Actualizado el miércoles 24/ENE/24

Verdades olvidadas

El demonio existe. 

Esta es una verdad que se tiene muy poco en cuenta, porque lo que no se ve, a veces nos cuesta creerlo, y como el demonio es un espíritu, y no se ve, nos cuesta creer en su existencia y en su influencia sobre las almas y el mundo.

Pero tenemos que saber que si el demonio no existe, en vano fue la Encarnación del Hijo de Dios, en vano fue la Redención y en vano está la Iglesia y todo es en vano, porque Jesucristo se encarnó justamente para venir a librar a los hombres de la tiranía del diablo, que nos tenía atrapados a todos los hombres, y que Cristo, con su poder, nos rescató de sus maléficas garras.

Ya Pablo VI ha dicho que hay muchas cosas que se verifican en la Iglesia y en el mundo que no se pueden explicar sin la intervención directa del demonio.

Lo que sucede que los demonios usan la táctica de hacernos creer que ellos no existen y así tiene libertad para actuar.

Ellos esconden su maldad a los hombres y solo se muestran como son, cuando creen que ya las almas están en su poder. Por eso a los malvados les ayudan a tener logros humanos y bienes materiales para tenerlos en su poder, hasta que los saben completamente suyos, entonces es ahí donde les muestran toda su maldad y luego en el Infierno volcarán sobre ellos todo su odio.

Los demonios molestan a los que tratan de ser santos. Basta ver las vidas de los santos, cómo los molestaban de todas formas. En cambio a los que viven según el mundo, no los molestan y hasta los ayudan.

Es tiempo de que abramos los ojos y tengamos en cuenta esta realidad, recordando que estos seres espirituales son todo odio hacia nosotros y que quieren nuestra ruina material y espiritual, ahora en el mundo, y también en la eternidad.

Volvamos a utilizar el agua bendita, las medallas y objetos benditos. Recemos la oración de exorcismo al Arcángel San Miguel y, sobre todo, tratemos de no pecar para no caer en sus redes.

Si desea recibir estas "Verdades olvidadas" periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ