Actualizado el viernes 15/JUL/22

Quince minutos con Jesús Misericordioso

Jesús lo puede todo 

Jesús querido, te amo con todo mi corazón. Sé que tú lo puedes todo porque eres Dios, el Dios infinitamente misericordioso que quiere solo el bien para sus criaturas, y especialmente para los que te aman, y yo te amo. Señor, defiéndeme de los enemigos que me cercan y me acechan. Yo quiero confiar cada vez más en ti, porque si tú eres todopoderoso, y me amas, y yo te amo, ¿qué debo temer? ¡Nada! Porque si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? dice la Escritura. Así Señor que quiero confiar ciegamente en ti y abandonarme en tus brazos amorosos, y caminar por la vida tomado de tu mano como un niñito pequeño de la mano de su padre. Jesús, tú lo puedes todo, pero si no rezo, no puedes actuar, porque te ato las manos. Entonces ayúdame a rezar cada vez más, con más insistencia, sabiendo que todas las gracias y dones me vienen a través de la oración frecuente. Jesús, sé que la perseverancia en el bien y en tu gracia es un don que tú concedes por misericordia. Quiero entonces ser muy devoto de tu infinita misericordia para que en el momento de mi muerte yo repose tranquilamente en tus brazos como tú mismo lo has prometido a los que confían en tu misericordia. ¡Te amo, Señor mío!


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de oración personal con Jesús Misericordioso, de ser posible frente a su Imagen.

Es por eso que hoy, sábado 18 de abril de 2009, Víspera de la Fiesta de la Divina Misericordia, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con Nuestro Señor durante esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con Jesús y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más a Jesús Misericordioso!

Jesús, en Vos confío.

 

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON JESÚS MISERICORDIOSO, suscríbase a los Apóstoles de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ