Actualizado el lunes 8/AGO/22

Quince minutos con el Espíritu Santo

Nos dice la Reina de la Paz:

Viernes 21 de OCTUBRE de 1983. "Lo más importante es rezar al Espíritu Santo para que descienda sobre vosotros. Cuando uno lo posee, lo tiene todo. Las personas cometen un error al invocar a los santos solamente, cuando piden algo". 

Adviento 1983. "Comenzad invocando al Espíritu Santo cada día. Lo más importante es rezar al Espíritu Santo. Cuando el Espíritu Santo desciende sobre la Tierra, entonces todo se aclara y todo se transforma".

OCTUBRE DE 1984. "Lo más importante en la vida espiritual es el pedir el don del Espíritu Santo. Cuando el Espíritu Santo viene, entonces la paz se establece. Cuando esto ocurre, todo cambia alrededor de vosotros".

Por eso es que hoy quiero pedirte, Espíritu Santo, que desciendas sobre mí y también sobre todo el mundo, para que la paz reine en los corazones de los pueblos y de las familias, y así Satanás sea vencido para siempre.

Espíritu Divino, ten piedad de todos los que nos encontramos en este mundo donde el mal se hace cada vez más tremendo. Solo con tu auxilio podremos salir vencedores; solo con un nuevo descenso tuyo a las almas, en un renovado Pentecostés, se puede llevar a la humanidad a vivir los cielos nuevos y la tierra nueva que Dios ha prometido para los hombres. Porque el Reino de Cristo debe venir a la tierra, y él vendrá como consecuencia de tu venida, Espíritu de Amor, sobre el mundo. Por eso desde ahora te invocamos con toda el alma, para que desciendas lo más pronto posible sobre nosotros y sobre nuestros seres queridos, y así todos comprendamos los tiempos que estamos viviendo y preparemos el ánimo a los grandes combates que se avecinan.

¡Bendito seas por siempre, Espíritu Santo, dulzura de nuestras almas!


Debemos acostumbrarnos a hablar todos los días con el Espíritu Santo, pues Él es el Santificador de nuestras almas. Es por eso que hoy, 5 de junio de 2009, Primer Viernes de Mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con el Divino Espíritu durante quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con el Espíritu Santo y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más al Espíritu de Dios

Ven Espíritu Santo,

ven por medio de la poderosa intercesión

del Corazón Inmaculado de María,

tu amadísima Esposa

Más sobre el Espíritu Santo...

 

Si desea recibir estos textos para hacer los QUINCE MINUTOS CON EL ESPÍRITU SANTO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.