PORTADA (Pág. principal)

Clic aquí para ver el Índice

DEVOCIONES

Inmaculado Corazón

Santo Rosario

Sagrado Corazón

Cinco Sábados

Via Crucis

Siete Dolores de María

Divina Misericordia

Santas Llagas

San Miguel Arcángel

Quince Oraciones

Acto de amor

Escapulario

Medalla Milagrosa

Eucaristía

Espíritu Santo

Purgatorio

Tres Avemarías

Hora de la gracia

Oraciones Virgen San Nicolás

Consagración a María

Consagración a Jesús

Llaga del hombro

Divino Niño Jesús

Divina Infantita

Santa Faz de Jesús

Nombre de María

Medalla San Benito

San José

Ofrecimiento de vida

Medalla Virgen San Nicolás

Dos grandes Novenas

Lágrimas de Jesús
y de  María

Nuestra Señora
de la Confianza

Seis Primeros Jueves

Oraciones de Santa Brígida durante 12 años

Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Agua bendita

Libro de Devociones

MEDITACIONES

Una hora con Jesús

La hora del Getsemaní

La hora de la Dolorosa

Una hora de preparación
para la muerte

El Ave María

El Padre nuestro

La santidad

La Fe

Oración y Bondad de Dios

La misericordia

La Gracia

Dios no me escucha

NOVENAS

María del Rosario

Santa Teresita

Santa Maravillas

Difuntos

Divino Niño Jesús

De la gracia

De la Misericordia

PENSAMIENTOS

Santa Madre Maravillas

Santa Margarita Alacoque

San Padre Pío

APOLOGÉTICA

Teoría darviniana

Racionalismo

LIBROS

Fundamentos y Práctica
 de la Vida Mariana

El secreto de María

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María

Carta a los Amigos
de la Cruz

El misterio del más allá

El Gran medio
de la Oración

Mensajes de María del
Rosario de San Nicolás

Obra de María Valtorta

MARÍA SANTÍSIMA

Socios de la Virgen

Reina de la Paz

Virgen de Fátima

Historia de María del
Rosario de San Nicolás

Señora de todos
los Pueblos

Método para
consagrarse a María

Nuestra Señora la que
Desata los Nudos

OTROS TEMAS

Oraciones básicas

Las Indulgencias

Enfermos

Visión del Cielo

Visión del infierno

Amar a Dios

Examen de conciencia

Poder del Nombre de Jesús

La meditación

La oración

Voluntad de Dios

Fidelidad a la gracia

El abandono confiado
a la Divina Providencia

Cenáculo (MSM)

Reflexiones

Galería de imágenes

Mensajes de Dios Padre

Gloria Polo
vuelve de la muerte

Sueño Don Bosco

Los temperamentos

Televisión

Aborto

Homosexuales

Discotecas

Recemos por la Paz

Ángeles

GRUPOS

Apóstoles de la Divina Misericordia

Los últimos

Apóstoles del Rosario

Consagrados a María

Apóstoles del Sagrado
Corazón de Jesús

Apóstoles de la Inmaculada

Amigos del Santísimo
Sacramento

Amigos de las Benditas
Almas

Caballeros de la Purísima

San Miguel Arcángel

Apóstoles de Devociones y Promesas

Apóstoles de la Medalla Milagrosa

Amigos del Divino Niño Jesús

Instrumentos de la Divina Misericordia

Almas Reparadoras

Almas Apostólicas

Apóstoles de los Últimos Tiempos

Jóvenes Héroes

Ciberapóstoles

Apóstoles del folleto

Amigos de la Cruz

VARIOS

Descarga de archivos

Enlaces

SITIOS Y MICROSITIOS:

Acerca del aborto

Almas del Purgatorio

Apostolado Católico

Arcángel San Miguel

Audios Católicos

Ayudas en el Camino

Convertíos

Corazón Inmaculado

Cristiandad Hoy

El Apocalipsis

Familia Católica

Id y Evangelizad

Inmaculada Virgen

La vida tiene sentido

Misericordia de Dios

Obras de misericordia

Portal de Oración

Reino de María

Sacratísimo Corazón

Santísima Eucaristía

Santísimo Rosario

Secreto para ser feliz

Todo tuyo María

INFORMACIÓN:

Suscribirse

Contacto

ORACIONES DADAS POR MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS

Portada

(Puede descargar el libro con todos los mensajes y el Himno a la Virgen en la sección Descarga de Archivos)

Ver Medalla

Están resaltadas en AZUL algunas oraciones que tienen promesas o son especiales para algún propósito.

2-12-83 Corazón de María

Eres tan maravilloso
que jamás hubiera imaginado
conocerlo algún día.
Me haces estremecer de dicha
mi corazón estalla de alegría
con sólo mirar los destellos que despides.
Brillas cual sol en un día pleno
y eres transparente cual gota de rocío
pero el amor que tiene tu Corazón María,
es tan grande, que alcanza y sobra
para el mundo entero.

Yo espero que lo encuentren Madre mía,
que lo vean como yo, sólo un momento
e ilumine la ceguera de los hombres,
que haya paz y amor fraterno,
y se borre para siempre el odio de la tierra
por los siglos de los siglos.
Amén.

12-12-83 Jaculatoria a Dios Padre

“Padre, líbranos de todo mal.

Con tu Santa Sabiduría, Señor,

sálvanos de todo pecado;

en nombre de todos cuantos te queremos, Señor,

llévanos por el camino del bien. Amén”.

La Virgen dice: “El que reza esta oración nueve días seguidos, acompañada con un Rosario, le concederé una gracia especial”.

18-12-83 El Señor es...

“Son muchas las ovejas perdidas del Señor y Él quiere recuperarlas; por eso les dice el Gran Pastor a las que están en su Rebaño, que no salgan de él y no se muevan de su lado”.

“El Señor es Luz en las tinieblas,

es agua en el desierto,

abrigo en la intemperie,

da de comer al hambriento,

quien cree en Él gozará de Vida Eterna. Amén”.

20-12-83 María, nuestra ayuda

Vigilante estás Tú Dulce María,
silenciosa siempre a nuestro lado,
cuidando nuestro camino
y sacando las piedras que hay
a nuestro paso.
Nunca salgas de nuestra vida
Virgen mía,
perdidos estaremos si no tenemos tu guía,
a veces nos desviamos de la ruta que nos trazas,
o desmayamos ante cualquier tropiezo,
pero siempre nos sacas adelante,
con la ayuda de nuestro Padre.
Amén.

3-1-84 Oración para el angustiado.

Siento necesidad de decirle a mi Virgen María:

“Madre mía Celestial

qué me tienes reservado:

no sé si es dolor o alegría;

pero sé que en este día

en que me siento agotada,

solo pienso en tu Hijo

que llevó su cruz a cuestas,

que cargó todo el dolor

sin expresar una queja.

Cuánto sufrió Jesús

por el mundo y sus pecados.

Y también pienso por Ti,

tu dolor no se compara;

nada ni nadie en la tierra

sufrió lo que tú sufriste

y siento que yo, Virgen mía,

tendría que estar llorando

no de pena, sino de alegría,

por la carga que me das.

Madre, perdón por tener

estos malos pensamientos.

Ahora me siento aliviada,

sé que estoy iluminada

y me siento resguardada

con toda tu protección.

Amén”.

Esta oración no es solamente para ti, también es para todo aquel que está angustiado por algún motivo, debéis leerla y os aseguro que se aliviará. Hazla conocer.

7-1-84 María salvadora

Madre que todo lo puedes
siempre observas desde el Cielo
si hay alguien que perdió el camino,
si un hijo tuyo ha olvidado
los mandatos de su Padre.
Tú pones todo el empeño
para que esa alma perdida
encuentre pronto la salida
de ese pozo en que se encuentra.
Halle de nuevo la Luz
que le indica el Padre Eterno
por eso Madre, Tú
constantemente vigilas
los pasos que dan tus hijos
que no se aparten jamás
de su bendita Palabra.
El Señor por tu intermedio
quiere que su Ley cumplan.
Gloria al Altísimo Padre.

2-2-84 Dios es amor 

“Dios es amor, don de vida, misericordia y comprensión total.

Eres Gloria eterna, consuelo de tristeza, liberación del alma.

Señor quiero honrarte, cantar alabanzas a tu Nombre.

Hoy quiero decirte: Aquí me tienes Señor.

Quédate conmigo hoy y por siempre. Amén”.

11-2-84 Bendigo al Señor

Bendigan al Señor Rey del Universo
alaben a Dios Padre nuestro
que todos sepan que es misericordioso
que perdona y ama sobre todas las cosas.
Que su Reinado es eterno
como eterno es su amor por sus hijos.
Él sólo pide fe y vivir en su Palabra,
ofrece a cambio la salvación del alma
y liberación total.
Amén. Amén.

19-2-84 Súplica al Señor

Señor, Tú eres mi fortaleza y mi razón de ser,

escucha mi voz y mi plegaria,

tiende tu mano que yo me aferro para poder vivir.

Yo me refugio en Ti, Señor.

Mi corazón está contigo. Amén

1-3-84 Oh Madre

Oh Madre que con tu misericordia
has penetrado en mi corazón
ten piedad de mí.
Tú que desde lo alto
me has hecho ver la Verdad
y me libraste de caer
en manos enemigas,
eres admirable en tu amor
en tu bondad divina.
Por medio de Ti
recibimos la Gloria del Señor.
Mi boca pronunciará
eternamente Tu Nombre
que quede yo impregnada de Ti.
Madre eres como un manantial
emanando sabiduría
y el camino hacia el Todopoderoso.
Alabada siempre seas.
Amén.

6-3-84 Óyeme Jesús

Señor has tomado mi vida
y en Ti confío, óyeme Jesús
consuela mi corazón
fortalece mi espíritu.
Aparta de mí todo mal pensamiento
condúceme con tu rectitud,
sé que sólo así
recibiré tu bendición en el juicio final.
Amén.

12-3-84 Ilumíname Señor

“Señor, ninguna niebla me cubre ya,

todo se aclara a causa de Ti.

Tú me proteges con tu Amor supremo.

Señor yo te alabo y glorifico.

Has roto mis cadenas.

Mi corazón clama tu Nombre.

Que tu Luz siga iluminando

mis días por siempre Señor.

Amén”.

23-3-84 Con tu poder Dios mío

Con tu poder Dios mío

has cambiado todo mi ser,

desde hoy vives en mí.

Siempre me das consuelo.

Alientas mi vida,

porque sin Ti nada soy.

Deja en mi hacer tu Voluntad Señor.

Amén.

5-4-84 Cristo es amor

Cristo es Amor, Bondad y Luz
es fuente de vida
Cristo es el camino
a la eternidad.
Es el Cordero fiel
que nos lleva hacia el Pastor.
Siempre está a mi lado
Él responde a mi llamado
cuando clamo por su ayuda.
Jesús todo lo puede.
Amén.

11-4-84 Redentor

Madre, por mí murió Jesús
padeciendo los horrores
que la cruz provocó.
Se ofreció en sacrificio
Su Cuerpo y su Sangre dio,
lavó los pecados
por mi salvación.
Medito la muerte de Cristo Jesús
y sé que por Él redimido soy.
Amén.

20-4-84 Tocado del Señor

“Me has tocado mi Señor

con tus manos milagrosas,

e hiciste que mi vida

cambiara por completo.

Quiero entrar en tu morada

estar en tu presencia.

Tú que eres misericordioso

tómame Señor

que contigo quiero estar.

Amén”. 

25-4-84 Alabanza

Virgen María, eres sosiego y ternura
eres la luz y la fe,
rezando tu Santo Rosario,
encuentro consuelo en el dolor.
Perdona mi culpa
si en algo te falto,
pido al Señor vivir para alabarte.
Amén.

1-5-84 Oración para rechazar al Maligno

“A mi derecha y a mi izquierda está mi Señor, no hay un tercer lugar, no lo hay para el enemigo”.

Y os lo aseguro que se retirará de vuestro lado. Amén. Amén.

11-5-84 Das amor

Comienzo a orar y ya me encuentro ante ti Señor porque sé que me escucháis. Con tu Divina Gracia, haces posible que mi vida encuentre la serenidad deseada. Sin tu ayuda nada es posible, sin tu Luz no se puede avanzar; bendito el hombre que te busca y en Ti espera. Oh Señor, porque a tus hijos das Amor a manos llenas. Amén.

20-5-84 Oración para bendecir la mesa

“En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Señor Bendice esta mesa, donde están los alimentos que nos envías este día y que nunca nos falte tu pan. Amén.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.

24-5-84 Oración para los enfermos

“Señor alivia a tus hijos

necesitados de salud

y de tu Amor,

alivia sus almas,

consuélalos Señor.

Perdona sus pecados

y cuando los llames a tu presencia

permite Señor

que entren en tu Reino.

Amén”.

29-5-84 Oración al Espíritu Santo

Espíritu Santo Luz y Poder,
te agradecemos la fuerza que nos das,
para que en ella podamos apoyarnos y caminar.
Tú que ahondas en lo profundo de nuestro ser,
y avivas la llama de nuestra fe,
libéranos de todo lo impuro que podamos albergar,
en nuestro pobre corazón.
Te pedimos que con tu Amor,
nos hagas entrar dignos de entrar
en las puertas del Eterno.
Amén.

9-6-84 Al Espíritu Santo

Espíritu puro

que vienes a derramar tus dones

a este pobre pecador,

prepara mi corazón

y líbrame de

la tentación del mundo,

para poder ser aceptado por Ti.

El temor ya no me alcanza

porque te has acercado a mí.

Camino confiado

hacia tu gloriosa Luz purificadora.

Alabado seas

por los siglos de los siglos.

Amén.

15-6-84 Oración por el hermano

Invocad a Dios y decid:
Dios mío escucha esta plegaria,
Tú que me alivias en mi dolor
hoy te pido por mi hermano.
Dale fuerzas para resistir
los malos momentos que le toca vivir,
sácalo de su desesperanza
condúcelo por tu Divina Senda.
Haz que acepte Tu Voluntad
que no ponga en peligro su vida,
sino que la salve Señor.
Amén.

29-6-84 Oración al Sagrado Corazón

“Sagrado Corazón de Jesús

porque soy débil,

te pido guíes mis pasos,

ampárame y bendíceme.

Bendito seas Señor

porque en tu Corazón

está la salvación.

Obra en mí

según tu Voluntad.

Amén”. 

10-7-84 Oración para los incrédulos

“Dios mío ayúdame

a ver con claridad,

que no quede confundido,

sácame de ese laberinto sin salida,

auxíliame que estoy perdido.

Dame la fe que no tengo

quiero creer en Ti,

no permitas que me hunda

que todo se derrumbe sobre mí,

a Ti prometo Señor

dedicar mis días.

Amén”.

4-8-84 Jaculatoria a la Virgen

“Oh dulcísima Madre,

por todos los sufrimientos que padeciste,

ayúdame a sobrellevar mi cruz”. 

7-8-84 Del Señor

Del Señor obtendréis sus dones
de su espiga la semilla,
su verdad alejará la mentira
y de su fuente beberéis la Vida.
Alabado sea el Señor.

10-8-84 Súplica

“¡Dios mío, convierte mi tristeza en alegría, quita de mí toda pena. Sé que no cumplo, Señor, como debiera, pero sigo tus consejos porque me suenan a Gloria. En mi corazón tengo Tu Nombre y grabado queda. Amén”.

14-8-84 Madre

Orad diciendo:
Madre humilde
Madre dolorida
Madre del Cordero fiel
Madre confiada en Dios
Consuelo de sus hijos
Madre consejera
Estrella guía hacia Dios
Madre de todos los hijos
María manto de amor.

18-8-84 Bendito seas Señor

“Bendito seas Señor de la Luz

porque tu bendición me das,

me acercas tu Espíritu

como también tu misericordia.

Maravilloso es tu Amor,

que engrandece al más pequeño

derribando al más soberbio,

alabada sea tu grandeza.

Amén”.

27-8-84 Con Cristo

“Con Cristo a mi lado

desconozco la debilidad.

Él me sustenta con su Amor

y mis fuerzas se multiplican.

Le doy gracias a Jesús

por haberme despertado, por enseñarme el camino,

el camino hacia la Vida.

Él es toda mi esperanza,

mi confianza, mi alegría.

Cristo ama, Cristo enseña.

Cristo salva, Cristo redime.

Aleluia”

7-9-84 Consagración a la Virgen

“¡Oh Madre! Quiero Consagrarme a Ti.

Virgen María hoy Consagro mi vida a Ti.

Siento necesidad constante de tu presencia en mi vida,

para que me protejas, me guíes y me consueles.

Sé que en Ti mi alma encontrará reposo

y la angustia en mí no entrará,

mi derrota se convertirá en victoria,

mi fatiga en Ti fortaleza es. Amén”.

4-10-84 Bendita seas

Bendita seas Madre mía

esperanza de mi vida,

radiante luz de mis ojos,

redención de mis pecados.

Capullo abierto al amor

de tus hijos hacia el Padre,

desde el Cielo me bendices,

mi corazón te entrego Madre.

10-10-84 Apertura

Renuevo mi espíritu,

abro mi corazón al Señor,

prometo escuchar solamente su voz,

guardar Su Palabra y practicarla. Amén.

25-10-84 Orad al Señor:

Te ruego Señor, pongas tus ojos en todos los hijos,

para que los perfecciones y encuentren en Ti la razón de vivir. Amén. 

1-11-84 Al Sagrado Corazón de Jesús.

Dulcísimo Corazón de Jesús,

te bendigo, te venero y te pido

tengas de mí compasión.

Que jamás me extravíe

del camino del Señor.

Dame fuerzas Sagrado Corazón,

para poder enmendar mis faltas

y merecer la paz del Señor.

Amén.

15-11-84 Busco

Busco tu Gracia sin desmayar,

busco tu Luz porque me puede cambiar,

a tu divino Amor me encomiendo,

qué pobre soy sin Ti, Señor.

Amén. 

25-11-84 Entrega

“Soy un pobre enfermo pecador

y he venido a vuestros pies,

a pedirte que me sanes y redimas.

Toma mi corazón Madre, dame tu Amor”.

Amén.

1-12-84 Decid confiadamente:

Si amo al Señor dichoso seré,

si puro es mi corazón, su Gloria veré.

Alabado sea el Señor.

8-12-84 Súplica a la Madre

“Madre una gracia te pido,

que me sanes en cuerpo y alma,

sé que debo despojarme de mi orgullo,

y de todos mis pecados.

Qué lejos estaba de Ti,

qué negro velo cubría mi alma,

hoy te descubro y quiero vivir,

detiene tu mano, pósala en mi corazón”.

Amén. 

18-12-84 Mi salvación

En Dios pongo mi vida, en Dios mi esperanza,

lo sigo seguro recibiendo su enseñanza.

Sabiendo de sus dones, confiando en su Amor,

en Cristo creo, Él es mi salvación.

Amén.

6-1-85 Orad:

Señor, haz de mí un hijo nuevo,

engrandece mi corazón y llénalo de Amor,

que Tu Bondad de mí se apiade

y llegue a Ti mi oración.

Amén.

13-1-85 Mi compromiso

Desde hoy rechazo lo malo,

desde hoy recibo lo bueno,

no titubearé ante el llamado del Señor

porque Él, me cubrirá de gloria.

Amén. 

23-1-85 Perdón Señor

“Señor, estás tan cerca y no te vemos,

ofreciéndote, y no te recibimos,

sintiendo tu presencia, y te ignoramos,

avergonzados te pedimos perdón.

Amén”.

25-1-85 Dice la Virgen:

Soy aliento de los débiles,

manantial de los sedientos,

abrigo de los pobres,

descanso de los fatigados,

seguridad de los vacilantes,

acallar de los lamentos,

alegría de los corazones,

Arca de todos los pueblos

y unión entre los hijos y Dios.

Amén.

Hija es el Amor por mis hijos expresado así.

21-3-85 Entrega

Su dulce Nombre nos llega,
su Amor nos quiere tocar,
su Corazón nos entrega,
su Paz, quiere ser nuestra paz.
Amén.

10-4-85 María, Madre

Aquí viene, aquí llega
es María, la Madre,
la humilde, la buena,
la que viene cargada de Amor.
La que enjuga cada lágrima de sus hijos
y consuela con su Amor tan Maternal,
la que da felicidad a cada alma,
la ampara y le da su Corazón.
La que tiene en los brazos a su Niño
y nos lleva a los brazos del Señor,
nos quiere hacer dignos del Cielo
abriendo nuestro corazón.
¡Con quién te puedo comparar Madre,
si no tienes ni tendrás comparación!
Al verte, todo se borra, todo se apaga,
porque veo tu Luz y siento tu Amor

14-5-85 Oradle:

Ven Jesús, que estoy arrepentido

de mis faltas y mis pecados,

ven a mí, no te detengas,

que Tú salvarás mi vida.

Amén. 

Que siempre os acompañe esta oración.

24-5-85 Luz, Vida

Cristo Jesús es un canto a la Vida,
Ya que Él es Vida.
Sus pies dejan huellas que a caminar invitan,
Cristo es la completa felicidad,
Luz por siempre es el Señor.
Alabado sea.

5-6-85 Jaculatoria:

Dios mío, sin condiciones me entrego a Ti,
haz de mí según tu Voluntad.
Amén.

10-7-85 Lléname Señor

Fortaléceme Señor

con tu inagotable Amor,

mira mi pobre alma

y de mí ten piedad.

Llena de fe mi corazón,

mi espíritu, todo mi ser,

recíbeme y condúceme.

Bendito seas.

Amén.

12-8-85 Oración para desechar lo malo

Sagrado Corazón de Jesús, purifícame.

Espíritu Santo, vive en mí.

Santísima Trinidad, llega a mí.

Orad de este modo y todo lo malo, huirá de vosotros.

Amén.

27-8-85 Alabanza

Alaben al Señor

que hizo el Cielo y la tierra,

alábenlo todos los hombres.

Bendito el Señor,

bendito su Amor.

¡Gloria, Gloria a Dios!

Amén.

8-9-85 Anhelo

Que los días de mi vida,

los viva alabando a Dios.

Madre, libera mi alma

y reúneme con el Salvador.

Amén.

25-9-85 Creo

Madre, creo en tu Amor, porque es todo en nuestra vida,

Creo en tu humildad, ella nos sacará la soberbia y nos hará humildes.

Creo en tus consejos, que nos hará buenos y generosos.

Creo en tu fidelidad a Dios, porque nos hará fieles a nosotros tus hijos.

Creo en Ti que eres la llave que nos abrirá las puertas del reino del Señor.

Creo en tu refugio, porque en Ti lo encontramos.

Creo en Ti Madre y en tu Manto extendido por el mundo, que va cobijándonos y salvándonos de la muerte.

Amén.

16-10-85 Oración

Oh, Señor, Dios mío

te llamo en mi dolor.

Busca a las almas que me ofenden,

acércate y despiértalas.

Amén.

16-10-85 Alabanza al Señor

Amado por siempre seas,

bendito Tu Nombre Señor,

Tu Corazón nos entregas.

Gloria, Gloria al Señor.

 

Tu camino nos enseñas

nos conduces con Amor,

alabo Señor Tu Nombre.

Gloria, Gloria al Señor.

10-11-85 Amor

¡Oh Jesús, cuánta dulzura hay en tus ojos!

Qué seguridad da Tu Rostro.

Tú que tanto nos amas,

perdona nuestra ceguera

y haz que te amemos cada día más.

Amén.

12-12-85 Amad

Amad el sol cuando nace,
amad la lluvia que moja,
amad los pájaros y las flores.
Amad los campos y las cosechas,
amad la vida y las cosas bellas,
amad al mundo, amad la paz.
Todo fue creado por Dios,
todo os fue dado por Dios.
Amén.

26-12-85 Aquellos que no logran despegarse del materialismo, los que caen en las debilidades humanas, los que son tentados por Satanás deben orar diciendo:

Señor, llévame de Tu Mano

no quiero perder Tu Senda.

Quita el enemigo de mi lado

sólo Tú puedes hacerlo.

Sana mi corazón herido,

para llenarlo con Tu Nombre.

Amén.

Esta oración los hará conmover.

31-12-85 Gracias Señor

Gracias por ser mi guía,

por el aire que respiro

porque puedo ver el día,

por estar viva y sentirte dentro mío.

Por saber que no estoy sola,

por querer a mis hermanos,

por mi familia, mi hogar,

por la Luz que has derramado.

Gracias por las alegrías,

por darme a tu Madre, como Madre,

por la Cruz de cada día,

porque con ella quieres salvarme.

Amén. 

Me dice la Virgen: “Hija, ésta debería ser la oración diaria de todo cristiano”.

27-2-86 Alabanzas al Padre Celestial (para rezar después del Santo Rosario).

Camino de los perdidos

Medicina de los enfermos

Bebida de los sedientos

Riqueza de los humildes

Bendición de sus hijos

Espíritu consolador

Amor de los Amores

Vida de lo Eterno

Padre de la Divina Misericordia 

Se debe decir: Danos la Bendición diaria.

4-3-86 Por María

Dios Padre Todopoderoso

que elegiste a María como Madre de tu Hijo

llega hasta nosotros,

por María, medianera de tu Gracia.

Amén. 

4-5-86 Hija, muchos de mis hijos se sienten solos, Yo les digo:

Soledad es la penumbra,
soledad es dejarse estar,
soledad es la muerte
y no vivir nunca más.
Soledad es abatirse,
es quedarse y no luchar,
es dudar que la vida sigue,
es no amar, es cegarse a la Verdad.
Quien ama a Cristo, quien busca a Cristo,
sentirá que se ha abierto a la verdad.
Gloria a Dios.

2-8-86 Frente al Sagrario

Amor que en su desvelo llama,

Vida que en las almas quiere estar,

presencia viva que a vivir invita,

por los siglos de los siglos.

Amén, Amén. 

10-8-86 Oración (para el día de la consagración)

Dios me conceda la Gracia de vivir para Ti,

de amar a tu Corazón con todo mi ser,

y que seas Tu, Madre mía, la que limpie

mi alma y la purifique.

 

Amadísima Madre, enséñame a amar a Jesús,

hazme digna de Jesús y de Ti, Madre

y que la consagración de este día, me una más

a Ti y a tu Hijo.

Amén.

Oración (Bendición del automóvil)

Quedo en Tus manos, Madre,
guía Tú, no me abandones,
que sean Tus Ojos
los que miren el camino
y haz que llegue feliz a destino.
Amén.
(Rezar 3 Glorias)

13-10-86 Madre de los pueblos

Madre, yo quisiera retenerte,

no soltarme de tu mano,

que me lleves hasta el Cielo,

y quedarme allí a tu lado.

 

Tu fragancia huele a rosas,

tu piel se asemeja al terciopelo,

tus ojos brillan cual luz

que ilumina al mismo Eterno.

 

Tus brazos, sostén de tu Niño

y de todo el universo,

tu manto refugio constante

del hambriento y del sediento.

 

Toda Tú eres ternura,

caricia, paz y sosiego,

eres prudente, eres buena,

eres Madre de los pueblos. 

23-11-86 Anhelo

Señor, ansío encontrarte,

respetar Tu Nombre,

amarte para siempre

y heredar tu Reino.

Amén.

12-12-86 Amar a Dios

¡Cuántas cosas hermosas encierra el amor a Dios!
Amar a Dios es querer al prójimo.
Amar a Dios es ofrecerse a Dios.
Amar a Dios es dar la vida por Dios.
Pensamiento y obra sean de Dios.
Amén, amén.

24-1-87 Soy

Madre Auxiliadora
Madre Misionera
Madre de los Pobres
Madre del Santo Rosario
Alabado sea el Señor.

24-2-87 Entrega

“Entrégate al Señor, alma buena y generosa,

pon en Sus Manos el corazón,

aliento de Vida inundará tu cuerpo,

amor y pureza que emana de Dios”.

11-4-87 Despierta

Despierta hijo de Dios,
no duermas más que aquí está Él,
camina y ve por la Luz,
que hoy está regalando el Señor.

No te niegues a la Vida,
no te apartes de Su lado,
no desprecies Su calor
y te verás por siempre recompensado.
Amén.

25-5-87 Enseguida siento necesidad de escribir:

Madre bendita de Dios,

concede a tus hijos,

la fortaleza y el calor

de tus manos bienhechoras.

 

Danos el Amor que tu Corazón

ansioso quiere darnos,

danos la Luz que del Señor recibes

y la humildad que siempre le entregaste.

 

Eres Esperanza y Bienestar del alma;

Contigo gozaremos de paz

siguiéndote viviremos

amándote llegaremos a Dios.

7-7-87 Siento necesidad de escribir:

Dios me salve,

dándome humildad, perseverancia

y amor a su Sagrado Corazón.

Mi Madre, mi tierna Madre,

será la que  me acerque a El.

Creo en Ella y en su Santo Amor;

su bendición, me hará merecedora

de la bendición del Padre.

Su humildad, me hará humilde

y me llevará hacia su Hijo.

Su Amor, me enseñará a amar

al Santo Espíritu.

Bendita seas María, por guiar mi vida.

Amén.

19-1-88 Tengo una locución interior:

Oh, Madre mía,

hasta tus pies llego,

postrándome con inmenso amor;

ofreciéndote todo mi ser,

consagrándote mi vida toda.

Guárdame en tu Corazón,

Sé Tú, mi Dueña absoluta

y Guardiana de mi vida.

Sé que unida a Tí,

confiando plenamente en Tí,

llegaré hasta el Corazón de Tu Hijo.

Amén. 

Luego la veo y me dice: Pueden repetirla mis consagrados.

10-6-88 Al Corazón de Jesús.

Corazón de Jesús, Llama Ardiente, Llama de Amor.

Corazón de Jesús, Humilde Corazón.

Corazón de Jesús, Amante Corazón.

Corazón de Jesús, Todo Fortaleza.

Corazón de Jesús, Paz del espíritu.

Corazón de Jesús, Esperanza del cristiano.

Corazón de Jesús, Misericordioso Corazón.

15-12-88 Suplicad al Señor, hijos míos:

No pretendo otra cosa

que volver a comenzar,

ten piedad de mí, Señor

y líbrame del mal.

Amén. 

Ir arriba

 

Bookmark and Share

 

 

Pedir oración

Ofrecer Reparación

Libro de Visitas

Suscríbase aquí y reciba mensajes en su correo electrónico

Contacto