Actualizado el sábado 13/OCT/18

Quince minutos con el Ángel Custodio

Plan de Dios. 

Ángel Custodio mío, tú sabes muy bien cuál es el plan que Dios tiene preparado para mí, para que yo lo lleve a cabo. Por eso te pido que me ayudes a cumplirlo hasta en los últimos detalles y así cumpla a la perfección la Voluntad de Dios. No quiero pensar en el futuro, sino que me entrego completamente a ti y me confío a tu cuidado, sabiendo que me guiarás por el camino correcto y me protegerás del Maligno. Ángel de Dios que eres mi Custodio, no permitas que me condene al Infierno eterno, porque son muchos mis enemigos y quieren perderme. Especialmente te ruego que estés en el lecho de mi muerte, a la cabecera de mi cama o donde tenga que morir, para que me des palabras de consuelo y me libres de las últimas astucias de mi adversario y tuyo. Tengo plena confianza en ti, que tienes un gran poder dado por Dios, y que no abandonarás a las fauces salvajes a tu custodiado. Yo soy un miserable pecador, y con mis pecados te debo dar asco. Pero te pido que por amor a Jesús, por amor a María y por amor a todos los miserables del mundo, te compadezcas de mis debilidades y me socorras en todo tiempo, especialmente al fin de mi camino en la tierra. ¡Gracias querido Ángel mío, y perdón por mi pasada indiferencia hacia ti!


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.