Evangelio del día.

miércoles 27/MAY/20. 

Jn 17, 6. 11-19. 

Ciudadanos del Cielo. 

A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús levantó los ojos al cielo, y oró diciendo: Padre Santo, manifesté tu Nombre a los que separaste del mundo para confiármelos. Cuídalos en tu Nombre – el Nombre que tú me diste- para que sean uno como nosotros. Mientras estaba con ellos, yo los cuidaba en tu Nombre –el Nombre que tú me diste- yo los protegía y no se perdió ninguno de ellos, excepto el que debía perderse, para que se cumpliera la Escritura. Pero ahora voy a ti, y digo esto estando en el mundo, para que mi gozo sea el de ellos y su gozo sea perfecto. Yo les comuniqué tu palabra, y el mundo los odió porque ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No te pido que los saques del mundo, sino que los preserves del Maligno. Que sean uno, como nosotros. Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Conságralos en la verdad: tu palabra es verdad. Así como tú me enviaste al mundo, yo también los envío al mundo. Por ellos me consagro, para que también ellos sean consagrados en la verdad. 

Reflexión: 

Los cristianos somos ciudadanos del Cielo, nuestra morada definitiva es el Cielo, por eso debemos vivir en este mundo con la mente y el corazón puestos en las cosas de arriba, en las cosas celestiales, como hacían los primeros cristianos, que vivían en medio del mundo pero sin ser del mundo. Porque el mundo es uno de los tres enemigos del cristiano, junto con el demonio y la carne. Por ello debemos usar de las cosas de este mundo y servirnos de ellas, pero sin darles el corazón y sin apegarnos. No podemos conciliar el mundo y el Reino de Dios, ya que son irreconciliables; y por eso si pertenecemos a Jesús, necesariamente el mundo nos odiará como lo odió primero a Él.

Pidamos a la Santísima Virgen la gracia de no caer atrapados en las seducciones de este mundo, para no perder nuestra meta que es el Cielo, la felicidad eterna.

Jesús, María, os amo, salvad las almas.

Si desea recibir el Evangelio todos los días en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ