Anotaciones del día: El tiempo pasa veloz y no vuelve. El momento que vivo ahora, quedará fijado para siempre. Por eso ¡qué bueno y santo debe ser todo mi vivir!, para que cada momento tenga su premio en el Cielo.