Máxima del Evangelio: No piensen que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. (Mt 5, 17)