Actualizado el sábado 30/JUL/22

Mensaje de María del Rosario de San Nicolás con comentario

María, Causa de nuestra alegría.

5-12-83                      PM 29 

"Sed vosotros Pueblo, rezad como os mando, anunciad esto para que se haga en vosotros la Divina Voluntad de Dios".

"Temor no tengáis, no tú; sí lo tendrán que tener aquéllos que no oigan el llamado del Señor;... No callaréis por mucho tiempo, tendréis respuesta, nada hace en vano Nuestro Padre; recordad lo que os dije: no lloréis, reíd". "El Señor manda y pide respuesta y en ti la encuentra. Gloria a Dios". 

Leed: Mt. 2, 6; 4, 1-4 

2,6   Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi Pueblo, Israel".

4,1   Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio.

4,2   Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre.

4,3   Y el tentador, acercándose, le dijo: "Si tú eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes".

4,4   Jesús le respondió: "Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios".

Comentario:

No deben tener temor los que escuchan las palabras de la Virgen y las ponen en práctica. Sí deberán tener temor los que la desprecien, pues seguirán en su vida de pecado y no estarán preparados en los momentos decisivos del combate entre la Luz y las tinieblas. También la Virgen dice que recemos, pues en la oración se van aclarando los caminos y se descubre cuál es la voluntad de Dios para cada uno de nosotros, y se obtienen fuerzas para cumplir y seguir esa voluntad divina. María también nos dice que no debemos llorar sino reír, Y es que la Virgen está con nosotros y, como la llama la Iglesia en las Letanías Lauretanas, Ella es “Causa de nuestra Alegría”.

María del Rosario de San Nicolás, ruega por nosotros.

Lea a través de Internet todos los mensajes dados por María del Rosario de San Nicolás - CLIC AQUÍ

 


Si desea recibir estos mensajes de María del Rosario de San Nicolás en su correo electrónico, por favor:
SUSCRÍBASE AQUÍ

 

(Puede descargar el libro con todos los mensajes y el Himno a la Virgen en la sección Descarga de Archivos)

Ver Medalla


Nos dice la Santísima Virgen María del Rosario de San Nicolás en su mensaje Nº 607, del 05/07/1985

Hija: En todas las ciudades, en todos los rincones, deben estar las palabras del Señor dichas a ti.

Nada debe esconderse, digo predicad, entonces predicadlo.

El Señor es la Ley, en el Cielo y en la tierra.

Amén. Amén.

En el Nº 786, del 24/01/1986, dice:

Hija mía: Mis mensajes deben ser leídos despaciosamente, para que puedan ser digeridos como Yo lo deseo.

Quiero que cada hijo, llegue a vivir en gracia de Dios y amándolo como El debe ser amado.

La debilidad del ser humano se agudiza en la medida en que se aleja de Dios; es por eso que en este tiempo, parece que estuviera venciendo el enemigo.

Si mis hijos comprendieran cuanto dice esta Madre, todo cambiaría.

Que entreguen sus cuerpos y sus almas al Señor, teniendo la seguridad que el Señor los salvará.

Amén, amén.

Y en el mensaje Nº 1585, del 26/12/1988, nos dice:

En estos tiempos, en que el veneno del maligno parece contaminarlo todo, el Señor, se manifiesta para que sea posible la salvación de las almas.

Estas palabras pueden llegar a debilitarse si se guardan, si no se extienden; deben ser anunciadas en toda la tierra.

Quiero oración, unión y fuerza en los espíritus, ya que ahí radica la eficacia del mensaje de esta Madre.

Hijos míos: Os invito a ser evangelizadores de vuestros hermanos.

Amén, amén.

Predícalo hija.