(Sección especialmente dedicada a los Caballeros de la Purísima)

Actualizado el martes 15/NOV/22

Mensaje a los Caballeros de la Purísima

Pensar en nuestra Amada. 

No hay cosa que aliente más a un hombre que el pensar en su amada. Este pensamiento le hace emprender grandes acciones y heroicas misiones. Pues bien, nosotros, que somos los Caballeros de la Purísima, debemos pensar más en nuestra Amada, la Santísima Virgen María, porque pensando en Ella es como nos vendrán ganas y deseos de hacer grandes cosas por su honor y gloria, y por ende, por la gloria y honor del Altísimo y la salvación de las almas.

El amor siempre es el motor de las grandes misiones y obras magnánimas, por eso el amor a nuestra Reina, el pensar en Ella todo el día, nos mantendrá tenso el espíritu hacia la perfección y nos dará fuerzas para emprender grandes empresas por su amor.

Si no nos enamoramos de María, entonces andaremos tibios y pusilánimes, sin empuje apostólico y tarde o temprano terminaremos por enfriarnos del todo y tal vez hasta caeremos en el pecado grave.

Reavivemos nuestro amor a María, y pongamos en Ella nuestro pensamiento, porque no hay nada más agradable al hombre enamorado, que pensar en su amada.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser Caballero de la Purísima y recibir estos mensajes por email, suscríbase haciendo CLIC AQUÍ