Máxima del Evangelio: Entonces se acercan los discípulos y le dicen: “¿Sabes que los fariseos se han escandalizado al oír tu palabra?”. Él les respondió: “Toda planta que no haya plantado mi Padre celestial será arrancada de raíz. Déjenlos: son ciegos y guías de ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en el hoyo.” (Mt 15, 12-14).