Actualizado el lunes 18/FEB/19

Evangelio explicado

Mt 5, 38-42.  

Espíritu de venganza. 

Oísteis que fue dicho: “Ojo por ojo y diente por diente.” Mas Yo os digo: no resistir al que es malo; antes bien, si alguien te abofeteare en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Y si alguno te quiere citar ante el juez para quitarte la túnica, abandónale también tu manto. Y si alguno te quiere llevar por fuerza una milla, ve con él dos. Da a quien te pide, y no vuelas la espalda a quien quiera tomar prestado de ti. 

Comentario: 

El espíritu de venganza fue lo que llevó a Jesús a la cruz. Porque Lucifer, que había sido vencido y arrojado del Cielo por San Miguel Arcángel, ardía en deseos de vengarse de Dios, y por eso sedujo e la primera pareja Adán y Eva y así se adueño de la humanidad entera, para vengarse en ella de Dios por los siglos de los siglos, atormentando a los hombres en su Infierno. Y entonces la Santísima Trinidad, no quiso que esto quedara así y envió a su Verbo para redimirnos, Jesucristo, quien padeciendo infinitamente nos rescató de las manos del Maligno. Que esto nos sirva también a nosotros para no ser vengativos, porque la venganza viene de Satanás. Aprendamos a perdonar de corazón, como perdonaron todos los santos y mártires, y como perdonó Jesús en la cruz, y María al pie de ella.

Si desea recibir el Evangelio explicado periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ