Actualizado el jueves 7/MAR/19

Mensaje de conversión

No retroceder. 

6-8-84                                                                                                           235 

No volváis al camino de donde os he sacado, seguid al Señor.

Hijos míos: No os engaña cuando os asegura Vida Nueva, escuchadlo porque de vuestra vida se trata y de vosotros tendrá clemencia.

El Todopoderoso es el que juzga, debéis estar convencidos de eso, meditad vuestro proceder, sed sinceros y limpios con El.

Gloria al Señor.

(Mensaje de María del Rosario de San Nicolás)

Comentario: 

Si ya estamos en el buen camino, no debemos retroceder, porque si lo hacemos nuestro estado sería mucho peor que el anterior, porque estará agravado por el conocimiento que ahora tenemos de la verdad, y que cambiamos por un puñado de barro.

Si todavía no vamos por el camino correcto, es tiempo de ponernos a meditar y hacer el firme propósito de comenzar a caminar por la senda que lleva a la Vida eterna, es decir, por el cumplimiento de los Diez Mandamientos.

Levantémonos de nuestros pecados por medio de una sincera y completa confesión con un sacerdote, y dispongámonos a la lucha, ya que el demonio no querrá perder tan fácilmente su presa, y nos pondrá multitud de obstáculos, pero el Señor vendrá en nuestro auxilio y saldremos vencedores de todo, si tenemos buena voluntad y si perseveramos en la oración.

No dejemos pasar el tiempo inútilmente, no dejemos que por la herida siga saliendo el pus, diciendo que mañana la cerraremos. ¡No! Hay que actuar hoy. Hoy hay que curar la herida infectada, porque mañana puede ser demasiado tarde.

La Virgen nos llama amorosamente a la conversión, de nosotros depende que la hagamos a la brevedad o la pospongamos indefinidamente, con el gran peligro de que nunca la podamos llevar a cabo y terminemos en el Infierno.

Pensemos estas cosas y pongamos manos a la obra ya.

Si desea recibir este Mensaje de conversión en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ