Consejo de hoy: No juzguemos ni condenemos a nadie, para no ser juzgados y condenados por Dios en el Juicio, porque la medida que usemos para los demás, se usará para nosotros.