Actualizado el sábado 12/NOV/22

Quince minutos con el Espíritu Santo

Don de Fortaleza. 

Espíritu Santo, hoy quiero pedirte especialmente tu Don de Fortaleza, con el que asistes y confortas a todos los mártires.

Yo tal vez nunca deba dar la vida por Cristo ni tenga que derramar mi sangre por la Fe, pero te ruego que me des el Don sagrado de la Fortaleza para vivir el martirio cotidiano, de todos los días, porque es difícil vivir la vida siendo cristiano, y más cuando uno quiere vivir bien la Fe en medio de un mundo pagano. Por eso te ruego que me alcances este preciado don, para perseverar en tu amor y en el cumplimiento de los Mandamientos.

Y si tuviera que dar mi vida por ti y por el Evangelio, entonces cólmame de Fortaleza para no traicionar, porque como tú bien sabes, soy muy débil para soportar los sufrimientos, y sin tu don, sería capaz de capitular.

Pero sé también muy bien que los mártires no resistieron a los tormentos por su capacidad, sino porque tú les diste la Fortaleza, y así ellos fueron valientes y sufrieron toda clase de torturas porque estaban animados por ti, que no desamparas a tus fieles hijos.

¡Te amo, Espíritu de amor, y te ruego que me des este Don de la Fortaleza, tan necesario en nuestros días, en que el desánimo quiere abatirnos y hacernos retroceder!


Debemos acostumbrarnos a hablar todos los días con el Espíritu Santo, pues Él es el Santificador de nuestras almas. Es por eso que hoy, 5 de junio de 2009, Primer Viernes de Mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con el Divino Espíritu durante quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con el Espíritu Santo y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más al Espíritu de Dios

Ven Espíritu Santo,

ven por medio de la poderosa intercesión

del Corazón Inmaculado de María,

tu amadísima Esposa

Más sobre el Espíritu Santo...

 

Si desea recibir estos textos para hacer los QUINCE MINUTOS CON EL ESPÍRITU SANTO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.