PORTADA (Pág. principal)

Clic aquí para ver el Índice

DEVOCIONES

Inmaculado Corazón

Santo Rosario

Sagrado Corazón

Cinco Sábados

Via Crucis

Siete Dolores de María

Divina Misericordia

Santas Llagas

San Miguel Arcángel

Quince Oraciones

Acto de amor

Escapulario

Medalla Milagrosa

Eucaristía

Espíritu Santo

Purgatorio

Tres Avemarías

Hora de la gracia

Oraciones Virgen San Nicolás

Consagración a María

Consagración a Jesús

Llaga del hombro

Divino Niño Jesús

Divina Infantita

Santa Faz de Jesús

Nombre de María

Medalla San Benito

San José

Ofrecimiento de vida

Medalla Virgen San Nicolás

Dos grandes Novenas

Lágrimas de Jesús
y de  María

Nuestra Señora
de la Confianza

Seis Primeros Jueves

Oraciones de Santa Brígida durante 12 años

Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Agua bendita

MEDITACIONES

Una hora con Jesús

La hora del Getsemaní

La hora de la Dolorosa

Una hora de preparación
para la muerte

El Ave María

El Padre nuestro

La santidad

La Fe

Oración y Bondad de Dios

La misericordia

La Gracia

Dios no me escucha

NOVENAS

María del Rosario

Santa Teresita

Santa Maravillas

Difuntos

Divino Niño Jesús

De la gracia

De la Misericordia

PENSAMIENTOS

Santa Madre Maravillas

Santa Margarita Alacoque

San Padre Pío

APOLOGÉTICA

Teoría darviniana

Racionalismo

LIBROS

Fundamentos y Práctica
 de la Vida Mariana

El secreto de María

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María

Carta a los Amigos
de la Cruz

El misterio del más allá

El Gran medio
de la Oración

Mensajes de María del
Rosario de San Nicolás

Obra de María Valtorta

MARÍA SANTÍSIMA

Socios de la Virgen

Reina de la Paz

Virgen de Fátima

Historia de María del
Rosario de San Nicolás

Señora de todos
los Pueblos

Método para
consagrarse a María

Nuestra Señora la que
Desata los Nudos

OTROS TEMAS

Oraciones básicas

Las Indulgencias

Enfermos

Visión del Cielo

Visión del infierno

Amar a Dios

Examen de conciencia

Poder del Nombre de Jesús

La meditación

La oración

Voluntad de Dios

Fidelidad a la gracia

El abandono confiado
a la Divina Providencia

Cenáculo (MSM)

Reflexiones

Galería de imágenes

Mensajes de Dios Padre

Gloria Polo
vuelve de la muerte

Sueño Don Bosco

Los temperamentos

Televisión

Aborto

Homosexuales

Discotecas

Recemos por la Paz

Ángeles

GRUPOS

Apóstoles de la Divina Misericordia

Los últimos

Apóstoles del Rosario

Consagrados a María

Apóstoles del Sagrado
Corazón de Jesús

Apóstoles de la Inmaculada

Amigos del Santísimo
Sacramento

Amigos de las Benditas
Almas

Caballeros de la Purísima

San Miguel Arcángel

Apóstoles de Devociones y Promesas

Apóstoles de la Medalla Milagrosa

Amigos del Divino Niño Jesús

Instrumentos de la Divina Misericordia

Almas Reparadoras

Almas Apostólicas

Apóstoles de los Últimos Tiempos

Jóvenes Héroes

Ciberapóstoles

Apóstoles del folleto

Amigos de la Cruz

VARIOS

Descarga de archivos

Enlaces

Libro de Devociones

SITIOS Y MICROSITIOS:

Acerca del aborto

Almas del Purgatorio

Apostolado Católico

Arcángel San Miguel

Audios Católicos

Ayudas en el Camino

Convertíos

Corazón Inmaculado

Cristiandad Hoy

El Apocalipsis

Familia Católica

Id y Evangelizad

Inmaculada Virgen

La vida tiene sentido

Misericordia de Dios

Obras de misericordia

Portal de Oración

Reino de María

Sacratísimo Corazón

Santísima Eucaristía

Santísimo Rosario

Secreto para ser feliz

Todo tuyo María

INFORMACIÓN:

Suscribirse

Contacto

¿Busca un excelente hosting? Clic aquí

Portada

CÓMO SE HACE UN CENÁCULO

(Movimiento Sacerdotal Mariano)

Descargar en PDF

La Virgen Santísima pide que hagamos cenáculos, ya que, a través del acto de consagración que hacemos al final, entramos en su Corazón Inmaculado, para prepararnos allí a recibir el Espíritu de Amor, el Espíritu Santo.

1) Para eso, iniciar el Cenáculo siempre con la invocación que Ella misma nos enseñó en su mensaje del 7/6/81: "VEN ESPÍRITU SANTO, VEN POR MEDIO DE LA PODEROSA INTERCESIÓN DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, TU AMADÍSIMA ESPOSA" (3 veces).

2) Oración del Santo Rosario, meditando los misterios, delante de una imagen de la Santísima Virgen. Al final, rezar por el Papa y sus intenciones, un Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Los cánticos son libres, pero deben preferirse los marianos.

3) Lectura de uno de los mensajes del libro "A los Sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen". Breve comentario. Pero "no es parte del espíritu de los encuentros pasar el tiempo oyendo sabias conferencias ya que habría el peligro de transformar el Cenáculo en academia y la Fraternidad en polémica" (P. Gobbi).

4) Un poco de catecismo. (Solamente en los Cenáculos familiares).

5) Fraternidad. Para que nos conozcamos, nos ayudemos mutuamente para seguir adelante y nos amemos siempre más.

6) Acto de consagración. Si hubiese celebración de la Santa Misa o Bendición con el Santísimo, la Consagración se hace antes de la Comunión o de la Bendición, ya que María, con la consagración nos toma en sus brazos y nos da a Jesús

7) Acción de Gracias. Después de la Comunión, decir a Jesús lo que la Virgen Santísima nos enseñó: "JESÚS, TÚ ERES NUESTRO AMOR, JESÚS TÚ ERES NUESTRO ÚNICO GRAN AMIGO; JESÚS, NOSOTROS TE AMAMOS; JESÚS, NOSOTROS ESTAMOS APASIONADOS POR TI". Mensaje del 21/8/87.

PROMESAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

"La Santísima Virgen hace las siguientes Promesas a las familias que realizan cenáculos:

1) Ayudará a vivir la santidad del Matrimonio, principalmente a permanecer unidos y a ser fieles, a vivir el carácter sacramental de la unión familiar. Hoy, cuando está aumentando el número de las familias divididas por el divorcio, Nuestra Madre nos quiere ver unidos bajo su manto, siempre en el amor.

2) Nuestra Santísima Madre quiere ayudar a los hijos de estas familias. Actualmente existe para muchos jóvenes el peligro de perder la fe, siguiendo por el camino del mal, del vicio, de la droga. La Madre Santísima ayuda a estos hijos y promete que como madre estará atenta al lado de ellos para hacerlos crecer en el bien y salvarlos.

3) Nuestra Madre dice que estará siempre cerca de todas las necesidades tanto de orden espiritual como material.

4) Durante el período del castigo, Ella protegerá a estas familias abrigándolas bajo su manto. Por eso yo les invito a que multipliquen en todo el mundo estos Cenáculos de oración". (P. Stefano Gobbi)

Milán, 31 de diciembre de 1993

Última noche del año

Grande es mi preocupación

“Hijos predilectos, pasad Conmigo las últimas horas de este año que está para acabar, en la oración y en el recogimiento.

No os dejéis apoderar por la disipación, el ruido y las diversiones, con las que pasan estas horas la mayor parte de mis pobres hijos.

Leed en el silencio los signos de vuestro tiempo y asociaos a mi gran preocupación por lo que os espera.

Grande es mi preocupación, porque esta humanidad, tan enferma, continúa en su obstinado rechazo de Dios y de su Ley de amor.

De tantas maneras y con muchos signos e intervenciones extraordinarias, he intervenido durante este año para invitarla a la conversión y a su retorno al Señor.

Pero no he sido escuchada.

El Nombre del Señor es vilipendiado y su día es cada vez más profanado.

El egoísmo sofoca el corazón de los hombres, que se han vuelto fríos y cerrados por una gran incapacidad de amar.

El valor de la vida es despreciado; aumentan las violencias y homicidios; se recurre a cualquier medio para impedir el nacimiento de nuevas criaturas; se multiplican por doquier los abortos voluntarios, estos terribles delitos que gritan noche y día venganza ante la presencia de vuestro Dios; la impureza se propaga como una marea de fango que todo lo arrolla.

La copa de la divina Justicia está colmada y rebosante.

Yo veo el castigo con el que la misericordia de Dios quiere purificar y salvar esta pobre humanidad pecadora.

¡Qué grandes y numerosos son los sufrimientos que os esperan, mis pobres hijos tan insidiados y engañados por Satanás, el Espíritu de la mentira que os seduce y os arrastra a la muerte!

Grande es mi preocupación, porque mi Iglesia está a merced de las fuerzas del mal que la amenazan e intentan destruirla desde dentro.

La masonería, con su poder diabólico, ha puesto su centro en el corazón mismo de la Iglesia, donde reside el Vicario de mi Hijo Jesús y desde allí difunde su maléfico influjo en todas partes del mundo.

Ahora ella va a ser nuevamente traicionada por los suyos, cruelmente perseguida, y conducida al patíbulo.

Yo veo que la persecución sangrienta está ya a las puertas y cuántos de vosotros seréis dispersados por el impetuoso viento de este huracán espantoso.

Participad en estas horas en esta mi gran preocupación y uníos todos a mi oración de intercesión y de reparación.

Multiplicad por todas partes los Cenáculos de oración, que Yo os he pedido, como lugares seguros, como refugios donde protegeros de la tremenda tormenta que os espera.

En los Cenáculos sentiréis mi extraordinaria presencia.

En los Cenáculos experimentaréis la seguridad y la paz que os da vuestra Madre Celestial.

En los Cenáculos seréis preservados del mal y defendidos de los grandes peligros que os amenazan.

En los Cenáculos seréis formados por Mí en la confianza y en una gran esperanza.

Porque el Cenáculo es el lugar de vuestra salvación que la Madre Celestial ha preparado para vosotros en estos últimos tiempos en los que la gran prueba ya ha llegado para todos.”

CÓMO OBTENER LIBROS PARA LOS CENÁCULOS

En Argentina dirigirse a:

S. E. Monseñor Rubén H. Di Monte.

Sr. Federico Ferreira Achával.
Quintana 308 - Código Postal 1014 - Buenos Aires - Argentina. Tel.: +54 (011) 4812 1815

MUY IMPORTANTE

Leer la introducción escrita por el Padre Stefano Gobbi, del libro "A los Sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen", sobre la difusión y espiritualidad del MSM; con consejos muy útiles e importantes de cómo se debe leer el libro.

CÓMO INSCRIBIRSE

Para inscribirse en el Movimiento Sacerdotal Mariano, dirigirse al Responsable Nacional en cada país.

ACTO DE CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Para los Sacerdotes que se adhieren al Movimiento Sacerdotal Mariano

Virgen de Fátima, Madre de Misericordia, Reina del Cielo y de la Tierra, refugio de los pecadores, nosotros del Movimiento Sacerdotal Mariano, llamados a formar el escuadrón de tus sacerdotes, hoy nos consagramos de un modo especialísimo a tu Corazón Inmaculado.

Con este acto de consagración queremos vivir contigo y por medio de Ti todos los compromisos asumidos con nuestra consagración bautismal y sacerdotal; nos comprometemos además a realizar en nosotros aquella conversión interior que nos libre de todo apego humano a nosotros mismos, a la honra, a las comodidades, a los compromisos fáciles con el mundo, para estar, como Tú, sólo disponibles para hacer siempre la voluntad del Señor.

Y mientras queremos confiarte, oh Madre dulcísima y misericordiosa, nuestro sacerdocio, para que Tú dispongas de él para tus designios de salvación en esta hora decisiva que pesa sobre el mundo, nos comprometemos a vivirlo según tus deseos; en particular, a un renovado espíritu de oración y de penitencia, a la celebración fervorosa de la Sagrada Eucaristía y de la Liturgia de las Horas, el rezo cotidiano del Santo Rosario, el ofrecimiento de la Santa Misa a Ti el primer Sábado de cada mes y un modo de vida austero y religioso, que sea un buen ejemplo para todos.

Te prometemos además la máxima fidelidad al Evangelio del cual seremos siempre anunciadores íntegros y valientes hasta derramar nuestra sangre, si fuese necesario, y fidelidad a la Iglesia, para cuyo servicio hemos sido consagrados.

Sobre todo queremos estar unidos al Santo Padre y a la Jerarquía con la firme adhesión a todas sus directivas, para oponer así una barrera al proceso de oposición al Magisterio que amenaza los fundamentos mismos de la Iglesia.

Bajo tu maternal protección queremos ser también los apóstoles de esta -hoy tan necesaria- unidad de oración y de amor al Papa sobre el cual invocamos de Ti una especial protección.

Finalmente te prometemos llevar a los fieles que nos han sido encomendados a nuestro ministerio, a una renovada devoción hacia Ti.

Conscientes de que el ateísmo ha hecho naufragar en la fe a un gran número de fieles; de que la desacralización ha entrado en el Templo Santo de Dios sin ni siquiera preservar a muchos sacerdotes hermanos nuestros; de que el mal y el pecado se propagan cada vez más en el mundo, nos atrevemos a levantar, confiados, los ojos a Ti, Madre de Jesús y Madre nuestra misericordiosa y poderosa, y también hoy, invocar y esperar de Ti la salvación para todos tus hijos, ¡Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

ACTO DE CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Para los religiosos y laicos que se adhieren al Movimiento Mariano

Virgen de Fátima, Madre de Misericordia, Reina del Cielo y de la Tierra, refugio de los pecadores, nosotros, adhiriéndonos al Movimiento Mariano, nos consagramos de un modo especialísimo a Tu Corazón Inmaculado.

Con este acto de consagración queremos vivir Contigo y por medio de Ti, todos los compromisos asumidos con nuestra consagración bautismal; nos comprometemos a realizar en nosotros aquella conversión interior, tan requerida por el Evangelio, que nos libre de todo apego a nosotros mismos y a los fáciles compromisos con el mundo, para estar, como Tú,  sólo disponibles para hacer siempre la Voluntad del Padre.

Y mientras queremos confiarte, Madre dulcísima y misericordiosa, nuestra existencia y vocación cristiana, para que Tú dispongas de ellas para Tus designios de salvación en esta hora decisiva que pesa sobre el mundo, nos comprometemos a vivirla según Tus deseos, en particular por lo que se refiere a un renovado espíritu de oración y de penitencia, a la participación fervorosa en la celebración de la Eucaristía y al apostolado, al rezo diario del Santo Rosario y a un austero modo de vida, conforme al Evangelio, que sea un buen ejemplo para todos en la observancia de la Ley de Dios, en el ejercicio de las virtudes cristianas, especialmente de la pureza.

Te prometemos también estar unidos al Santo Padre, a la Jerarquía y a nuestros Sacerdotes, para oponer así una barrera al proceso de contestación al Magisterio, que amenaza los fundamentos mismos de la Iglesia.

Bajo Tu protección queremos también ser los apóstoles de esta hoy tan necesaria unidad de oración y de amor al Papa sobre el cual invocamos de Ti una especial protección.

Finalmente, te prometemos llevar a las almas con las cuales entremos en contacto, en cuanto nos sea posible, a una renovada devoción hacia Ti.

Conscientes de que el ateísmo ha hecho naufragar en la fe a un gran número de fieles, de que la desacralización ha entrado en el Templo Santo de Dios, de que el mal y el pecado se propagan cada vez más en el mundo, nos atrevemos a levantar, confiados, los ojos a Ti, Madre de Jesús y Madre nuestra misericordiosa y poderosa, y también hoy, invocar y esperar de Ti la salvación para todos tus hijos. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María! 


QUÉ ES EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO

SU ORIGEN Y DIFUSIÓN

El Movimiento Sacerdotal Mariano está íntimamente conectado con Fátima y su mensaje.

El 8 de Mayo de 1972, el Rdo. P. Stéfano Gobbi, un sacerdote italiano de Milán, mientras estaba orando en la Capilla de las Apariciones de Fátima, sintió un llamamiento interior para comenzar EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO.

Él había estado orando por algunos sacerdotes que además de haber desistido de su propia vocación, estaban intentando organizarse contra la autoridad de la Iglesia.

El MSM reunirá alrededor del Papa a sacerdotes dispuestos a aceptar la invitación de María y formar así una poderosa legión con fuerza que mana del silencio, de la oración, del sufrimiento y de la constante fidelidad a los deberes de cada uno.

Reafirmado por una señal inequívoca de que eso era voluntad de Dios y con la aprobación de su director espiritual, el P. Gobbi y otros dos sacerdotes lanzaron el Movimiento en Octubre 13 de 1972. Fue exactamente 55 años después del estupendo milagro del sol en Fátima que destacó la importancia y urgencia del Mensaje que Nuestra Señora había traído a la tierra.

El movimiento después de vencer los obstáculos iniciales se extendió con prontitud por todo el mundo en forma silenciosa pero irresistible. Se han inscripto ya más de 100.000 sacerdotes, incluyendo Cardenales y Obispos.

SU PROPÓSITO

El MSM es un regalo de María a la Iglesia en nuestros tiempos, para confortarla en su gran dolor y ayudar a sus hijos a vivir con confianza y filial esperanza los momentos dolorosos de su purificación.

La humanidad habiendo casi triunfado en construir una civilización puramente humana sin Dios, obstinadamente cerrada a toda influencia divina, se precipita a su propia ruina, con peligro de destruirse con sus propias manos.

De ahí, que con maternal solicitud, Nuestra Señora interviene, ofrece a sus hijos el refugio seguro de su Inmaculado Corazón y llama a todos los sacerdotes, sus amados hijos, a juntarse alrededor de Ella para la defensa de la Iglesia y la salvación de la humanidad.

Con aquellos que responden "sí" Ella forma una pequeña cohorte, el MSM, "para el gran triunfo de Dios y para la definitiva derrota de Satanás". (7/06/1975). "Pronto la victoria resplandecerá en todas partes. Por medio del triunfo de mi Corazón Inmaculado, vendrá a vosotros el reino glorioso de Jesús, que en su Espíritu de Amor, conducirá toda la creación a la glorificación del Padre; finalmente será renovada la faz de la tierra". (20/06/1983).

"Pero tengo la necesidad", dice Ella, "de sacerdotes humildes y valientes: prontos a dejarse escarnecer, prontos a dejarse pisotear por Mí.

Será con esos Sacerdotes humildes, escarnecidos y despreciados que Yo formaré el escuadrón que me permitirá llevar a Jesús un innumerable número de hijos, purificados ya por grandes tribulaciones (...)". (1/08/1973).

Nota: Las fechas están tomadas del libro "A los Sacerdotes, hijos predilectos de la Santísima Virgen"

ORGANIZACIÓN

UN MOVIMIENTO

- El MSM es "un movimiento de espiritualidad"; no es una asociación organizada con presidentes, secretarios, reuniones, cuotas, etc. No obstante hay Sacerdotes Encargados a niveles nacionales, regionales y locales para servir como centro de unidad, animación e información.

- El Rdo. P. Stéfano Gobbi es reconocido como el instrumento y centro espiritual de unidad escogido por Nuestra Señora.

- Sólo María es su líder: "El MSM debe ser sólo OBRA MÍA... Yo misma seré la conductora..." (16/07/1973). Y otra vez, "Esta obra es exclusivamente mía y nadie la tocará, porque soy celosa de ella con el mismo celo de Dios. Esta OBRA es querida por Mí para el gran triunfo de Dios y para la definitiva derrota de Satanás". (7/06/1975).

MIEMBROS

- Sacerdotes, bien sean diocesanos, religiosos o de Institutos Seculares clericales, son los primeros miembros. El movimiento es de ellos.

- Religiosas/os, miembros de Institutos Seculares y laicos en general, pueden solicitar inscripción como "Miembros Asociados" especialmente si están dispuestos a ser promotores; pero no hay inscripción masiva. Generalmente es suficiente para ellos llevar a cabo las peticiones de Nuestra Señora detalladas en su mensaje del 1/11/1973:

* Consagración a su Inmaculado Corazón.

* Fidelidad al Papa y a la Iglesia a él unida.

* Observancia de los Mandamientos de Dios y práctica de cuanto Jesús ha enseñado.

SUS CARACTERÍSTICAS ESENCIALES

- Consagración de todo nuestro ser al Inmaculado Corazón de María y un total ofrecimiento del propio sacerdocio al Inmaculado Corazón, vivido en una humildad y sencilla entrega ("como niños" Mc. 10, 15), de manera que Ella pueda vivir verdaderamente en sus sacerdotes y manifestarse a Sí misma a través de ellos.

"Quiero amar con vuestro corazón", dijo Ella a sus sacerdotes, "mirar con vuestros ojos, consolar y animar con vuestros labios, ayudar con vuestras manos, caminar con vuestros pies, seguir vuestras huellas ensangrentadas y sufrir con vuestro cuerpo crucificado". (1/07/1981).

- Fidelidad al Papa y a la Iglesia unida con él.

La fidelidad al Papa, siempre necesaria lo es hoy doblemente como consecuencia "del humo de Satanás" y "el proceso de demolición" del cual Pablo VI afirmó que estaba minando la Iglesia.

Por consiguiente, María quiere que sus sacerdotes "sean los amigos, los consoladores, los defensores del Papa". (30/10/1973).

La fidelidad al Papa debe ser manifestada "con total obediencia a sus mandatos, previendo y secundando sus deseos, propagando sus enseñanzas, defendiéndolo de todo ataque, prontos a combatir hasta el derramamiento de la sangre para estar siempre unidos a él y ser fieles al Evangelio". (1/11/1973).

- Guiar a los fieles a la consagración de ellos mismos al Inmaculado Corazón de María, porque es con ellos reunidos junto con los sacerdotes, que Ella desea formar su legión invencible.

OTROS REQUISITOS IMPORTANTES

- Oración: Un profundo espíritu de oración, manifestado por la ferviente celebración de la Eucaristía, la atenta recitación de la Oración oficial de la Iglesia, y por una continua e íntima comunión con Dios.

"Para vencer en la batalla que se aproxima os quiero dar un arma: la oración. Olvidaos de otra cosa y acostumbraos a utilizar sólo esta arma. Los tiempos decisivos han llegado y no hay más tiempo para ciertas cosas vanas y superfluas. No hay más tiempo para inútiles discusiones, no hay más tiempo para charlas y proyectos: ¡éste es sólo tiempo de oración!" (19/12/1973).

Y otra vez: "Mis Sacerdotes deben estar en todo momento en esta actitud sacerdotal: orando en mi Corazón, por la salvación del mundo". (28/01/1975).

- El Rosario, la oración de María por excelencia, el arma que Ella le da a sus hijos para pelear las batallas espirituales de hoy.

- Penitencia y Sufrimiento, sin los cuales no puede haber victoria sobre Satanás, ni renovación para la Iglesia y la humanidad.

- Cenáculos, que se forman cuando dos o tres miembros se reúnen:

* Para estar con María, de manera que ella, pueda formarlos.

* Para orar con María, desde su Corazón Inmaculado, de manera que sus oraciones puedan ser eficaces.

* Para amarse unos a otros y vivir en verdadera fraternidad, en la compañía de María, su Madre común. (17/01/1974).

MEDIOS DE CRECIMIENTO

El libro es hoy el regalo esencial de la Madre de Dios. Ella lo eligió como medio de extender su trabajo. Él contiene todo lo que se considera ser los "mensajes" que Ella ha comunicado desde Julio 1973 al P. Stéfano Gobbi, a través de lo que en teología espiritual se llaman "Locuciones Interiores". Por tanto, en opinión del P. Espiritual del P. Gobbi, "no son el fruto de meditaciones personales, ni invención literaria cuestionable".

El libro no es un tratado de teología, sino una exhortación maternal, en lenguaje simple, sencillo. "Ha sido el instrumento para llevar a los corazones y a las almas de tantos hijos predilectos la voz de la Madre Celestial, la manifestación de mi maternal designio, la invitación a recogeros todos en el refugio de mi Corazón Inmaculado". (21/01/1984).

"¿Cómo debe leerse este libro?
Con la sencillez de un niño que escucha a la madre". (21/01/1984).

"Qué digo Yo en este libro mío?
Yo trazo un camino sencillo y bello, pero ¡difícil, muy difícil!, que debéis recorrer, si queréis vivir vuestra consagración.
Les enseño cómo se debe vivir: los formo concretamente para vivir Conmigo". (21/01/1984).

"Leedlo, hijos míos predilectos, meditadlo, vividlo". (28/01/1984).

"...Entonces vuestros corazones arderán en amor, vuestras almas serán iluminadas por mi luz y Yo los transformaré interiormente para conducirlos cada día a hacer lo que agrada al Corazón de Jesús". (21/01/1984).

En síntesis este libro contiene la doctrina de San Luis de Monfort, el Camino de Infancia Espiritual de Santa Teresita de Lisieux y la forma de vivir el Mensaje Evangélico de Fátima.

Este libro se ha traducido a más de veinte idiomas, se han impreso cientos de miles de copias.

(Lea un mensaje de este libro)

Ir arriba 

 

Bookmark and Share

 

 

Pedir oración

Ofrecer Reparación

Libro de Visitas

Suscríbase aquí y reciba mensajes en su correo electrónico

Contacto