Actualizado el jueves 23/FEB/17

Vuelve a empezar   

Luchar contra el desánimo.

Cuando hemos fracasado y todo cae por tierra, es difícil comenzar de nuevo, porque además de nuestra decepción, está el demonio que hace de todo por desanimarnos, porque sabe muy bien que llevándonos al desánimo y a la tristeza, hay sólo un paso al pecado y a la desesperación.

Entonces tenemos que hacer siempre un propósito y un pacto con nosotros mismos: pensar ya desde ahora que si tuviéramos que perder todo lo que hicimos en nuestra vida, no nos descorazonaremos, porque el único fracaso que no tiene solución es estar ya condenados en el Infierno para siempre.

Pero atención también con esto de creernos condenados al Infierno ya en vida, porque el demonio gusta mucho de llevarnos a creer que Dios no nos puede perdonar ciertos pecados y así nos lleva a la desesperación, y nos ata de pies y manos, de modo que o terminamos en el suicidio o nos entregamos a pecar cada vez más y a una mayor desesperación.

Sepamos, entonces, prepararnos ya desde ahora a que todo en nuestra vida puede fracasar, aunque sean obras o relaciones que hayan llevado muchos años el construirlas. Y estemos dispuestos a volver a empezar, con lo poco o nada que nos quede, porque hemos venido al mundo desnudos, y desnudos nos iremos de él.

Si desea recibir estos textos en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

 

Sección creada el domingo 28 de Octubre de 2012 - Fiesta de los Santos Simón y Judas, apóstoles.