Evangelio del día.

lunes 17/FEB/20. 

Mc 8, 11-13. 

Un signo. 

Llegaron los fariseos, que comenzaron a discutir con Jesús; y, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Jesús, suspirando profundamente, dijo: “¿Por qué esta generación pide un signo? Les aseguro que no se le dará ningún signo”. Y dejándolos, volvió a embarcarse hacia la otra orilla. 

Reflexión: 

Dice este texto evangélico que los fariseos pidieron a Jesús un signo del cielo para ponerlo a prueba. Es decir, que no lo pedían para creer y convertirse, sino solo para tentar a Jesús. ¿Y si Jesús hubiera hecho un signo del cielo, ellos creerían? La respuesta es NO, ya que estaban encerrados en su error y hasta los milagros de Jesús los tomaban como venidos del demonio. Este pedido de un signo para creer, es similar al que le hacen al Señor cuando está crucificado: “Baja de la Cruz y creeremos en Ti”. Por supuesto que si Él bajaba de la Cruz ellos tampoco hubieran creído en Él. Debemos ser humildes y creer en Dios sin pedirle signos extraordinarios, ya que así tendremos una fe más meritoria y no tentaremos al Señor.

Pidamos a la Santísima Virgen la gracia de creer en Dios con la sencillez de los pequeños.

Jesús, María, os amo, salvad las almas.

Si desea recibir el Evangelio todos los días en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ