. Amén.

Nos dice la Virgen: Estoy aquí, mi Corazón está con vosotros.

 

Leed: S. Juan C. 17, V. 6 a 11

 

     6   Manifesté tu Nombre a los que separaste del mundo para confiármelos.

          Eran Tuyos y me los diste, y ellos fueron fieles a tu Palabra.

     7   Ahora saben que todo lo que me has dado viene de Ti,

     8   porque les comuniqué las Palabras que Tú me diste: Ellos han reconocido verdaderamente que Yo salí de Ti y han creído que Tú me enviaste.

     9   Yo ruego por ellos: No ruego por el mundo, sino por los que me diste, porque son Tuyos.

     10    Todo lo Mío es Tuyo y todo lo Tuyo es Mío, y en ellos he sido glorificado.

     11    Ya no estoy más en el mundo, pero ellos están en él; y Yo vuelvo a Ti. Padre Santo, cuida en tu Nombre a aquellos que me diste, para que sean uno, como Nosotros.

 

25-3-84                                                                                                         95

 

Hijos míos: No estéis temerosos. Si os comportáis como lo estáis haciendo ya estáis en comunión con el Señor. Orad que os fortalece y tened seguridad que sois escuchados. El Sagrado Corazón de Jesús os bendice.

Amén. Amén.

Como Madre vuestra os pido: Aumentad vuestra fe en el Señor. Amén.

 

 26-3-84                                                                                                         96

 

Amad a Dios y aborreced el mal, mandaré las lluvias a su debido tiempo. Tened presente mis palabras.

 

Leed: I Samuel C. 2, V. 35 y 36 / Sabiduría C. 16, V. 24 al 26

 

     35    En cambio, Yo me suscitaré un sacerdote fiel, que obrará conforme a mi corazón y a mis deseos. Yo le edificaré una casa duradera, y él caminará en presencia de mi Ungido todos los días de su vida.

     36    Y todos los que subsistan de tu casa irán a postrarse delante de él por una moneda de plata y una miga de pan, y le dirán: "Admíteme, por favor, a cualquiera de las funciones sacerdotales, para que tenga un pedazo de pan que comer".

 

Sabiduría C. 16, V. 24 al 26

 

     24    Porque la creación, que está al servicio de Ti, su Creador, se pone en tensión para castigar a los injustos y se distiende para beneficiar a los que confían en Ti.

     25    Por eso también entonces. transformándose completamente, ella estaba al servicio de tu generosidad, que a todos alimenta, de acuerdo con el deseo de los que te suplicaban.

     26    Así los hijos que Tú has amado, Señor, debían aprender que no son las diversas clases de frutos las que alimentan al hombre, sino que es tu Palabra la que sostiene a los que creen en Ti.

 

 

27-3-84                                                                                                         97

 

Me dice: Tu pueblo responde a mi llamado de oración. Se vuelca a la Iglesia. El Señor os reconocerá la respuesta. Los que no obedecen cargarán con su culpa, el Señor no tolera la maldad ya que viene del enemigo.

Amén.

 

Leed: Salmo 91, V. 14-15-16

 

     14    "El se entregó a Mí, por eso, Yo lo libraré; lo protegeré, porque conoce mi Nombre;

     15 me invocará, y Yo le responderé. Estaré con él en el peligro, lo defenderé y lo glorificaré;

     16    le haré gozar de una larga vida y le haré ver mi salvación".

 

 29-3-84                                                                                                         98

 

Dios cuando habla quiere ser oído. El escucha vuestras voces. Escuchad vosotros su voz, su pedido. Poco sabéis del Señor, hijos míos. Leed las Sagradas Escrituras y aprenderéis a conocerlo. Gloria al Altísimo.

El Señor apartará todos los escollos que haya a vuestro paso. No lo dejéis todo a Cristo Jesús, poned algo de vosotros. El os lo pide. Amén. Amén.

 

Leed: Job C. 34, V. 10 y 11 / C. 36, V. 1 al 12

 

     10    Por eso escúchenme, hombres sensatos: ¡lejos de Dios la maldad, y del Todopoderoso, la injusticia!

     11    Porque El retribuye al hombre según sus obras y trata a cada uno conforme a su conducta.

 

Cap. 36, Vers. 1 al 12

 

     1   Elihú tomó la palabra y dijo:

     2   "Sopórtame un poco, y yo te instruiré; aún queda algo por decir en defensa de Dios.

     3   Traeré de lejos mi saber para justificar a mi Creador.

     4   No, mis palabras no mienten: es un maestro consumado el que está junto a ti.

     5   Dios es grande y no se retracta. El es grande por la firmeza de sus decisiones.

     6   El no deja vivir al malvado y hace justicia a los oprimidos.

     7   No retira sus ojos de los justos, los sienta en el trono con los reyes y los exalta para siempre.

     8   Si a veces están atados con cadenas, o prisioneros en los lazos de la opresión,

     9   es para denunciarles sus acciones y las rebeldías que cometieron en su arrogancia.

     10    El les abre el oído para que se corrijan y los exhorta a convertirse de la maldad.

     11    Si ellos escuchan y se someten, acaban sus días prósperamente y sus años en medio de delicias;

     12    pero si no escuchan, atraviesan el Canal y perecen a causa de su ignorancia.

  

30-3-84                                                                                                         99

 

Debéis estar preparados para la lucha con el enemigo. Buscad fuerzas en el señor, El es vuestro seguro sostén. Gloria al Santísimo Padre.

 

31-3-84                                                                                                         100

 

Cuando el camino os parezca largo y os canséis, pensad en el Señor, se acortará y os parecerá liviano vuestro peso. Os lo aseguro, la mano del Señor siempre está tendida para sus hijos. Amén. Amén.

 

Leed: Hebreos C. 13, V. 14-15-16 y  19

 

     14    Porque no tenemos aquí abajo una ciudad permanente sino que buscamos la futura.

     15 Y por medio de El, ofrezcamos sin cesar a Dios, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su Nombre.

     16    Hagan siempre el bien y compartan lo que poseen, porque esos son sacrificios agradables a Dios.

     19    Además, les pido insistentemente que oren, para que yo pueda encontrarme con ustedes lo antes posible.

 

 

1-4-84                                                                                                           101

 

En este tiempo el Señor os está dejando una gran enseñanza, debéis saber valorarla. Cristo Jesús con su Divina Misericordia os iluminará para poder hacerlo. Amén. Amén. Meditadlo.

 

Leed: Salmo 50,  V. 14-15 y 23

 

     14    "Ofrece al Señor un sacrificio de alabanza y cumple tus votos al Altísimo;

     15 invócame en los momentos de peligro: yo te libraré, y tu me glorificarás".

     23    El que ofrece sacrificios de alabanza, me honra de verdad; y al que va por el buen camino, le haré gustar la salvación de Dios."

 

 

Jesús nos dice: No me alejo del que me necesita, permanezco a su lado.

Orad por vosotros y vuestros hermanos.

 

 2-4-84                                                                                                          102

 

Mensaje para los seminaristas. Decidles que agradezco su devoción a todos los seminaristas que están de corazón con el Señor, mi bendición va con ellos.

 

3-4-84                                                                                                           103

 

Debéis predicar también a los niños la Palabra del Señor. Quiero que se eduquen en el amor a Dios. Amén. Amén.

 

Leed: Deuteronomio C. 30, V. 11 al 14 / C. 31, V. 8-12 y 13

 

     11    Este mandamiento que hoy te prescribo no es superior a tus fuerzas ni está fuera de tu alcance.

     12    No está en el cielo, para que digas: "¿Quién subirá por nosotros al cielo y la traerá hasta aquí, de manera que podamos escucharla y ponerla en práctica?".

     13    Ni tampoco está más allá del mar, para que digas: "¿Quién cruzará por nosotros a la otra orilla y la traerá hasta aquí, de manera que podamos escucharla y ponerla en práctica?".

     14    No, la Palabra está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la practiques.

 

Cap. 31, Vers. 8-12 y 13

 

     8   El Señor irá delante de ti; El estará contigo y no te abandonará ni te dejará desamparado. No temas ni te acobardes.

     12    Reúne al pueblo -hombres, mujeres y niños, y también a los extranjeros que vivan en tus ciudades- para que la oigan y así aprendan a temer al Señor, su Dios, y a practicar cuidadosamente todas las palabras de esta Ley.

    13  También deberán oírla sus hijos, los que todavía no la conocen, para que

          aprendan a temer al Señor mientras ustedes vivan en la tierra que van a

          poseer después de cruzar el Jordán.

 

4-4-84                                                                                                           104

 

Os digo que estando con Cristo Jesús no camináis a ciegas, siempre hay claridad donde está el Señor, es la Luz de toda vida.

 

7-4-84                                                                                                           105

 

El Señor exige una gran sinceridad en vuestras actitudes, debéis ser honestos porque Dios aborrece la mentira. Todo cristiano debe luchar para conseguir la seguridad interior y saber resistir el mal que viene del enemigo. Sólo en el Señor encontraréis amor y sólo a su lado estaréis protegidos. Amén. Amén.

  

8-4-84                                                                                                           106

 

Lejos de la Iglesia no podéis obrar como quiere el Señor, debéis estar unidos a ella. Servid a Dios y salvaos vosotros mismos. El Señor premia según la conducta de los hombres. Orad hijos míos. Amén. Amén.

 

Leed: Efesios, C. 2, V. 19-20 y 21

 

     19    Por lo tanto, ustedes ya no son extranjeros ni huéspedes, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios.

     20    Ustedes están edificados sobre los apóstoles y los profetas, que son los cimientos, mientras que la piedra angular es el mismo Jesucristo,

     21    En El, todo el edificio, bien trabado, va creciendo para constituir un Templo santo en el Señor.

 

8-4-84                                                                                                           107

 

Buscad a Dios y El vivirá en vosotros y os abrirá las puertas de su Reino. Amén. No os canséis de predicar. Orad pueblo de Dios, la Gloria del Señor esté con vosotros.

 

9-4-84                                                                                                           108

 

El mundo está lleno de falsedad, de gente vanidosa, no os dejéis arrastrar por ellos. Siempre que seáis tentados buscad ayuda en el Salvador y os encaminará por el buen sendero. Amén. Amén.

 

12-4-84                                                                                                         109

 

En otros lugares donde me he manifestado ha estado el Señor. Hijos míos, sin la mano de Dios nada es posible, os hago escuchar cosas, que ya antes habéis escuchado mas no la practicábais. Ahora el Señor os da una nueva oportunidad. En vosotros está la respuesta. Amén. Amén.

 

Leed: I Crónicas C. 22, V. 19

 

     19    "Dedíquense ahora de todo corazón y con toda su alma a buscar al Señor, su Dios. Prepárense a edificar el Santuario del Señor, su Dios, a fin de trasladar a la Casa que se va a edificar para el Nombre del Señor el Arca de la Alianza del Señor y los utensilios consagrados a Dios".

 

 15-4-84                                                                                                         110

 

Hija, el Señor ha extendido sus manos hacia vosotros; os quiere liberar y dar un refugio seguro. El amor de Dios por sus hijos es tan grande que la mayoría no lo comprende. Vuestra Madre sufre por esto. Dejad al Señor derramar su Amor en vuestros corazones y os sentiréis fortalecidos.

Amén. Amén.

 

Leed: Isaías C. 49, V. 8 y 9

 

     8   Así habla el Señor: En el tiempo favorable, Yo te respondí, en el día de la salvación, te socorrí. Yo te formé y te destiné a ser la alianza del pueblo, para restaurar el país, para repartir las herencias devastadas,

     9   para decir a los cautivos: "iSalgan!" y a los que están en las tinieblas: "¡Manifiéstense!". Ellos se apacentarán a lo largo de los caminos, tendrán sus pastizales hasta en las cumbres desiertas.

 

16-4-84                                                                                                         111

 

Vosotros hacéis un pedido y el Señor sabe que tenéis urgencia de respuesta.

Os da más de lo que dais por El, porque es generoso. En el futuro entregaos a nuestro Señor, sé que podéis hacerlo. El hombre no debe esperar nada del hombre, porque no es de la tierra que viene la promesa, viene del Cielo donde está el Señor nuestro Dios. Amén. Amén.

 

Leed: San Marcos C. 11,  V. 22 al 25

 

     22    Jesús le respondió: "Tengan fe en Dios.

    23  Porque Yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: 'Retírate de

         ahí y arrójate al mar', sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá

         lo que dice, lo conseguirá.

     24    Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán.

     25    Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el Cielo les perdonará también sus faltas".

 

17-4-84                                                                                                         112

 

A vosotros los que estáis extraviados os digo sólo creed en el Señor. Creyendo y orando estaréis a salvo de cualquier tentación, la fe y la oración son armas poderosas que pone Jesús al alcance vuestro, no debéis hacer nada que no sea bien visto a los ojos del Señor.

Gloria al Altísimo.

 

 18-4-84                                                                                                         113

 

Hijos míos; obedeced la Ley Divina, el llamado de estos días, es un profundo llamado de conversión, el Señor pone a prueba vuestra fe. Amén. Amén. Debéis rezar desde mañana hasta el domingo diez Padrenuestros meditando cada palabra y tomando conciencia de su significado como no lo habéis hecho hasta ahora y habrá mucha paz en vuestros corazones.

Es promesa del Señor.

 

19-4-84                                                                                                         114

 

Pedir un milagro al Señor es tener falta de fe, debéis creer por la misma fe y no por un milagro. No espera eso el Señor de vosotros. El se manifiesta donde quiere y como El quiere. Buscad a Dios, amad a Dios y os cubrirá con su Gloria. Amén. Amén.

 

Leed; Oseas C. 6, V. 6 / C. 10, V. 12

 

     6   Porque Yo quiero amor y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos.

 

Cap. 10, Vers. 12

 

     12    Siembren semillas de justicia, cosechen el fruto de la fidelidad, roturen un campo nuevo: es tiempo de buscar al Señor, hasta que El venga y haga llover para ustedes la justicia.

 

20-4-84                                                                                                         115

 

Debéis estar unidos y compartir el amor y la paz del Señor.

 

Oración:

"Me has tocado mi Señor

con tus manos milagrosas,

e hiciste que mi vida

cambiara por completo.

Quiero entrar en tu morada

estar en tu presencia.

Tú que eres misericordioso

tómame Señor

que contigo quiero estar.

Amén".

 

 21-4-84                                                                                                         116

 

Estos días los estáis viviendo como un verdadero acto de ofrecimiento al Señor, veo que el dolor y la muerte de mi Hijo en la Cruz llega a vuestros corazones para salvación de las almas.

Alabado sea Jesús.

 

Leed: Isaías C. 40, V. 9 / Juan C. 16, V. 12 y 13

 

     9   Súbete a una montaña elevada, tú que llevas la buena noticia a Sión; levanta con fuerza tu voz, tú que llevas la buena noticia a Jerusalén. Levántala sin temor, di a las ciudades de Judá: "¡Aquí está su Dios!".

 

Juan C. 16, V. 12-13

 

     12    Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.

     13    Cuando venga el Espíritu de la Verdad, El los introducirá en toda la Verdad, porque no hablará por Sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.

 

23-4-84                                                                                                         117

 

Alimentad vuestra vida espiritual. Recordad que sólo el Señor tiene el poder de hacerlo, y os aseguro que será un bálsamo en vuestra vida. Todo aquel que esté en paz con el Señor, la tiene en su corazón.

Bendito sea Dios por la eternidad.

 

24-4-84                                                                                                         118

 

El Señor os da el alimento necesario para seguir adelante. He elegido esta ciudad como morada definitiva. Multiplicaos como granos de arena y seréis fuertes como la roca. Amén. Amén.

 

Leed: Nahum C. 2, V. 1 / Malaquias C. 1, V. 11

 

     1   Miren sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz. Celebra tus fiestas, Judá, cumple tus votos, porque el hombre siniestro no pasará más por ti: Ha sido exterminado por completo.

 

Malaquías C. 1, V. 11

 

     11    Pero desde la salida del sol hasta su ocaso, mi Nombre es grande entre las naciones y en todo lugar se presenta a mi Nombre un sacrificio de incienso y una ofrenda pura; porque mi Nombre es grande entre las naciones, dice el Señor de los ejércitos.

 

25-4-84                                                                                                         119

 

En todo este tiempo estoy habitando en medio de vosotros.

La Gloria del Señor aparecerá cuando menos lo esperéis.

Debéis orar al Señor por lo que os ha sido dado hasta ahora. Amén. Amén.

 

26-4-84                                                                                                         120

 

El malvado está haciendo estragos en el mundo, mas con vosotros, sois obedientes con el Señor, no pasará nada semejante, aferraos a El. El Sagrado Corazón está con vosotros. Amén. Amén.

 

Leed: Romanos C. 9, V. 15 al 18 / C. 10, V. 14 al 17

 

     15    Porque El dijo a Moisés: "Seré misericordioso con el que Yo quiera, y me compadeceré del que quiera compadecerme".

     16    En consecuencia, todo depende no del querer o del esfuerzo del hombre, sino de la misericordia de Dios.

     17    Porque la Escritura dice al Faraón: "Precisamente para eso te he exaltado, para que en ti se manifieste mi poder y para que mi Nombre sea celebrado en toda la tierra".

     18    De manera que Dios tiene misericordia del que El quiere y endurece al que El quiere.

 

Cap. 10, Vers. 14 al 17

 

     14    Pero, ¿cómo invocarlo sin creer en El? ¿Y cómo creer, sin haber oído hablar de El? ¿Y cómo oír hablar de El, si nadie lo predica?

    15 ¿Y quiénes predicarán, si no se los envía? Como dice la Escritura:

         ¡Qué hermosos son los pasos de los que anuncian buenas noticias!

     16    Pero no todos aceptan la Buena Noticia. Así lo dice Isaías: Señor, ¿quién creyó en nuestra predicación?

     17    La fe, por lo tanto, nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud de la Palabra de Cristo.

 

27-4-84                                                                                                         121

 

Veo una casa grande con ventanas y rejas, siento que discuten dentro de la misma, veo una plaza y mucha gente, algunas personas apartadas de la demás, como haciendo diferencias sociales.

La Virgen dice: El Señor no quiere la discordia, quiere la unión, no quiere la soberbia ni el orgullo, quiere la humildad. El mismo Jesús fue humilde en extremo. Hijos míos, si consiguiérais esto en vuestro corazón, colmaríais de felicidad al Señor.

Tratad de ser cada día mejor, de tener un comportamiento digno de un hijo de Dios.

Alabado sea el Señor.

 

 27-4-84                                                                                                         122

 

(En el Retiro). Amar a Dios es querer la Vida Eterna, amar a Dios es querer ver la Luz de Ia Eternidad.

Amadlo y viviréis en su Gloria.

 

28-4-84                                                                                                         123

 

Me dice la Virgen: Hija mía, invito a los pueblos desde siempre a seguir al Señor. Hay rechazos, pocos son los que lo buscan. Vosotros oráis esperanzados, y Yo os aseguro que vuestras oraciones llegan a Dios. Amén.

 

Leed: Hechos C. 18, V. 9 y 1O

 

     9   Una noche, el Señor dijo a Pablo en una visión: "No temas. Sigue predicando y no te calles.

     10    Yo estoy contigo. Nadie pondrá la mano sobre ti para dañarte, porque en esta ciudad hay un pueblo numeroso que me está reservado.

 

29-4-84                                                                                                         124

 

Me dice Jesús: El que invoca a Dios y luego no cumple le reprocharé su proceder, mas el que me invoca y lo hace ciertamente, de él tendré compasión.

Dice la Virgen: Hay corazones fríos como la nieve, esos están tentados por el maligno, no quiere que lleguéis a Dios. El Todopoderoso combate el mal, recordadlo. Amén. Amén.

 

29-4-84                                                                                                         125

 

Benditos seáis vosotros que tenéis apetito de la Palabra de Dios, El os da el alimento para vuestro espíritu. Amén. Amén.

 

Leed: 1 Crónicas C. 29, V. 11-12 y l3

 

     11    Tuya, Señor, es la grandeza, la fuerza, la gloria, el esplendor y la majestad; porque a Ti pertenece todo lo que hay en el Cielo y en la tierra. Tuyo, Señor, es el Reino; Tú te elevas por encima de todo.

     12    De Ti proceden la riqueza y la gloria; Tú lo gobiernas todo, en tu mano están el poder y la fuerza, y es tu mano la que engrandece y afianza todas las cosas.

     13    Por eso, Dios nuestro, te damos gracias y alabamos tu Nombre glorioso.

 

30-4-84                                                                                                         126

 

Hijos míos: Os digo que no es tiempo de caminar porque sí, es tiempo de andar por el camino recto, así llegaréis a ver a Cristo Jesús. No dejéis que se pierdan las enseñanzas de Dios. Gloria al Santísimo.

  

1-5-84                                                                                                           127

 

Debéis orar para que cada día sean más los fieles que se acerquen a la Palabra del Señor. Orad con fe y llegaréis a vivir en una plenitud que sólo Dios la da. Cuando veáis que os acecha el maligno debéis decir:

"A mi derecha y a mi izquierda está mi Señor, no hay un tercer lugar, no lo hay para el enemigo".

Y os lo aseguro que se retirará de vuestro lado. Amén. Amén.

 

Leed: Filipenses C. 2, V. 13-14 y 15 / C. 3, V. 15 y 16

 

     13    Porque Dios es el que produce en ustedes el querer y el hacer, conforme a su designio de Amor.

     14    Procedan en todo sin murmuraciones ni discusiones:

     15    Así serán irreprochables y puros, hijos de Dios sin mancha, en medio de una generación extraviada y pervertida, dentro de la cual ustedes brillan como haces de Luz en el mundo.

 

Cap. 3, Vers. 15-16

 

     15    Así debemos pensar los que somos maduros; y si en alguna cosa ustedes piensan lo contrario, Dios los iluminará.

     16    De todas maneras, cualquiera sea el punto adonde hayamos llegado, sigamos por el mismo camino.

 

2-5-84                                                                                                           128

 

En el mundo hay mucha pobreza espiritual. Preocupaos por esto que os digo: Pedid al Señor para que no os alcance y fortaleceos en El. No dejéis que se apague la llama de vuestra fe, renovadla y aumentadla.

Rogad al Señor para que así sea. La Luz de Cristo no se consume jamás.

Alabado sea por Su Misericordia.

 

3-5-84                                                                                                           129

 

Yo he venido para unir el hijo con el padre. Para que los hombres se quieran como hermanos y sin rencores. Para que el hombre encuentre el camino hacia Dios. Que se conozca Su Palabra.

Para que le cerréis la puerta a la mentira y la abráis a la Verdad. Que recibáis a Cristo en vuestro corazón. Para que se haga la Luz en vosotros y no haya sombras. Para que prosperéis en la fe hoy por siempre y por sobre todas las cosas para que améis a Dios.

Amén. Amén.

 

4-5-84                                                                                                           130

 

Lo que se consigue con el propio esfuerzo no alcanza para vivir, no para vivir en Dios. Alegraos porque el Señor os hace llegar la salvación. Tratad de no tener malos pensamientos porque eso os destruye.

Gloria al Señor.

 

Leed: I Corintios C. 3, V. 1 al 17

 

     1   Por mi parte, no pude hablarles como a hombres espirituales, sino como a hombres carnales, como a quienes todavía son niños en Cristo.

     2   Los alimenté con leche y no con alimento sólido, porque aún no podían tolerarlo, como tampoco ahora,

     3   ya que siguen siendo carnales. Los celos y discordias que hay entre ustedes, ¿no prueban acaso, que todavía son carnales y se comportan de una manera puramente humana?

     4   Cuando uno dice: "Yo soy de Pablo", y el otro: "Yo de Apolo", ¿acaso no están procediendo como lo haría cualquier hombre?

     5   Después de todo, ¿quién es Apolo, quién es Pablo? Simples servidores, por medio de los cuales ustedes han creído, y cada uno de ellos lo es según lo que ha recibido del Señor.

     6   Yo planté y Apolo regó, pero el que ha hecho crecer es Dios.

     7   Ni el que planta ni el que riega valen algo, sino Dios, que hace crecer.

     8   No hay ninguna diferencia entre el que planta y el que riega; sin embargo, cada uno recibirá su salario de acuerdo con el trabajo que haya realizado.

     9   Porque nosotros somos cooperadores de Dios, y ustedes son el campo de Dios, el edificio de Dios.

    10  Según la Gracia que Dios me ha dado, yo puse los cimientos como lo

         hace un buen arquitecto, y otro edifica encima. Que cada cual se fije bien

         de qué manera construye.

     11    El fundamento ya está puesto y nadie puede poner otro, porque el fundamento es Jesucristo.

     12    Sobre él se puede edificar con oro, plata, piedras preciosas, madera, pasto o paja:

     13    La obra de cada uno aparecerá tal como es, porque el día del Juicio, que se revelará por medio del fuego, la pondrá de manifiesto; y el fuego probará la calidad de la obra de cada uno.

     14    Si la obra construida sobre el fundamento resiste la prueba, el que la hizo recibirá la recompensa;

     15    si la obra es consumida, se perderá. Sin embargo, su autor se salvará, como quien se libra del fuego.

     16    ¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?

     17    Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él. Porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo.

  

5-5-84                                                                                                           131

 

Me dice Jesús: Dirás estas palabras. El que cae al pozo sin verlo, a ése lo sacaré, mas el que ve el peligro y no se desvía, a ése lo dejaré. Hoy más que nunca debes predicar porque Yo extiendo mis manos hacia ti para estar en comunicación con tus hermanos.

La Virgen dice: Honrad al Señor, obedeciendo sus mandatos, no os dejéis abatir que sus ojos están puestos en vosotros, en sus hijos. Amén. Amén.

Dios es tu hermano, tu madre, tu padre, y tu hijo. Dios abarca toda la familia. Obedecedle. Orad que la oración es consuelo para todo mal.

 

Leed: Santiago C. 1, V. 16 al 25

 

     16    No se engañen, queridos hermanos.

     17    Todo lo que es bueno y perfecto es un don de lo alto y desciende del Padre de los astros luminosos, en Quien no hay cambio ni sombra de declinación.

     18    El ha querido engendrarnos por su Palabra de Verdad, para que seamos como las primicias de su creación.

     19    Tengan bien presente, hermanos muy queridos, que debemos estar dispuestos a escuchar y ser lentos para hablar y para enojarnos.

     20    La ira del hombre nunca realiza la justicia de Dios.

     21    Dejen de lado, entonces, toda impureza y todo resto de maldad, y reciban con docilidad la Palabra sembrada en ustedes, que es capaz de salvarlos.

     22    Pongan en práctica la Palabra y no se contenten sólo con oírla, de manera que se engañen a ustedes mismos.

     23    El que oye la Palabra y no la practica, se parece a un hombre que se mira en el espejo,

     24    pero enseguida se va y se olvida de cómo es.

     25    En cambio, el que considera atentamente la Ley perfecta, que nos hace libres, y se aficiona a ella, no como un oyente distraído, sino como un verdadero cumplidor de la Ley, será feliz al practicarla.

 

6-5-84                                                                                                           132

 

Hijos míos: No ignoráis que el Señor os habla, entonces oíd atentamente lo que os dice. Aceptad gustosos su petición y veréis avanzar su Obra.

 

7-5-84                                                                                                           133

 

Veo una ciudad grande con muchos edificios y está destruida, como si hubiera habido guerra. Luego veo una paloma blanca volando.

Me dice la Virgen: Benditos sean los que aman la paz porque la guerra trae la destrucción total. Causa espanto ver que los hombre no pueden frenar su impulso de ambición y poder. Que no sepan ver dónde está el verdadero sentido de la vida que los puede llevar a la felicidad completa. Solamente Dios puede lograrlo y solamente Dios tiene el poder de hacerlo posible. Amén. Amén.

 

 9-5-84                                                                                                           134

 

Bienaventurado sea el que practica el bien y bienaventurados seáis los que escucháis a Dios, hija mía, todo lo que os da el Señor debe ser hecho como El manda. Debéis estar unidos, todos son hermanos, todos son hijos de Dios.

 

Leed: San Mateo C. 11,  V. 28 y 29

 

     28    "Vengan a Mi todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré.

     29    Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de Mi, porque soy paciente y humilde de Corazón, y así encontrarán alivio".

 

10-5-84                                                                                                         135

 

Hija mía: Tened presente que el Señor siempre que os vea fatigados vendrá en vuestra ayuda, porque así como los hijos tienen necesidad del Padre, el Padre necesita a sus hijos. Hoy el Sagrado Corazón de Jesús está junto a vosotros para ser vuestro guía y desviar al malvado que está atacando con toda su furia. Sabe que no puede con el Señor y eso lo pone peor todavía.

Vosotros estáis amparados. Gloria al Santísimo.

 

11-5-84                                                                                                         136

 

Vuestra Madre os dice: Cantad y orad, eso alegra al Señor. Con Cristo no se muere, se vive, si sois conscientes de esto, seguramente no os apartaréis de su camino, ni El del vuestro. Amén. Amén.

 

Oración:

 

Comienzo a orar y ya me encuentro ante ti Señor porque sé que me escucháis. Con tu Divina Gracia, haces posible que mi vida encuentre la serenidad deseada. Sin tu ayuda nada es posible, sin tu Luz no se puede avanzar; bendito el hombre que te busca y en Ti espera. Oh Señor, porque a tus hijos das Amor a manos llenas. Amén.

 

12-5-84                                                                                                         137

 

Jamás encontrarán lágrimas en los ojos de los verdaderos creyentes en Cristo, porque el Señor no es tristeza sino alegría. Pasado el tiempo veréis que quien se dedica y camina junto a El se verá fortalecido en Ia fe, no olvidéis que el Señor es fortaleza. Amén. Amén.

 

 13-5-84                                                                                                         138

 

A todos aquellos que se preguntan y digan que no le piden al Señor porque no saben si está o responderá, yo os digo: El Señor está y tardará en responder el tiempo que vosotros tardéis en llegar a El. Amén. Amén.

 

Leed: Deuteronomio C. 6, V. 4 al 9 y 16 al 19

 

     4   Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor.

     5   Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

     6   Graba en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy.

     7   Incúlcalas a tus hijos, y háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas de viaje, al acostarte y al levantarte.

     8   Atalas a tu mano como un signo, y que estén como una marca sobre tu frente.

     9   Escríbelas en las puertas de tu casa y en sus postes.

     16    No provoquen al Señor, su Dios, como lo hicieron en Masá.

     17    Observen cuidadosamente los mandamientos del Señor, su Dios, y las instrucciones y los preceptos que El te dio.

     18    Practica lo que es recto y bueno a los ojos del Señor, para ser feliz e ir a tomar posesión de la hermosa tierra que El prometió con un juramento a tus padres.

     19    Porque el Señor expulsará a todos los enemigos que encuentres a tu paso, como te lo ha anunciado.

 

 

14-5-84                                                                                                         139

 

Hijos míos, feliz del ciego que puede ver con los ojos del alma y puede llegar al Señor, porque ésa es la única claridad que importa. Hay muchos que pudiendo ver, no tienen ni quieren ver, la verdadera Luz que es Dios. Meditad esto que os digo y que os sirva de ejemplo. Alabado sea el Señor.

Predicad.

 

 

15-5-84                                                                                                         140

 

Haré de vosotros un pueblo creyente en Dios, como no lo era antes, un pueblo que observe sus mandatos y vosotros mismos veréis que no es bueno estar ajenos a las cosas de Dios, porque Su Palabra no destruye sino que construye. Amén. Amén.

Predicad.

  

16-5-84                                                                                                         141

 

Los hombre están inmaduros en la fe, exigen mucho a Dios y le dan poco.

El Señor os ofrece un gran cambio, amor por oración. Guardad estas palabras en vuestro corazón y tenedlas presentes. Amén. Amén.

 

Leed: II Crónicas C. 6, V. 19 a 21

 

     19    No obstante, Señor, Dios mío, vuelve tu rostro hacia la oración y la súplica de tu servidor, y escucha el clamor y la oración que te dirige tu servidor.

     20    Que tus ojos estén abiertos día y noche sobre esta Casa, sobre el lugar del que dijiste que allí residiría tu Nombre. ¡Escucha la oración que tu servidor dirige hacia este lugar!

     21    ¡Escucha la súplica y la oración que tu servidor y tu pueblo Israel dirijan hacia este lugar! ¡Escucha desde tu morada en el Cielo, escucha y perdona!

 

 

17-5-84                                                                                                         142

 

Amados hijos, sé que estáis rezando el Santo Rosario como os pido, mas quiero que en este día empecéis una Novena agradeciendo al Señor el haberme enviado para protección vuestra. Agradeced también por todo lo que es capaz de dar porque Dios es misericordioso, es todo poderoso e infinitamente piadoso. La Gracia del Señor es maravillosa, no tengáis la menor duda.

Gloria al Padre Supremo.

 

 18-5-84                                                                                                         143

 

El Señor os dice: Conoced mi Palabra, leed las Sagradas Escrituras, tened conocimiento de Dios. No hay determinada edad para hacerlo, pero veo a muchos niños que nada saben del Señor. Ellos también tienen que saber de su Creador, no se puede prohibir a los niños conocer su Palabra. Y a los que están inmaduros Yo os digo: Diariamente poned un poco más de amor en vuestro corazón, no es promesa falsa la del Señor. Amén. Amén.

 

Leed: Romanos C. 10, V. 5 al 18

 

     5   Moisés, en efecto, escribe acerca de la justicia que proviene de la ley: "El hombre que la practique vivirá por ella".

     6   En cambio, la justicia que proviene de la fe habla así: "No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al Cielo?, esto es, para hacer descender a Cristo".

     7   O bien: "¿Quién descenderá al Abismo?, esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos".

     8   ¿Pero que es lo que dice la justicia?: "La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón", es decir, la palabra de la fe que nosotros predicamos.

     9   Porque si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado.

     10    Con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se confiesa para obtener la salvación.

     11    Así lo afirma la Escritura: "El que cree en El, no quedará confundido".

     12    Porque no hay distinción entre Judíos y los que no lo son: Todos tienen el mismo Señor, que colma de bienes a quienes lo invocan.

     13    Ya que todo el que invoque el Nombre del Señor se salvará.

     14    Pero, ¿cómo invocarlo sin creer en El? ¿Y cómo creer, sin haber oído hablar de El? ¿Y cómo oír hablar de El, si nadie lo predica?

    15 ¿Y quiénes predicarán, si no se los envía? Como dice la Escritura:

         ¡Qué hermosos son los pasos de los que anuncian buenas noticias!

     16    Pero no todos aceptan la Buena Noticia. Así lo dice Isaías: Señor, ¿quién creyó en nuestra predicación?

     17    La fe, por lo tanto, nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud de la Palabra de Cristo.

     18    Yo me pregunto: ¿Acaso no la han oído? Sí, por supuesto: "Por toda la tierra se extiende su voz y sus palabras llegan hasta los confines del mundo".

 

19-5-84                                                                                                         144

 

Hijos míos, acercaos al Señor socorriendo al humilde, al pobre porque Cristo Jesús también os hará conocer la Riqueza por medio de la humildad y la pobreza. El que ame el bien que se aparte del mal, aquél que desee la felicidad que dé felicidad.

Obrando de esta manera sois fieles al Señor.

Amén. Amén.

 

20-5-84                                                                                                         145*

 

Jamás abandonéis el camino que conduce al Señor, porque contiene valores incalculables. Entonces tened presente que El comprende los errores de sus hijos, perdona el pecado, pero no los pecados.

En los días siguientes bendeciréis así vuestra mesa:

"En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Señor Bendice esta mesa, donde están los alimentos que nos envías este día y que nunca nos falte tu pan. Amén.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén".

 

21-5-84                                                                                                         146

 

Si encontráis resistencia a la Palabra del Señor debéis mantener la serenidad, no importa la opinión de unos pocos, sino la fe en Dios de muchos.

Quien se opone a la voluntad del Señor no está con El, dejadlo ir.

Amén. Amén.

 

Leed: Sabiduría C. 1, V. 12 al 15 / C. 2, V. 23-24

 

     12    No busquen la muerte viviendo extraviadamente, ni se atraigan la ruina con las obras de sus manos.

     13    Porque Dios no ha hecho la muerte ni se complace en la perdición de los vivientes.

     14    El ha creado todas las cosas para que subsistan; las criaturas del mundo son saludables, no hay en ellas ningún veneno mortal y la muerte no ejerce su dominio sobre la tierra.

     15    Porque la justicia es inmortal.

 

Cap. 2, Vers. 23-24

 

     23    Dios creó al hombre para que fuera incorruptible y lo hizo a imagen de su propia naturaleza,

     24    pero por la envidia del demonio entró la muerte en el mundo, y los que pertenecen a él tienen que padecerla.

 

22-5-84                                                                                                         147

 

Hijos míos: Como vosotros tenéis la esperanza puesta en Dios, Yo tengo mi esperanza puesta en vosotros de que daréis todo por el Señor.

Nunca os rebeléis al sufrimiento que os manda porque luego viene una respuesta de amor a vuestro dolor El Señor todo lo puede. Gloria a Dios.

 

(145) Debe entenderse que Dios perdona al pecador que se arrepiente, pero no al que se obstina en seguir cometiendo el pecado.

 

 22-5-84                                                                                                         148

 

Vuestra Madre os pide Su morada.

No quiero esplendores, quiero sí una casa espaciosa.

 

22-5-84                                                                                                         149

 

Os estoy observando, hijos míos estáis viviendo en la Ley de los justos, estáis viviendo en la Ley de Dios. El os cubrirá con su benevolencia.

Rogad por vosotros, rogad por el mundo. Amén. Amén.

 

Leed: I San Pedro C. 2, V. 6 al 10

 

     6   Porque dice la Escritura: "Yo pongo en Sión una piedra angular, elegida y preciosa: el que deposita su confianza en ella, no será confundido.

     7   Por lo tanto, a ustedes, los que creen, les corresponde el honor. En cambio, para los incrédulos, la piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular:

     8   piedra de tropiezo y roca de escándalo. Ellos tropiezan porque no creen en la Palabra: ésa es la suerte que les está reservada.

     9   Ustedes, en cambio, son una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo adquirido para anunciar las maravillas de Aquél que los llamó de las tinieblas a su admirable Luz:

     10    ustedes, que antes no eran un pueblo, ahora son el Pueblo de Dios; ustedes, que antes no habían obtenido misericordia, ahora la han alcanzado.

 

23-5-84                                                                                                         150

 

Vosotros habéis sido tocados por el Señor,  debéis saber aprovechar este momento, debéis saber valorarlo.

Reflexionad y abridle el corazón. El Señor envía Su Palabra, id vosotros a los hechos. Pensad esto: Lo que viene de lo alto es una bendición, viene del Señor. Amén. Amén.

Predicadlo.

 

 24-5-84                                                                                                         151

 

Si estáis turbados o angustiados invocad a Dios y os aliviará, invocadlo a toda hora porque El es el que reina en el universo, sólo El.

Hijos míos, hoy debéis orar por los enfermos que son muchos y pocos los que están en paz con el Señor.

 

Haced esta oración:

 

"Señor alivia a tus hijos

necesitados de salud

y de tu Amor,

alivia sus almas,

consuélalos Señor.

Perdona sus pecados

y cuando los llames a tu presencia

permite Señor

que entren en tu Reino.

Amén".

 

25-5-84                                                                                                         152

 

El Señor socorrerá a todo aquel que venga a El por medio de la fe, nadie quedará sin ser escuchado y nadie quedará desamparado. Escuchad a vuestra Madre y vosotros mismos seréis testigos de la grandeza del Señor. Gloria a Dios.

 

Leed: Romanos C. 4, V. 18 al 25

 

     18    Esperando contra toda esperanza, Abraham creyó, y llegó a ser padre de muchas naciones, como se le había anunciado: "Así será tu descendencia".

     19    Su fe no flaqueó, al considerar que su cuerpo estaba como muerto -era casi centenario- y que también lo estaba el seno de Sara.

     20    El no dudó de la promesa de Dios, por falta de fe, sino al contrario, fortalecido por esa fe, glorificó a Dios,

     21    plenamente convencido de que Dios tiene poder para cumplir lo que promete.

     22    Por eso, la fe le fue tenida en cuenta para su justificación.

     23    Pero cuando dice la Escritura: "Dios tuvo en cuenta su fe", no se refiere únicamente a Abraham, sino también a nosotros,

     24    que tenemos fe en Aquél que resucitó a nuestro Señor Jesús,

     25    el Cual fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación.

 

 26-5-84                                                                                                         153

 

Orad por los pobres de espíritu que les falta el pan de Dios, todavía no lo han encontrado porque tampoco lo han buscado. Orad para que hallen pronto el camino del Señor. Quien vive de acuerdo a su Ley no tiene escasez de nada, viven en la abundancia. El no deja que a sus hijos les falte nada.

Alabado sea su Nombre.

 

27-5-84                                                                                                         154

 

Hijos míos: Sed piadosos, eso quiere el Señor. Compadeceos por la desgracia de vuestro hermano. Apenaos por la pena que lo aqueja. Consoladlo en el dolor que lo atormenta, extended vuestra mano en su ayuda y hacedle comprender que vuestro Padre del Cielo fortalecerá su espíritu con su maravilloso Amor.

No temáis porque no hay nada irreparable para nuestro Señor. Amén. Amén.

 

Leed: 1 Juan C. 4, V. 16 al 21

 

     16    Nosotros hemos conocido el Amor que Dios nos tiene y hemos creído en El. Dios es Amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.

     17    La señal de que el amor ha llegado a su plenitud en nosotros, está en que tenemos plena confianza ante el día del Juicio, porque ya en este mundo somos semejantes a El.

     18    En el amor no hay lugar para el temor: Al contrario, el amor perfecto elimina el temor, porque el temor supone un castigo, y el que teme no ha llegado a la plenitud del amor.

     19    Nosotros amamos porque Dios nos Amó primero.

     20    El que dice: "Amo a Dios", y no ama a su hermano, es un mentiroso. ¿Cómo puede amar a Dios, a Quien no ve, el que no ama a su hermano, a quien ve?

     21    Este es el mandamiento que hemos recibido de El: El que ama a Dios debe amar también a su hermano.

 

28-5-84                                                                                                         155

 

Bienaventurado sea el Señor por su misericordia, al buen hijo lo engrandece y al que ha pecado lo perdona.

No os apartéis de su Palabra, está llena de esperanza. Hijos míos: Pedid al Señor para que su Luz os siga iluminando.

Ofreced hoy a Cristo Jesús vuestras oraciones.

Rogad al Espíritu Santo, porque su fuerza puede más que cualquier otra fuerza. Hijos míos, jamás dejéis endurecer vuestro corazón. Caminad seguros; delante de vosotros camina el Señor.

 

Leed: Hebreos C. 3, V. 12 al 15

 

     12    Tengan cuidado, hermanos, no sea que alguno de ustedes tenga un corazón tan malo que se aparte del Dios viviente por su incredulidad.

     13    Antes bien, anímense mutuamente cada día mientras dure este hoy, a fin de que nadie se endurezca, seducido por el pecado.

     14    Porque hemos llegado a ser partícipes de Cristo, con tal que mantengamos firmemente hasta el fin nuestra actitud inicial.

     15    Cuando la Escritura dice: "Si hoy escuchan Su Voz, no endurezcan su corazón como en el tiempo de la Rebelión".

 

 

29-5-84                                                                                                         156

 

Conservad vuestra fidelidad hacia el Señor, que nada manche la pureza de vuestros pensamientos. Orad así al Espíritu Santo:

"Espíritu Santo luz y poder,

te agradecemos la fuerza

que nos das, para que

en ella podamos apoyarnos

y caminar.

Tú que ahondas en lo profundo

de nuestro ser,

y avivas la llama de nuestra fe,

libéranos de todo lo impuro

que podamos albergar

en nuestro pobre corazón.

Te pedimos que con tu Amor,

nos hagas dignos de entrar

en las puertas del Eterno.

Amén".

 

30-5-84                                                                                                         157

 

Servid al Señor de manera tal que os vea merecedores de su Amor. Decid a vuestro hermano que concederé Gracias a aquél que se saque el egoísmo de su corazón, al que se despoje de su orgullo y pida con humildad. Concederé la Gracia y mucho más.

Gloria al Señor.

 

Leed: Filipenses C. 3, V. 7 al 11

 

     7   Pero todo lo que hasta ahora consideraba una ganancia, lo tengo por pérdida, a causa de Cristo.

     8   Más aún, todo me parece una desventaja comparado con el inapreciable conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por El, he sacrificado todas las cosas, a las que considero como desperdicio, con tal de ganar a Cristo

     9   y estar unido a El, no con mi propia justicia -la que procede de la Ley- sino con aquella que nace de la fe en Cristo, la que viene de Dios y se funda en la fe.

     10    Así podré conocerlo a El, conocer el poder de su resurrección y participar de sus sufrimientos, hasta hacerme semejante a El en la muerte,

     11    a fin de llegar, si es posible, a la resurrección de entre los muertos.

 

31-5-84                                                                                                         158

 

Querido hijos: El Señor cuida que no perdáis el amor por la Iglesia, porque en ella está Cristo Jesús pidiendo la unidad de los hermanos. Dios está llamando desesperadamente a sus hijos para que no se pierdan. Debéis escucharlo, sólo así os salvaréis de la ruina, sólo siendo buenos cristianos saldréis ilesos del hundimiento en que el mundo se está sumergiendo. Extiendo mi petición a vuestros hermanos del mundo entero.

Tened fe, el Señor os la da, recibidla.

Orad al Señor. Amén. Amén.

 

Leed: Colosenses C. 1, V. 24 al 29

 

     24    Ahora me alegro de poder sufrir por ustedes, y completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo, para bien de su Cuerpo, que es la Iglesia.

     25    En efecto, yo fui constituido ministro de la Iglesia, porque de acuerdo con el plan divino, he sido encargado de llevar a su plenitud entre ustedes la Palabra de Dios,

     26    el misterio que estuvo oculto desde toda la eternidad y que ahora Dios quiso manifestar a sus santos.

     27    A ellos les ha revelado cuánta riqueza y gloria contiene para los paganos este misterio, que es Cristo entre ustedes, la esperanza de la Gloria.

     28    Nosotros anunciamos a Cristo, exhortando a todos los hombre e instruyéndolos en la verdadera sabiduría, a fin de que todos alcancen su madurez en Cristo.

     29    Por esta razón, me fatigo y lucho con la fuerza de Cristo que obra en mi poderosamente.

 

 1-6-84                                                                                                           159

 

Permaneced alertas, porque siempre veréis la agresividad en los incrédulos, no olvidéis que estáis expuestos a todo.

Manteneos unidos porque unidos resistiréis mejor el mal. No olvidéis que el Señor, no os tiene ignorados, porque El está con vosotros.

Agradeced al Señor.

Amén. Amén.

 

2-6-84                                                                                                           160

 

Hijos míos, si el bienestar material es deseable, más debéis desear el bienestar espiritual, que es con lo único que podéis contar para lograr la Gloria del Señor. Feliz del hijo que lo logra. Ofreceos al Señor no reneguéis de su Divina Voluntad y pasaréis por encima de toda angustia que os oprime.

Amén. Amén. Predicadlo.

 

3-6-84                                                                                                           161

 

Hoy Jesús me dice: Tengan atentos los oídos, oigan lo que les digo. Les he dado el campo, les he dado las semillas, de aquí en adelante será tiempo de cosecha. No la descuiden porque Yo la veré y ustedes la verán.

La Virgen me dice: Hijos míos responded al Señor, a su pedido de oración y obediencia. Id a su encuentro, recordad que Cristo redime. Celebrad al Señor. Glorificad al Señor.

Amén. Amén. Predicadlo.

 

Leed: Zacarías C. 1, V. 3 al 6

 

     3   Tú les dirás: Así habla el Señor de los ejércitos: Vuelvan a Mí -oráculo del Señor de los ejércitos- y Yo volveré a ustedes, dice el Señor de los ejércitos.

     4   No sean como sus padres, a quienes los antiguo profetas interpelaron, diciendo: Así habla el Señor de los ejércitos: Vuelvan de sus malos caminos y de sus malas acciones. Pero ellos no escucharon, ni me prestaron atención -oráculo del Señor-.

     5   ¿Dónde están sus padres? Y los profetas ¿viven para siempre?

     6   Pero mis palabras y mis decretos, que Yo había ordenado a mis servidores los profetas. ¿acaso no alcanzaron a sus padres? Por eso, ellos se convirtieron y dijeron: "El Señor de los ejércitos nos ha tratado según nuestros caminos y nuestras acciones, como había resuelto hacerlo".

 

Sed fieles de corazón al Señor, pensad que de un corazón sano, saldrán obras sanas y de un corazón perverso saldrán obras perversas. Amén. Amén.

Predicad ésto.

 

 4-6-84                                                                                                           162

 

Si el Señor perdona al que ha pecado, cuánto más hará por aquel que se mantiene íntegro en su conducta.

No ignoráis que el Señor es Luz, buscadla y poned vuestra esperanza en Dios. Gloria al Altísimo. Hacedlo conocer.

 

5-6-84                                                                                                           163

 

Todos mis hijos pueden aspirar a la herencia del Padre Supremo. Para esto necesitáis estar limpios y profundizados en la fe.

Tened conocimiento de Cristo Jesús y recibid a Cristo Jesús por medio de las Sagradas Escrituras y de la Palabra que os es anunciada.

Volcaos al Señor. Amén. Amén.

Predicad a vuestro hermano.

 

Leed: 1 Corintios C. 2, V. 10 al 16

 

10    Dios nos reveló todo esto por medio del Espíritu, porque el Espíritu lo penetra todo, hasta lo más íntimo de Dios.

11    ¿Quién puede conocer lo más íntimo del hombre, sino el espíritu del mismo hombre? De la misma manera, nadie conoce los secretos de Dios, sino el Espíritu de Dios.

12    Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que reconozcamos los dones gratuitos que Dios nos ha dado.

13    Nosotros no hablamos de estas cosas con palabras aprendidas de la sabiduría humana, sino con el lenguaje que el Espíritu de Dios nos ha enseñado, expresando en términos espirituales las realidades del Espíritu.

14    El hombre puramente natural no valora lo que viene del Espíritu de Dios: Es una locura para él y no lo puede entender, porque para juzgarlo necesita del Espíritu.

15    El hombre espiritual, en cambio, todo lo juzga, y no puede ser juzgado por nadie.

16    Porque ¿quién penetró en el pensamiento del Señor, para poder enseñarle? Pero nosotros tenemos el pensamiento de Cristo.

 

6-6-84                                                                                                           164

 

Debe tener sumo cuidado aquél que quiere hacer algo sin la ayuda del Señor, aquél que lo enfrenta o dice no creer en El.

Quien obra así tiene el espíritu empobrecido, está por caer al abismo del cual no saldrá jamás.

Vuestra Madre os dice: No esperéis ésto, pedid a Dios Todopoderoso que os salve y os dé consuelo.

Gloria al Señor.

  

7-6-84                                                                                                           165

 

Alegraos, porque habéis conocido la bondad de Dios, desde el momento que os ha elegido y os ha puesto a prueba.

Hijos míos: Sé que no sois indiferentes al llamado del Señor, que lo obedecéis plenamente.

No abandonéis la oración, no abandonéis la fe en Dios, debe estar siempre como una brasa candente, conservadla para que no se apague. Amén. Amén.

 

Leed: Hebreos C. 10, V. 22 al 25 y C. 11, V. 1-2-3

 

     22    Acerquémonos, entonces, con un corazón sincero y llenos de fe, purificados interiormente de toda mala conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura.

     23    Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél que ha hecho la promesa es fiel.

     24    Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras.

     25    No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el Día.

 

Cap. 11, Vers. 1-2-3

 

     1   Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.

     2   Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.

     3   Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, de manera que lo visible proviene de la invisible.

 

 

8-6-84                                                                                                           166

 

Honrad a Dios, respetadlo y amadlo.

Haced ofrendas al Señor, pero ofreced un corazón puro y humilde, pensamientos sanos y un espíritu dispuesto a recibir a Dios.

Amén. Amén.

Predicadlo.

  

9-6-84                                                                                                           167

 

Vengo a vosotros para acercar la Palabra del Señor a vuestro oído, para despertaros, para guiaros y que no tropecéis, para eso he venido.

Quien ama a Cristo Jesús comprenderá el mensaje y el que no lo ha buscado lo buscará.

Hoy el Espíritu Santo llegará a vosotros hasta lo más íntimo de vuestro corazón bendiciendo y renovando la fe en el Señor.

Solamente debéis estar dispuestos a recibirlo.

Aleluia. Dadlo a conocer.

 

Oración:

 

Espíritu puro

que vienes a derramar tus dones

a este pobre pecador,

prepara mi corazón

y líbrame de

la tentación del mundo,

para poder ser aceptado por Ti.

El temor ya no me alcanza

porque te has acercado a mí.

Camino confiado

hacia tu gloriosa Luz purificadora.

Alabado seas

por los siglos de los siglos.

Amén.

Bendito sea el corazón abierto al Señor.

 

10-6-84                                                                                                         168

 

Hijos míos: El Señor es paciente con sus hijos, aguarda a aquél que duda, al temeroso sabiendo que no tardará en darse cuenta de la grandeza de Dios. Al duro de corazón os digo: El Señor quiere curar la herida del doliente, no os neguéis a conocerlo, id a su encuentro. Y al que está en el camino de Dios os digo: Vosotros que lo habéis encontrado, orientad a vuestro hermano transmitiéndole la Palabra del Señor. Amén. Amén.

Dad a conocer.

 

Leed: San Juan C. 4, V. 23-24

 

     23    "Pero la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque ésos son los adoradores que quiere el Padre.

     24 Dios es Espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad".

  

11-6-84                                                                                                         169

 

Es penoso ver que algunos de mis hijos están alejados del Señor.

Digo esto porque en algunas partes del mundo se niegan a escucharlo, pido oración por ellos, puede haber salvación.

Los que actúan así tienen enfermo el espíritu, orad por la salud espiritual de vuestros hermanos.

Amén. Amén.

Predicad.

 

12-6-84                                                                                                         170

 

Esforzaos por cumplir con el Señor, porque es mucha su Gracia entre vosotros. Rogad para que haya más conversión, éstos son sus deseos porque sólo así seréis salvados.

Meditadlo.

Amén. Amén.

 

13-6-84                                                                                                         171

 

Hijos míos: El Señor quiere que vuestra unión sea sólida, por eso pide que estéis unidos.

La fe en Dios debe tener principio pero no fin.

Hoy bendigo a vuestro pueblo y en especial a los sacerdotes, para que vean claro este camino dedicado al Señor y puedan ayudar al prójimo a encontrar a Dios.

Es grande la Misión y ellos tienen que apoyarla. Gloria a Dios.

 

Leed: San Mateo C. 10, V. 40-41-42

 

     40    "El que los recibe a ustedes, me recibe a Mi; y el que me recibe, recibe a Aquél que me envió.

     41    El que recibe a un profeta por ser profeta, tendrá la recompensa de un profeta; y el que recibe a un justo por ser justo, tendrá la recompensa de un justo.

     42    Les aseguro que cualquiera que dé de beber, aunque sólo sea un vaso de agua fresca, a uno de estos pequeños por ser mi discípulo, no quedará sin recompensa".

 

14-6-84                                                                                                         172

 

Apartaos del egoísmo y la mezquindad si no queréis ofender a Dios.

El solamente amará al que se vea digno ante sus ojos, dejaos llevar entonces por su Sabiduría.

Os digo que de nada sirve vivir si no lo hacéis como lo manda el Señor.

Amén. Amén.

Dad a conocer.

 

 14-6-84                                                                                                         173

 

Que en vuestra vida haya mucho amor hacia vuestros hermanos, amor hacia el Señor porque sin amor nada se consigue, todo se pierde.

Grabad estas palabras hoy y por siempre.

Amén. Amén.

 

15-6-84                                                                                                         174

 

Hoy Jesús me dice: El que escuche mi Palabra, salvo será, y el que la practica vivirá por siempre. Los que esperan en Dios no esperan en vano

 

La Virgen me dice: Bendito sea el que espera en el Señor porque sólo en El se vive, sólo en El se halla paz y si buscáis la justicia del Señor la encontraréis, alegraos en el Señor.

Escuchad su voz, El se hace oír a quien quiera escucharlo.

Gloria al Santísimo Padre.

 

Leed: Romanos C. 12, V. 14 al 19 y C. 15, V. 1 al 6

 

     14    Bendigan a los que los persiguen, bendigan y no maldigan nunca.

     15    Alégrense con los que están alegres, y lloren con los que lloran.

     16    Vivan en armonía unos con otros, no quieran sobresalir, pónganse a la altura de los más humildes. No presuman de sabios.

     17    No devuelvan a nadie mal por mal. Procuren hacer el bien delante de todos los hombres.

     18    En cuanto dependa de ustedes, traten de vivir en paz con todos.

    19 Queridos míos, no hagan justicia por su propias manos, antes

         bien, den lugar a la ira de Dios. Porque está escrito: "Yo castigaré.

         Yo daré la retribución", dice el Señor.

 

Cap. 15, Vers. 1 al 6

 

     1   Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a nosotros mismos.

     2   Que cada uno trate de agradar a su prójimo para el bien y la edificación común.

     3   Porque tampoco Cristo buscó su propia complacencia, como dice la Escritura: "Cayeron sobre Mí los ultrajes de los que Te agravian".

     4   Ahora bien, todo lo que ha sido escrito en el pasado, ha sido escrito para nuestra instrucción, a fin de que por la constancia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza.

     5   Que el Dios de la constancia y del consuelo les conceda tener los mismos sentimientos unos hacia otros, a ejemplo de Cristo Jesús,

     6   para que con un solo corazón y una sola voz, glorifiquen a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

 

 15-6-84                                                                                                         175

 

Invocad a Dios y decid: "Dios mío escucha esta plegaria, Tú que me alivias en mi dolor, hoy te pido por mi hermano. Dale fuerzas para resistir los malos momentos que le toca vivir, sácalo de su deseperanza, condúcelo por tu Divina Senda. Has que acepte tu voluntad, que no ponga en peligro su vida, sino que la salve Señor. Amén.

 

16-6-84                                                                                                         176

 

Mirad en vuestro interior, recordad las cosas pasadas y mirad las presentes, cómo estábais antes y cómo estáis ahora. Reconoced entonces qué misericordioso es el Señor.

Ciertamente veréis cómo son de verdes sus prados y con cuánta abundancia os da de su viña. Alabado sea el Señor. Predicad.

 

Leed: Gálatas C. 3, V. 23 al 29

 

23      Antes que llegara la fe, estábamos cautivos bajo la custodia de la Ley, en espera de la fe que debía ser revelada.

24      Así, la Ley nos sirvió de guía para llevarnos a Cristo, a fin de que fuéramos justificados por la fe.

25      Y ahora que ha llegado la fe, no necesitamos más de un guía.

26      Porque todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús,

27      ya que todos ustedes, que fueron bautizados en Cristo, han sido revestidos de Cristo.

28      Por lo tanto, ya no hay Judío ni pagano, esclavo ni hombre libre, varón ni mujer, porque todos ustedes no son más que uno en Cristo Jesús.

29      Y si ustedes pertenecen a Cristo, entonces son descendientes de Abraham, herederos en virtud de la promesa.

 

17-6-84                                                                                                         177

 

Los pecadores que todavía no encontraron a Dios no encontraron la Luz ni tampoco el Amor. Están desnutridos por la falta del verdadero alimento cristiano, están sedientos y no hacen nada por aplacar esa sed que sólo el Señor la calma. Hijos míos, escuchad vosotros todo lo que pone delante vuestro.

Más lo obedecéis, más grande será su Gracia.

Que la Santísima Trinidad cubra hoy vuestra necesidad espiritual.

Amén. Amén.

Hacedlo conocer.

  

18-6-84                                                                                                         178

 

El que ofende a Cristo Jesús se parece a los que lo azotaron y lo crucificaron, así lo siente El, tan tremendamente sufre las ofensas y las injusticias.

Recordad que el Dios que da la vida es el mismo que consolará vuestras penas y el que os dará el gozo de la Vida Eterna.

Amén. Amén.

Dad a conocer.

 

19-6-84                                                                                                         179

 

El Señor os dio la inteligencia para que la aprovechéis, no la dejéis escapar, debéis ser dignos de haberla recibido.

El os da lecciones que meditándolas llegaréis a entender, ya sea en el momento, ya sea después. Solamente desea que las valoréis en toda su extensión.

En ningún momento ignoréis a Dios, porque El dirige vuestras vidas.

Amén. Amén.

Predicad el mensaje.

 

 

20-6-84                                                                                                         180

 

Haced sacrificios por vuestro Padre del Cielo, los que consideréis necesarios y que os haga sentir redimidos por el Señor.

Si no sabéis qué hacer, pedidle que os ilumine, alejará de vosotros las tinieblas y en El os consolaréis.

Gloria a Dios. Predicad.

 

Leed: Isaías C. 57, V. 18-19 / C. 58, V. 8-9

 

     18    Yo he visto sus caminos, pero lo sanaré, lo guiaré y lo colmaré de consuelos; y de los labios de los que están de duelo,

     19    haré brotar la acción de gracias. ¡Paz al que está lejos, paz al que está cerca! Yo lo sanaré, dice el Señor.

 

Cap. 58, Vers. 8-9

 

     8   Entonces despuntará tu luz como la aurora y tu llaga no tardará en cicatrizar; delante de ti avanzará tu justicia y detrás de ti irá la Gloria del Señor.

     9   Entonces llamarás, y el Señor responderá; pedirás auxilio, y El dirá: "¡Aquí estoy!". Si eliminas de ti todos los yugos, el gesto amenazador y la palabra maligna.

 

 20-6-84                                                                                                         181

 

Tarda más una brasa en convertirse en cenizas, que el tiempo que tarda el Señor en la conversión de un incrédulo arrepentido. Así es de Poderoso el Señor.

Amén. Amén.

 

21-6-84                                                                                                         182

 

Mensaje para los jóvenes: La juventud, la juventud toda necesita de nuestro Señor, necesita salvarse. Deben aprender a encaminar sus vidas.

Hijos míos: debéis vencer la inconstancia para dar paso a la perseverancia, a la fe en Dios. No la dejéis debilitar, sino que debéis aumentarla, confiad en El, dejad que penetre en vosotros su Palabra y descubriréis qué justo es el Señor.

Escuchadlo y abridle vuestro corazón.

Amén. Amén.

Dad a conocer.

 

Leed: Hebreos C. 12, V. 1-2-3

 

     1   Por lo tanto, ya que estamos rodeados de una verdadera nube de testigos, despojémonos de todo lo que nos estorba, en especial del pecado, que siempre nos asedia, y corramos resueltamente al combate que se nos presenta.

     2   Fijemos la mirada en el iniciador y consumador de nuestra fe, en Jesús, el cual, en lugar del gozo que se le ofrecía, soportó la Cruz sin tener en cuenta la infamia, y ahora está sentado a la derecha del Trono de Dios.

     3  Piensen en Aquél que sufrió semejante hostilidad por parte de los pecadores,

         y así no se dejarán abatir por el desaliento.

 

 

22-6-84                                                                                                         183

 

La Palabra del Señor está por encima de todo y exige todo. Su voluntad es llevar adelante estos mensajes de amor.

A vosotros os toca hacerlo. Es preciso que todos entiendan lo que pide el Señor a cada hijo y lo que cada hijo puede y es capaz de dar al Señor.

Orad para que el Espíritu Santo os haga alcanzar la Gloria de Dios.

Amén. Amén.

  

23-6-84                                                                                                         184

 

A todos mis hijos os digo:

Por la voluntad de Dios seréis purificados de vuestros pecados y por medio de su Amor seréis salvados.

Sed merecedores de su promesa.

Examinaos todos vosotros por dentro y sacad conclusiones, que cada uno vea la necesidad que tiene de Cristo Jesús.

Pedid al Señor os haga renovar el espíritu.

Amén. Amén.

 

 

24-6-84                                                                                                         185

 

Alabad el Nombre del Altísimo. Este día debéis estar en comunión con Cristo Jesús. Poned todos vuestros sentidos en El. Poneos bajo su amparo y nada os faltará.

Hijos míos tenéis un privilegio, el haber sido elegidos por el Señor.

Amén. Amén.

 

 

24-6-84                                                                                                         186

 

El que se alimente de mi Hijo, vivirá en mi Hijo.

 

 

24-6-84                                                                                                         187

 

Honrad sanamente al Señor porque mucha es la felicidad que espera a los que van a su Reino.

 

Leed: Tobías C. 4, V. 18-19

 

     18    Pide consejo a las personas sensatas y no desprecies un buen consejo.

     19    En cualquier circunstancia bendice al Señor, tu Dios; pídele que dirija tus pasos y que todos tus caminos y todos tus proyectos lleguen a feliz término. Porque ningún pueblo posee la sabiduría, sino que es el Señor el que da todos los bienes: El humilla a quien quiere, hasta lo más profundo del Abismo. Hijo mío, acuérdate de estos preceptos, y que nunca se borren de tu corazón.

 

 25-6-84                                                                                                         188

 

Llegue hasta vosotros en este día la Gracia del Señor porque de verdad os digo, no sois ajenos a Su Amor.

Todos los cristianos, los buenos hijos de Dios debéis perfeccionar vuestros pasos, evitad la maldad en vuestros corazones.

Os ruego sepáis ver lo que es agradable al Señor, hija mía sigo estando con vosotros, os sigo acompañando.

Gloria al Señor.

 

Leed: Filipenses C. 3, V. 17 al 21

 

     17    Sigan mi ejemplo, hermanos y observen atentamente a los que siguen el ejemplo que yo les he dado.

     18    Porque ya les advertí frecuentemente y ahora les repito llorando: Hay muchos que se portan como enemigos de la Cruz de Cristo.

     19    Su fin es la perdición, su dios es el vientre, su gloria está en aquello que los cubre de vergüenza, y no aprecian sino las cosas de la tierra.

     20    En cambio, nosotros somos ciudadanos del Cielo, y esperamos ardientemente que venga de allí como Salvador el Señor Jesucristo.

     21    El transformará nuestro pobre cuerpo mortal, haciéndolo semejante a Su Cuerpo glorioso, con el poder que tiene para poner todas las cosas bajo su dominio.

 

26-6-84                                                                                                         189

 

No os dejéis abatir, la Palabra del Señor os debe dar ánimo para seguir, hija mía están germinando las semillas. Tened el corazón firme y esperanza en Dios. A todos mis hijos, os digo: Sed humildes con los humildes, piadosos con los enfermos, extended vuestra mano al pobre.

Bendito sea el que así se comporta y no se rebela a los mandatos del Señor, porque El está detrás de cada acción vuestra. Amén. Amén.

Dadlo a conocer.

 

26-6-84                                                                                                         190

 

Lo que envía el Señor es para conocimiento de sus hijos.

 

Leed: II Timoteo C. 2, V. 1 al 7

 

     1   Tú, que eres mi hijo, fortalécete con la Gracia de Cristo Jesús.

     2   Lo que oíste de mí y está corroborado por numerosos testigos, confíalo a hombres responsables que sean capaces de enseñar a otros.

     3   Comparte mis fatigas, como buen soldado de Jesucristo.

     4   El que está bajo las armas no se mezcla en los asuntos de la vida civil, para poder cumplir las órdenes de aquél que lo enroló.

     5   El atleta no recibe el premio si no lucha de acuerdo con las reglas.

     6   Y el labrador que trabaja duramente es el primero que tiene derecho a recoger los frutos.

     7   Piensa en lo que te digo, y el Señor, por su parte, te ayudará a comprenderlo todo.

 

27-6-84                                                                                                         191

 

Hija mía: me entristece cuando veo indiferencia hacia Dios, pero mi tristeza es por ellos mismos, porque se dejan llevar por el mal, se dejan arrastrar por el perverso.

Yo prevengo a mis hijos, no os dejéis seducir yendo por el camino fácil, aunque cueste, porque costará llegar, id por el camino del Señor.

El amor a Dios, tiene que ser verdadero.

Amén. Amén.

Predicad.

 

28-6-84                                                                                                         192

 

Hoy me dice Jesús: Donde pongas tus pasos pisas maldad, eso justamente tienes que hacer, pisarla y la eliminarás.

La Virgen me dice:

Prestad atención, observad las Palabras del Señor y saldréis adelante, obedecedle y no os preocupéis, dejadlo todo en manos de Dios.

Hijos míos, dad al Padre lo que es del Padre.

Gloria al Señor.

Predicadlo.

 

29-6-84                                                                                                         193

 

Vosotros que observáis la Ley de Dios, enseñad a los extraviados, ayudad a los indecisos porque el que es justo con el Señor se verá beneficiado.

Hoy el Sagrado Corazón a vuestro corazón escuchará.

Rezadle un Rosario.

 

Oración:

 

"Sagrado Corazón de Jesús

porque soy débil,

te pido guíes mis pasos,

ampárame y bendíceme.

Bendito seas Señor

porque en tu Corazón

está la salvación.

Obra en mí

según tu Voluntad.

Amén".

  

30-6-84                                                                                                         194

 

Me dice la Virgen:

Habéis llegado a esta ciudad (La Rioja) como embajadores de amor.

Debía ser así ya que estáis compartiendo su Patrono (San Nicolás).

Amados hijos, mi bendición sea con vosotros y con este pueblo ya que el Señor así lo quiere.

Alabado sea el Señor.

Quería que alabárais al Señor aquí en este Santuario.

Alabadlo por los Siglos de los Siglos.

 

 

1-7-84                                                                                                           195

 

Hijos míos, el hombre insensato está muerto, aunque viva, porque no tiene temor de la justicia de Dios, ni teme no cumplir con sus mandamientos.

Quiere ignorar que llegará el Día del Señor y su Juicio.

Esta manera de vivir será su perdición, tal es la seguridad que da el Señor.

Recapacitad porque El os quiere salvar.

Amén. Amén.

Hacedlo conocer.

 

 

1-7-84                                                                                                           196

 

- Orad para que se aumenten las vocaciones sacerdotales.

- Creed en la sabiduría del Señor,

   creed en su bondad divina,

   simplemente creed en el Salvador.

- Rogad por la paz del mundo,

   orad para que se termine su miseria.

   Amén. Amén.

 

Dadlo a vuestro hermano.

  

2-7-84                                                                                                           197

 

Hijos míos, apartaos de toda soberbia, porque contra ella está la humildad de Cristo Jesús. Imitadlo y seréis glorificados, recibid su Voluntad con amor y no se entristecerá sino que os irradiará su alegría.

Amén. Amén.

Predicadlo.

 

Leed: I Pedro C. 3, V. 13 al 17

 

     13    ¿Quién puede hacerles daño si se dedican a practicar el bien?

     14    Dichosos ustedes, si tienen que sufrir por la justicia. No teman ni se inquieten;

     15    por el contrario, glorifiquen en sus corazones a Cristo, el Señor. Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen.

     16    Pero háganlo con suavidad y respeto, y con tranquilidad de conciencia. Así se avergonzarán de sus calumnias todos aquellos que los difaman, porque ustedes se comportan como servidores de Cristo.

     17    Es preferible sufrir haciendo el bien, si ésta es la voluntad de Dios. que haciendo el mal.

 

 

3-7-84                                                                                                           198

 

En vosotros está que la obra del Señor crezca, en vosotros está su confianza. El os está permitiendo que demostréis que su Palabra encuentre eco en sus hijos.

Debéis tener conciencia que el Señor os ha comprometido en el llamado que ha hecho, obrad de acuerdo a esto.

Amén. Amén.

 

 4-7-84                                                                                                           199

 

Amar a Dios es entregarse todo por Dios, es darse sin esperar nada a cambio ni recompensa alguna. El Señor, que ve y escucha a sus hijos, llegará a vosotros y os hará dignos de su misericordia. Esto digo a mis hijos para que interroguen y mediten en su propio corazón.

Gloria a Dios.

 

Leed: Romanos C. 8, V. 31 al 39

 

          31    ¿Qué diremos después de todo esto? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

          32    El que no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos concederá con El toda clase de favores?

          33    ¿Quién podrá acusar a los elegidos de Dios? Dios es el que justifica.

          34    ¿Quién se atreverá a condenarlos? ¿Será acaso Jesucristo, el que murió, más aún, el que resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros?

          35    ¿Quién podrá entonces separarnos del amor de Cristo? ¿Las tribulaciones, las angustias, la persecución, el hambre, la desnudez, los peligros, la espada?

          36    Como dice la Escritura: "Por tu causa somos entregados continuamente a la muerte; se nos considera como a ovejas destinadas al matadero".

          37    Pero en todo esto obtenemos una amplia victoria, gracias a Aquél que nos amó.

          38    Porque tengo la certeza de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles, ni los principios, ni lo presente, ni lo futuro, ni los poderes espirituales,

          39    ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra criatura podrá separarnos jamás del Amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor.

 

4-7-84                                                                                                           200

 

No os equivoquéis, los débiles son los más fuertes ante el Señor porque esperan en El y están alejados del pecado. Pedid con fuerzas al Señor y El os escuchará.

 

5-7-84                                                                                                           201

 

- Bienaventurado sea el que se despoja de la miseria humana y busca la riqueza del Señor.

- Bienaventurado el que es sincero en su palabra y el que no se avergüenza de sus actos.

- Bienaventurado el que tiene en su corazón a Dios y no obra en su contra, porque os digo: Cuanto amor hay en él y cuanta pureza en su espíritu, esto aprecia el Señor.

            El se apiada del pobre, del afligido, del humilde y del arrepentido.

   Hijos míos, mucho tenéis que aprender del Señor, tened fe y de El recibiréis el entendimiento que os hace falta.

Amén. Amén.

 

 6-7-84                                                                                                           202

 

El Señor quiere ver conversión, más hijos en las Iglesias y quiere ver en ellas Su Palabra transmitida con mucho amor.

Quiere ver también más unión en los mismos sacerdotes.

Hijos míos comprended que os estoy alimentando y quiero que alimentéis a vuestros hermanos.

El Señor quiere ser conocido, amado y respetado.

Gloria al Señor.

 

 

7-7-84                                                                                                           203

 

Todos sois hijos de Dios pero debéis saber demostrarlo. Cuando os manda una difícil prueba tenéis que afrontarla con amor y fe en el Señor.

Comprenderéis cuánto os ama Cristo Jesús, poco es lo que pide si tenéis en cuenta que lo dio todo por vosotros para que podáis gozar de la eterna salvación.

Amén. Amén.

Predicad.

 

Leed: Hebreos C. 2, V. 16-17-18

 

     16    Porque El no vino para socorrer a los ángeles, sino a los descendientes de Abraham.

     17    En consecuencia, debió hacerse semejante en todo a sus hermanos, para llegar a ser un Sumo Sacerdote misericordioso y fiel en el servicio de Dios, a fin de expiar los pecados del pueblo.

     18    Y por haber experimentado personalmente la prueba y el sufrimiento, El puede ayudar a aquellos que están sometidos a la prueba.

 

 

8-7-84                                                                                                           204

 

Me dice Jesús: Jamás nieguen a Dios, acérquense y escuchen mi llamado, no se arrepentirán. Predica a tu hermano.

La Virgen me dice:

Donde habita el Señor reina la felicidad.

Hija mía: Hay una enorme distancia entre un hijo que se dice hijo de Dios y no le obedece, al que está entregado a El en todo momento de su vida.

Amén. Amén.

 

9-7-84                                                                                                           205

 

Dejad que os ampare el Señor.

El da paz a los hijos que buscan la paz, Amor a los que buscan amor,

redime a los que necesitan ser redimidos.

Las fuerzas del Señor no tienen límites.

No os quedéis con las manos cruzadas, id a Dios y Dios vendrá a vosotros.

Alabado sea el Señor.

Predicad.

 

 

10-7-84                                                                                                         206

 

Esto digo a los incrédulos: Vosotros que sólo creéis lo que veis, creed por medio de la fe, porque sólo así se llega al Señor.

 

Orad así:

 

"Dios mío ayúdame

a ver con claridad,

que no quede confundido,

sácame de este laberinto sin salida,

auxíliame que estoy perdido.

Dame la fe que no tengo

quiero creer en Ti,

no permitas que me hunda

que todo se derrumbe sobre mí,

a Ti prometo Señor

dedicar mis días.

Amén".

 

Salvaos, meditad esta oración profundamente.

Alabado sea Dios.

Hija mía predícalo.

 

 11-7-84                                                                                                         207

 

Muchos en este mundo están seducidos creyendo que están viviendo. En realidad no existen porque sus vidas son vanas. Por eso el Señor os quiere abrir los ojos haciendo ver la verdadera Vida; que nadie ignore su Voluntad.

Hijos míos poneos a salvo. Que no os tiemble la mano, estáis predicando a Dios. Amén. Amén.

 

Leed: Deuteronomio C. 8, V. 5 y 11

 

     5   Reconoce que el Señor, tu Dios, te corrige como un padre a sus hijos.

     11    Pero ten cuidado: No olvides al Señor, tu Dios, ni dejes de observar sus mandamientos, sus leyes y sus preceptos, que yo te prescribo hoy.

 

 

12-7-84                                                                                                         208

 

Si habéis caído bajo el dominio de un vicio renunciad al vicio. Si estábais bajo el poder del espíritu del mal, hacedle frente, no os dejéis vencer, poned al Señor como escudo y lograréis salir airosos.

No os dejéis deslumbrar ni corráis detrás de falsos espejismos, Cristo Jesús no quiere que seáis esclavos de nadie.

Sed responsables de vuestras vidas, dad a esto el valor que esto tiene.

Amén. Amén.

 

 

13-7-84                                                                                                         209

 

Aprovechad este tiempo, tiempo de reflexión y renovación.

El Señor os ofrece protección, consuelo y salvación.

Amados hijos, aprended que más vale vivir en la verdad que en la mentira, podéis comprobarlo viviendo en Dios.

Vuestra Madre no quiere que estas palabras se pierdan, escuchadlas y practicadlas.

Gloria a Dios.

Hacedlo conocer.

 

 

14-7-84                                                                                                         210

 

Sentid a Dios en el corazón, mostraos dóciles con El, escuchadlo, mirad Su Camino, recorredlo sin volver atrás porque ya está el Señor en él.

Poned todo el empeño que seáis capaz y tened la certeza de haber alcanzado su promesa.

De vosotros depende que estéis unidos al Señor.

Alabado sea.

Predicad.

  

15-7-84                                                                                                         211

 

Pobre de aquel que se cree correcto sin buscar la corrección de Dios, pobre del que se siente perdonado sin buscar su Redención. No os podéis ocultar de la mirada del Señor, buscad Su Palabra y entonces si seréis engrandecidos. Que el Sagrado Corazón premie a todo corazón arrepentido.

Gloria al Señor. Dad a conocer.

 

Leed: Baruc C. 4, V. 21-22 y 27-28-29

 

     21    ¡Animo, hijos, clamen a Dios, y El los librará de la tiranía y del poder de sus enemigos!

     22    Porque yo espero que el Eterno les dará la salvación, y el Santo me ha llenado de alegría por la misericordia que pronto les llegará del Eterno, su Salvador.

     27    ¡Animo, hijos, clamen a Dios, porque Aquél que los castigó se acordará de ustedes!

     28    Ya que el único pensamiento de ustedes ha sido apartarse de Dios, una vez convertidos, búsquenlo con un empeño diez veces mayor.

     29    Porque el que atrajo sobre ustedes estos males les traerá, junto con su salvación, la eterna alegría.

 

16-7-84                                                                                                         212

 

Cuando busquéis a Dios no lo busquéis en la superficie, buscadlo profundamente muy hondo en vuestro corazón.

Porque es cierto que El está a vuestro alcance pero sabed encontrarlo. No dejéis que se pudra la fruta, comedla mientras está madura.

Hijos míos no defraudéis al Señor.

Amén. Amén. Predicad.

 

17-7-84                                                                                                         213

 

Hijos míos, no viváis de acuerdo a lo fácil como se vive en estos días, al ritmo de la locura, de violencia, creyendo que el hombre solo puede proveerse de todo cuanto puede desear. Todo es una mentira porque es una manera de vivir equivocada.

Sólo el Señor que es el Creador de toda la grandeza del universo es la Verdad. De El recibiréis sabiduría, de El recibiréis fe. Llamadlo y El acudirá.

Gloria al Señor. Predicadlo.

 

Leed: Romanos C. 12, V. 1-2

 

     1   Por lo tanto, hermanos, yo los exhorto por la misericordia de Dios a ofrecerse ustedes mismos como una víctima viva, santa y agradable a Dios: Este es el culto espiritual que deben ofrecer.

     2   No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la Voluntad de Dios: Lo que es bueno, lo que Le agrada, lo perfecto.

 

 17-7-84                                                                                                         214

 

"Si algunos de vosotros estáis oprimidos y no sabéis a quien recurrir, acudid a la Iglesia, acudid a un sacerdote porque él es alumno de Cristo, es colaborador de Cristo y os ayudará a ver qué necesario es estar cerca de Dios".

Amén. Amén.

 

18-7-84                                                                                                         215

 

Son profundas las palabras del Señor, El enseña que la vida continúa más allá de la muerte, no le temáis, más bien temed a no cumplir con el Señor.

Hijos míos no rechacéis su acercamiento, permaneced seguros y confiados en Cristo Jesús.

Amén. Amén.

Dad a conocer.

 

19-7-84                                                                                                         216

 

Escuchad hijos de Dios, vosotros que proclamáis la paz, estáis viviendo en la discordia, vosotros que amáis la libertad y sois esclavos, sí sois esclavos del maligno, aunque lo neguéis os está utilizando en contra del Señor.

Sabéis bien que todo ser que no actúa como indica Su Palabra está procediendo mal.

No os entreguéis, no os dejéis apoderar, orad y el Espíritu Santo os hará vislumbrar la salida.

Tened la seguridad que así será.

Gloria al altísimo. Predicad.

 

20-7-84                                                                                                         217

 

Bienaventurado sea el que a partir de este momento descubre al Señor, porque El trae consigo su Bendición. No os convirtáis en algo indeseable delante Suyo, nada es comparable al gozo que se siente obteniendo su Misericordia.

Gloria a Dios.

 

Leed: Apocalipisis C. 22, V. 6-7

 

     6   Después me dijo: "Estas palabras son verdaderas y dignas de crédito. El Señor Dios que inspira a los profetas envió a su mensajero para mostrar a sus servidores lo que tiene que suceder pronto.

     7   ¡Volveré pronto! Feliz el que cumple las palabras proféticas de este Libro".

 

21-7-84                                                                                                         218

 

Nada os hace falta estando con el Señor y vosotros contáis con su ayuda. Estoy tan cerca de vosotros como no imagináis, sabiendo qué sucede y cómo sucede. Hijos míos vivid con la fe puesta en el Salvador, esa es Su Voluntad. Animaos que el Señor sabe de vuestros desvelos.

Alabado sea.

 

 

22-7-84                                                                                                         219

 

Cada mañana dad gracias a Dios porque veis el día, no sintáis vergüenza de vuestro proceder, triste sería que lamentárais no poder ver la luz porque sin ella no podríais caminar.

Hijos míos, abandonad vuestra vida tranquila, responded al Señor que os llama haciendo algo por El, estáis haciendo mucho por vosotros.

Amén. Amén.

 

 

23-7-84                                                                                                         220

 

No estáis abandonados, el Señor se ha alojado en vosotros.

Esto os debe alegrar, que no desaparezca de vosotros esta alegría.

Hijos míos, muchas veces os sentiréis amenazados, mas no temáis, no es más que eso, sólo amenazas.

Vuestra Madre os dice: Jamás vaciléis en las cosas del Señor.

 

 

24-7-84                                                                                                         221

 

No os acerquéis a Dios con engaños, sólo hacedlo de corazón y despojados de todo orgullo, entonces sí, podréis estar cerca de El.

El Señor hace volver al buen camino al que se ha desviado. Recibe a quien lo ha ofendido. Levanta al caído.

Conoced al Señor, conoced su bondad, poneos en sus manos, hay mucho de su parte para dar.

Gloria a Dios.

 

  

25-7-84                              (Día de Peregrinación)                                            222

 

Sé que sois responsables de vuestras actitudes, que estáis haciendo todo lo que agrada al Señor. Seguid así, manteneos firmes, El hace conocer Su Voluntad, entonces hay que obedecerle, sois los únicos beneficiados. La grandeza del Señor, la veréis por medio de sus obras. Benditos sean los que hoy se alimentan del Señor.

Amén. Amén.

 

Leed: II Pedro C. 1, V. 10-11 / C. 2, V. 9-10

 

     10    Por eso, hermanos, procuren consolidar cada vez más el llamado y la elección de que han sido objeto: si obran así, no caerán jamás

     11    y se les abrirán ampliamente las puertas del Reino Eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

 

Cap. 2, Vers. 9-10

 

     9   El Señor, en efecto, sabe librar de la prueba a los hombre piadosos, y reserva a los culpables para que sean castigados en el día del Juicio,

     10    sobre todo, a los que, llevados por sus malos deseos, corren detrás de los placeres carnales y desprecian la Soberanía. Estos hombres audaces y arrogantes no tienen miedo de blasfemar contra los ángeles caídos.

 

 

26-7-84                                                                                                         223

 

Predicad esto: Vosotros los que no estáis ya al servicio del Señor tenéis necesidad de serenar el espíritu. De Dios proviene esa paz que tanto deseáis. El no abandona, por el contrario quiere permanecer en vosotros.

Alegraos porque estáis edificando.

Gloria a Dios.

 

27-7-84                                                                                                         224

 

Hijos míos, sabéis bien qué es el pecado y cuál su consecuencia, pero igual lo cometéis. Deberíais resistirlo, deberíais comprender que la Sangre de mi Hijo, fue derramada para vuestra salvación. Si estáis dispuestos, orad para que el Santísimo Padre os ilumine interiormente.

Amén. Amén.

 

Leed: Romanos C. 8, V. 1 al 8 / I Corintios C. 15, V. 33 y 34

 

     1   Por lo tanto, ya no hay condenación para aquellos que viven unidos a Cristo Jesús.

     2   Porque la Ley del Espíritu, que da la Vida, me libró, en Cristo Jesús, de la ley del pecado y de la muerte.

     3   Lo que no podía hacer la Ley, reducida a la impotencia por la carne, Dios lo hizo, enviando a su propio Hijo, en una carne semejante a la del pecado, y como víctima por el pecado. Así El condenó el pecado en la carne,

     4   para que la justicia de la Ley se cumpliera en nosotros, que ya no vivimos conforme a la carne sino al Espíritu.

     5   En efecto, los que viven según la carne desean lo que es carnal; en cambio, los que viven según el Espíritu, desean lo que es espiritual.

     6   Ahora bien, los deseos de la carne conducen a la muerte, pero los deseos del Espíritu conducen a la Vida y a la paz,

     7   porque los deseos de la carne se oponen a Dios, ya que no se someten a su Ley, ni pueden hacerlo.

     8   Por eso, los que viven de acuerdo con la carne, no pueden agradar a Dios.

 

I Corintios C. 15, V. 33-34

 

     33    No se dejen engañar: "Las malas compañías corrompen las buenas costumbres".

     34    Vuelvan a comportarse como es debido y no pequen más, porque hay algunos entre ustedes que todavía no saben nada de Dios: Lo digo para vergüenza de ustedes.

 

 

28-7-84                                                                                                         225

 

Orad con firmeza porque por medio de la oración encontraréis al Señor y veréis, que como es supremo su poder así es de suprema su misericordia. No dejéis que nada os impida obedecer al Señor, no dudéis que haciéndolo estará en vosotros para siempre.

Amén. Amén.

 

29-7-84                                                                                                         226

 

Hoy veo a Jesús y me dice:

Sigue porque nada te detiene, se te ha enviado esta Misión para que conozca la Palabra de Dios aquel que no la conocía, para que se renueve su amor y refuerce su fe aquel que lo tenía en su corazón.

La Virgen dice:

Vosotros los que queréis estar cerca del Señor os digo: Está cerca, no os apartéis de su mirada, pensad que os está previniendo, oíd al Señor.

Amén. Amén.

 

 

30-7-84                                                                                                         227

 

Los que estáis ajenos al conocimiento de Dios no comprendéis lo que es vivir en plenitud con El y menos conocimiento tenéis de su Ley. Mucho me apena eso. El Señor os alienta día a día a seguir sus pasos y vuestra alma empobrecida del amor a Cristo Jesús se verá envuelta en El.

Gloria al Padre Eterno.

 

 

31-7-84                                                                                                         228

 

Esto digo para todos mis hijos: El Señor quiere que todos estéis reconciliados con El, quiere también que aceptéis las exigencias que impone. No son muchas, ya que sabéis que debéis respetarlas, para que vuestras esperanzas se vean cumplidas.

Aceptad la Verdad del Señor.

Amén. Amén.

 

 

1-8-84                                                                                                           229

 

Hijos míos, de palabra y de hecho debéis estar con el Señor, demostrad que podéis hacerlo. Que no falte en vosotros Su Sabiduría, menos aún, no os la dejéis arrebatar.

En el tiempo que llevo con vosotros, habréis comprendido el valor que tienen estos Mensajes. También que el Señor os haga posible conseguir su Misericordia.

Gloria a Dios.

 

 

2-8-84                                                                                                           230

 

Todo lo que quiere el Señor será hecho, por eso se manifiesta, no se alejará de vosotros. Hijos míos: El os ha encontrado faltos de fe, entonces os quiere fortalecer.

El Señor debe ser vuestra constante compañía, sólo así no os extraviaréis. No cortéis el brote que estáis viendo crecer, por el contrario, regadlo para que luego lo podáis disfrutar.

 

Leed: Hebreos C. 4, V. 1-2 y 7

 

     1   Temamos, entonces, mientras  permanece en vigor la promesa de entrar en el Reposo de Dios, no sea que alguno de ustedes se vea excluido.

     2   Porque también nosotros, como ellos, hemos recibido una buena noticia; pero la Palabra que ellos oyeron no les sirvió de nada, porque no se unieron por la fe a aquellos que la aceptaron.

     7   Por eso, Dios nuevamente fija un día -un hoy- cuando muchos años después, dice por boca de David las palabras ya citadas: "Si hoy escuchan Su Voz, no endurezcan su corazón".

 

 

3-8-84                                                                                                           231

 

Me dirijo a los que están solos, sin compañía alguna: buscad compañía en el Señor y no sentiréis la soledad. Esta es mala consejera, atrae a la tentación, al pecado, no la dejéis entrar en vosotros.

Tened el pensamiento puesto en Cristo Jesús y utilizadlo como coraza.

Gloria al Señor.

 

 

4-8-84                                                                                                           232

 

Grande es el Amor que os tiene el Señor hijos míos. El os quiere hacer partícipes de su tesoro, aceptadlo. El Señor quiere que le seáis fieles, porque sólo de esa manera os recibirá y no seréis rechazados.

Apreciad lo que ofrece. El Sagrado Corazón os ayudará a ver con lucidez.

 

Leed: Zacarías C. 8, V. 11-12

 

     11 "Pero ahora, Yo no trataré al resto de este pueblo como en los tiempos pasados". -oráculo del Señor de los ejércitos-.

     12    "Porque hay semillas de paz: La viña dará su fruto, la tierra sus productos y el cielo su rocío. Yo daré todo esto como herencia al Resto de este pueblo".

 

Jaculatoria:

 

"Oh dulcísima Madre,

por todos los sufrimientos que padeciste,

ayúdame a sobrellevar mi cruz".

 

5-8-84                                                                                                           233

 

Veréis que invocando a Dios no os sentiréis en cautiverio, sino que os sentiréis libres.

Habrá paz y no tempestades en vuestros corazones, el Señor os quiere cubrir con un Manto de Amor.

Orad y agradeced a Dios porque estáis recibiendo Su Palabra.

Amén. Amén.

 

5-8-84                                                                                                           234

 

Bendito sea el Señor, porque escucha las súplicas de sus hijos, aun las del pecador. Que nadie quiera vencer o torcer la Voluntad del Señor, porque tropezará, os lo aseguro.

Hijos míos: Las palabras del Señor en vuestras bocas crecen.

Alabado sea.

 

Leed: II Timoteo C. 3, V. 14 al 17

 

     14    Pero tú permanece fiel a la doctrina que aprendiste y de la que estás plenamente convencido: tú sabes de quiénes la has recibido.

     15    Recuerda que desde la niñez conoces las Sagradas Escrituras; ellas pueden darte la sabiduría que conduce a la salvación, mediante la fe en Cristo Jesús.

     16    Toda la Escritura está inspirada por Dios, y es útil para enseñar y para argüir, para corregir y para educar en la justicia,

     17    a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para hacer siempre el bien.

 

6-8-84                                                                                                           235

 

No volváis al camino de donde os he sacado, seguid al Señor.

Hijos míos: No os engaña cuando os asegura Vida Nueva, escuchadlo porque de vuestra vida se trata y de vosotros tendrá clemencia.

El Todopoderoso es el que juzga, debéis estar convencidos de eso, meditad vuestro proceder, sed sinceros y limpios con El.

Gloria al Señor.

 

7-8-84                                                                                                           236

 

Decid al pueblo todo, Dios tendrá misericordia de vosotros. ¡Cómo no habría de tenerla, si estáis ablandando vuestros corazones!

Ya el Señor os está rescatando y lo estáis viendo, no podéis negarlo, mantenedlo en vuestros corazones, que con vosotros está.

Amén. Amén.

 

7-8-84                                                                                                           237

 

Del Señor obtendréis sus dones, de su espiga la semilla, su Verdad alejará la mentira y de su fuente beberéis la Vida.

Alabado sea el Señor.

 

8-8-84                                                                                                           238

 

Si en vuestro corazón miráis, veréis que tenéis necesidad de Dios.

Con El nada se pierde, siempre se gana, Cristo Jesús os invita a que paséis de la tristeza a la Alegría, de la ignorancia a la Sabiduría, de la noche al Día y de la muerte a la Vida.

Atended los consejos del Señor.

Amén. Amén.

 

9-8-84                                                                                                           239

 

Defendeos de los ataques que os hace el maligno, debéis tener firmeza y confianza en Cristo Jesús. Los hijos del Señor protegidos están con El.

Bienaventurados seáis si queréis llegar al Señor, porque cambiará vuestras vidas.

Os estoy entregando la salvación, tomadla.

Gloria al Señor.

 

Leed: Job C. 33, V. 2-3 / C. 34, V. 2-3-4-

 

     2   Ya ves que he abierto mi boca, mi lengua ha comenzado a hablar.

     3   Mi corazón desborda de palabras sabias, mis labios dirán la pura verdad.

 

Cap. 34, Vers. 2-3-4

 

     2   ¡Escuchen, sabios, mis palabras, y ustedes, los expertos, préstenme atención!

     3   Porque el oído discierne las palabras como el paladar gusta los alimentos.

     4   Decidamos entre nosotros lo que es recto, reconozcamos todos juntos lo que es bueno.

 

10-8-84                                                                                                         240

 

Hijos míos, el Señor no derriba al que levanta, al contrario lo mantiene con El. Dios se afana por llevar por el buen camino a sus hijos, entonces ¡cómo no obedecerle, cómo no amarle!

 

Oradle al Señor:

 

"¡Dios mío, convierte mi tristeza en alegría, quita de mí toda pena. Sé que no cumplo, Señor, como debiera, pero sigo tus consejos porque me suenan a Gloria. En mi corazón tengo Tu Nombre y grabado queda". Amén.

 

11-8-84                                                                                                         241

 

Hijos míos: Estáis enloquecidos en una carrera en la cual no tenéis ninguna meta valedera, no podéis seguir así porque no os deja ver más allá de vuestras narices. Haced un alto, mirad qué está pasando a vuestro lado y dónde estáis, es tiempo ya que lo hagáis.

No podéis decir que el Señor no os hace ver que estáis viviendo equivocadamente. Si queréis seguirlo El os muestra Su camino; si queréis aprender, del Señor aprenderéis.

Gloria al Altísimo.

Esto digo para todos mis hijos.

 

Leed: Eclesiástico C. 6, V. 27-28

 

     27 Sigue sus huellas y búscala: La Sabiduría se te dará a conocer, y una vez que la poseas, no la dejes,

     28 porque al fin encontrarás en ella el descanso y ella se convertirá en tu alegría.

 

 

12-8-84                                                                                                         242

 

Vosotros los que lloráis porque creéis que estáis olvidados por el Señor os digo: Vosotros os habéis olvidado que hay un Dios, un Dios Todopoderoso que os llama y que mira a sus hijos. Un Dios que da y que quiere que deis, que se acerca y quiere que os acerquéis, que vive en la Verdad y quiere que vosotros viváis esa Verdad. Un Dios que anuncia y que quiere que anunciéis. Solamente el que está alejado completamente de El puede creer que está solo, porque el Señor jamás olvida. Su Luz alumbra a todo aquél que quiere verse alumbrado por Ella.

 

 

12-8-84                                                                                                         243

 

Orad que aliviaréis tensiones, orad en conjunto por estas intenciones:

— Para que os alivie el Señor.

— Para que ablanden los corazones los que aún no lo hicieron.

— Para que los despoje de su soberbia, a los orgullosos.

— Y por los humildes, para que cada vez sean más,

— porque ellos están más cerca de Dios.

13-8-84                                                                                                         244

 

La tierra toda corre peligro en manos de los hombres. Abrid los ojos y veréis que están enceguecidos persiguiendo quimeras.

Hasta ahora no entendieron, quisieron acallar la voz del Señor que los alerta. Pero ahora, vosotros hijos míos, sois testigos que Dios en estos días os busca, id a su encuentro.

Mirad, aquí a vuestro lado, está el Señor.

Alabado sea.

 

13-8-84                                                                                                         245

 

Mucho amor necesitan mis hijos y Yo me doy abiertamente, por la unidad de todos vosotros, por la paz de los países, porque puedan descubrir a Cristo y abrirse a su llamado.

 

14-8-84                                                                                                         246

 

Queridos hijos, os digo: Que de vosotros depende que no sufráis hambre, no olvidéis que el Señor os quiere alimentar, no estéis hambrientos, porque os exponéis a padecer. Tened siempre presente a Dios, confiad en El y salvos seréis.

Gloria al Señor.

 

Leed: San Juan C. 3, V. 16 al 21

 

     16    "Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en El no muera, sino que tenga Vida eterna.

     17 Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el

         mundo se salve por El.

     18    El que cree en El, no es condenado; el que no cree, ya está condenado; porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios.

     19    En esto consiste el juicio: la Luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la Luz, porque sus obras eran malas.

     20    Todo el que obra mal odia la Luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean descubiertas.

     21    En cambio, el que obra conforme a la Verdad se acerca a la Luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios".

 

15-8-84                                                                                &nbs